Google Chrome también bloquea a Cuba

chrome1.jpgPlantea situarse por encima de las “barreras ideológicas”; no obstante, acata las amplias disposiciones del bloqueo de Estados Unidos sobre la isla

Después de una enorme campaña publicitaria, el gigante Google lanzó al ciberespacio su tan esperado navegador de código abierto, denominado Chrone. De inmediato comenzaron las descargas gratuitas del nuevo servicio y en poco tiempo alcanzó el 2,2 % del total mundial, aún muy distante del amplio dominio ejercido por el Internet Explorer de Microsoft durante décadas (65 %) y del Mozilla Firefox (29 %), el más utilizado de los navegadores de software libre, cuyas recientes actualizaciones han logrado elevar el número de usuarios que deciden dejar a un lado el monopolio de Microsoft.  

El Chrome suscitó muchos titulares y diversos sitios en la red no demoraron en ponderar sus virtudes y también encontraron algunos defectos. Una de sus ventajas más apreciables es su elevada velocidad de carga y su sencilla interfaz. Chrome consume poca memoria y permite abrir más pestañas a la misma vez—detalles muy agradables para los que no contamos con los microprocesadores más modernos. Al igual que otros navegadores, Chrome emplea pestañas; pero a diferencia del Internet Explorer, por ejemplo, el Chrome utiliza en cada pestaña un “proceso independiente”. Esto quiere decir que si fallara una ventana, esta no afectaría a las demás. Sencillamente se cierra y continúa trabajando con las otras. Microsoft de seguro tomó nota. 

Además, una rápida revisión por el Chrome permite apreciar que el trabajo con el historial es mucho más fuerte que el de sus rivales, porque se pueden ejecutar búsquedas no solo en las direcciones visitadas, también en el contenido de las páginas.  

 Un elemento visual novedoso—y que tal vez a simple vista no parece muy útil, aunque lo es—resulta el empleo de colores en la barra de direcciones. En el Chrome esta es conocida como Omnibox y muestra el dominio del sitio en color negro y el resto en gris. Si estuviéramos dentro de una página segura, entonces el http tomaría el color verde.  

Los críticos le señalan que todavía no existen versiones de Chrome para Linux, ni tampoco para Macintosh; aunque Google prometió resolver estas dificultades en un futuro cercano.  

LA DIVERSIFICACIÓN DE GOOGLE 

El navegador de Google confirma que continúa la diversificación de la megaempresa. El infructuoso intento de compra de Yahoo! no los amilanó y el anuncio de la salida al mercado de un sistema operativo para los celulares, llamado Android, debe tener nerviosos en Seattle a los ejecutivos de Microsoft y a su Windows Mobile.  

Google también intenta unirse cada vez más con las agencias publicitarias. No le basta su propio servicio DoubleClick. Esto provocó algunos recelos porque no es un secreto que la compañía evitó el contacto con las agencias desde su creación. En el último año, Google creó un grupo de personas encargadas de persuadir a las publicitarias para que sus clientes compraran anuncios en los sitios de Google y utilizaran sus herramientas de búsqueda. 

Tal vez en el pasado, cuando solo el buscador importaba, la compañía se podía dar el lujo de prescindir de las agencias publicitarias; pero los tiempos han cambiado y Google posee una amplia serie de productos en diversas áreas que necesitan de un mayor apoyo de la publicidad. 

Google introdujo recientemente una herramienta llamada “Ad Planner” que muestra a los compradores de espacios publicitarios en la red aquellos sitios que las audiencias pudieran visitar, basados, según ellos, en criterios demográficos. ¿De dónde obtuvieron esa información? Reaparece, o mejor, se intensifica el debate acerca del uso que realiza Google de la información sobre las búsquedas realizadas por los usuarios.  

“Ad Planner” es apenas un adelanto de un nuevo servicio en el que Google está trabajando: un panel de control de medios de comunicación que ofrecería a los compradores una información más completa sobre los distintos anuncios publicitarios y su rentabilidad.  

EL BLOQUEO 

Google plantea situarse por encima de las “barreras ideológicas”; no obstante, acata las amplias disposiciones del bloqueo de Estados Unidos sobre Cuba. 

El Chrome parece un navegador con características muy interesantes: es gratuito, de código abierto, sencillo; sin embargo, los cubanos tienen prohibida la descarga del Chrome porque este se encuentra, al igual que otros productos de Google, “sujeto a los controles a la exportación de los Estados Unidos” que obliga a los usuarios a “no descargar ni utilizar el software sin todos los permisos requeridos en cualquiera de los destinos proscritos, Cuba, Irán, Corea del Norte, Sudán y Siria, en nombre de cualquier entidad o persona, para cualquier uso proscrito o de ninguna otra forma que contradiga estas regulaciones a la exportación o programas de sanciones”.  

Antes en esta lista también estaba incluido Iraq, pero como esa nación ya no forma parte del “eje del mal”, tantas veces repetido por el presidente norteamericano George W. Bush, entonces se levantó el bloqueo informático sobre el empobrecido país. Contradicciones de la vida: necesitas de una invasión militar para acceder a Google Earth, Google Code o poder comprar el paquete Office de Microsoft. 

A pesar de las cláusulas restrictivas, los programas negados son descargados desde otros sitios o intercambiados, como señala el periodista Amaury del Valle en su artículo “Las dos caras de Google”; aunque realizar las actualizaciones de los softwares se convierte en un problema. En el caso del Chrome, si se consiguiera el instalador, al ejecutarlo el internauta cubano recibiría un mensaje nada alentador: “el acceso a esta aplicación está restringido.” 

Por lo pronto, la dirección http://www.google.com/chrome/ continúa mostrando el cartel que prohíbe su descarga a aquellos que el sistema detecte navegan desde Cuba. El Chrome seguirá creciendo en sus porcentajes de utilización a nivel mundial; pero ningún cubano contribuirá a ello.  

(Fuente: CubAhora)

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: