Tag Archives: Villa Clara

Con un poco de humor sobrevivo

 

ST martirena-declararse-2

 

th     th (1)

9-abril-de-2012-Malditos-recortes

 

th (2)

 

 

Tomado de la página personal de Alfredo Lorenzo Martirena Hernández (www.martirena.com)

Anuncios

Impresionante regreso

images (1) Por Osvaldo Rojas Garay

Tomado de http://www.vanguardia.cu

Quienes aguardaban con ansiedad el retorno de Freddy Asiel Álvarez al campeonato nacional de béis-bol deben haber quedado complacidos. El as del pitcheo naranjado regaló una soberbia actuación en el primer choque del conjunto villaclareño en la serie, al colgarle siete ceros en la pizarra a los elefantes de Cienfuegos, con cinco ponches propinados y un solo boleto. Nadie pudo sacarle la pelota del cuadro y el único hit que toleró salió del bate de Adir Ferrán por tercera en el cierre del cuarto episodio.
Lástima que, al igual que le ocurrió muchas veces a José Ramón Riscart y Eliecer Montes de Oca, el derecho de Sierra Morena fue pobremente respaldado por la ofensiva de sus compañeros. Freddy dejó el partido empatado a cero, cuando entró a lanzar el relevista Yasmany Hernández Rojas, quien no pudo preservar la ventaja de 2-0 que le dio el equipo en el principio del décimo y toleró un vuelacercas de Juan Miguel Soriano por el bosque derecho con dos a bordo, para sepultar a los pentacampeones nacionales y así romper la cadena de cuatro victorias en juegos iniciales que había eslabonado nuestra representación ante los sureños.
Sin embargo, en los dos siguientes compromisos Irving del Río y Alain Sánchez sí recibieron apoyo ofensivo, para que Villa Clara se llevara finalmente el triunfo en la subserie. El primero trabajó durante seis entradas sin permitir carreras, labor que se combinó con un relevo de tres ceros de Yosvany Pérez Torres para abrir la cuenta ganadora de los anaranjados en el certamen, con lechada de 7-0.
Entretanto, el cifuen-tense Alain Sánchez estuvo prácticamente explotado en el capítulo de apertura cuando los cien-fuegueros hicieron 2 carreras, pero luego se recuperó y lanzó hasta el octavo inning, pues en el noveno, con ventaja de 6-2, Moré le entregó la pelota al novato Yanny Delgado, quien se encargó de rematar a los elefantes.
Anoche, Villa Clara debutaba en el «Sandino» frente a los alazanes de Granma, un conjunto al que superan históricamente 128 triunfos a 77, pero que en la campaña de 2011-2012 dejó fuera de los play off a la tropa de Mongo Moré. Desde entonces no han podido vencer a la selección anaranjada, ante la cual llevan seis fracasos sucesivos a partir de la serie 2012-2013.

Humor de Martirena

«LA MÁS AMADA Y ENCANTADORA»

A 201 años de su fundación, la ciudad de Sagua la Grande reúne el privilegio de las primicias, la herencia material de su entorno y la poesía de su paisaje. 

 Por Carlos Alejandro Rodríguez Martínez, estudiante de Periodismo

hotel Sagua En cierta medida el rey Juan Carlos, exmonarca de España, llegó a  la Corona gracias a una joven sagüera: en 1933 Alfonso de Borbón y Battemberg, Príncipe de Asturias y heredero del trono renunció* al reinado español por el amor de Edelmira Sampedro y Robato, de la villa de Sagua la Grande.

En contra de la voluntad de la realeza el primogénito de Alfonso XIII se rindió ante la cubana, prima menor del ensayista Jorge Mañach e hija de una familia plebeya que poseía un palacete ecléctico en la Villa del Undoso.

Entonces la ciudad de Sagua la Grande había lucido su máximo esplendor. Las aguas del río homónimo y las fértiles tierras de la llanura boscosa atrajeron desde la primera mitad del siglo xix a los productores de azúcar del occidente cubano y a otros inversionistas extranjeros que la convirtieron, junto con su puerto Isabela de Sagua, en un notable centro comercial de la Isla.

El asentamiento había nacido oficialmente en la ribera del río cuando don Juan Caballero, veterano de la batalla de Trafalgar en las Guerras Napoleónicas, tuvo el instinto de la fundación. En 1812 la primera iglesia aseguró la congregación de los pobladores en El Embarcadero, más tarde denominada Villa de la Inmaculada Concepción de Sagua la Grande.

 

estacion_saguaSAGUA, LA MÁXIMA

 

El centro histórico de la ciudad que ahora cumple 201 años fue declarado Monumento Nacional en 2011, como reconocimiento a una urbe que aúna como pocos espacios del interior de la Isla, historia, arquitectura y personajes ilustres.

Un breve repaso por los anales de la villa de Sagua la Grande la revela como centro de primicias: «(…) le cabe el honor de ser la única ciudad de Cuba con un alcantarillado construido a mediados del siglo XIX»[1]; fue la primera que fabricó un buque de vapor, cuya botadura aconteció en 1849; y según el poeta y ensayista Cintio Vitier, Sagua tuvo «(…) el primer gran cielo estrellado de nuestra poesía y el primer diálogo del hombre con las estrellas» [2], aparecido en el poema La Ilusión (1853) de Francisco Pobeda y Armenteros.

La tierra sagüera, acaso bendecida por las aguas del río Undoso, también fue pródiga en hijos célebres. A ella pertenecen Wifredo Lam, el más universal de los pintores cubanos; Ramón Solís, el mejor flautista del mundo en su tiempo; y Joaquín Albarrán, uno de los padres de la urología moderna y posible ganador del premio Nobel de Medicina, si no hubiera muerto prematuramente en 1912.

Allí nacieron Jorge Mañach, notable ensayista, autor de Indagación del choteo; Rodrigo Prats, artífice del teatro lírico cubano; el músico Antonio Machín, uno de los más grandes intérpretes de esta Isla; el compositor, director y violinista de fama mundial Enrique González Mántici; el patriota José Luis Robau y el escritor Enrique Labrador Ruiz, reinventor de la narrativa cubana del siglo xx.iglesia parroquial

Por otra parte, invitados a Sagua llegaron la poetisa Gertrudis Goméz de Avellaneda, los escritores Federico García Lorca y Gabriela Mistral; la periodista española Eva Canel; la divina Sarah Bernhardt, una de las mejores actrices de todos los tiempos; y el grabador francés Federico Mialhe, autor de una hermosa litografía del puerto fluvial de Sagua en 1841.

En esa misma década del siglo xix aquella tierra también fue alabada por el poeta romántico Gabriel de la Concepción Valdés, Plácido, a quien se le adjudica en medio de algunas discusiones la autoría del epíteto de Undoso (ondeante) concedido al río Sagua, el más largo de la vertiente norte de Cuba.

Sin acercarnos a agotar la lista extensa de sucesos ni de hijos ilustres de la Villa del Undoso, debemos consignar finalmente que Sagua fue la patria accidental de Peter Henry Emerson, pionero de la fotografía artística mundial; y la última estancia del pintor romántico Juan Jorge Peoli.

 

Río Sagua desde el Puente del Triunfo MGVVIAJE A LA VILLA

 

Hoy apenas se adentra el visitante en la ciudad de Sagua la Grande y percibe el linaje arquitectónico de un imperio caído del siglo xix, aun cuando el tiempo torna en ocasiones decadente el paisaje. La Estación Ferroviaria, piedra estilizada que evoca el dominio español en Cuba; el Royal Bank of Canada; la iglesia parroquial, considerada por el profesor cubano Joaquín Weiss el mejor exponente de los templos neoclásicos del interior de la Isla; el edificio del Casino Español y el Palacio de Arenas Armiñán crean al paso la sensación de andar un tiempo que nos antecede.

Ciertamente, en las calles del centro histórico persiste un ámbito decimonónico: el morador habitual no pasa inadvertido, hay en él un orgullo inmanente por el espacio que habita; el visitante atento podrá reconocer las señas de un tiempo en que Sagua la Grande se constituyó como un gran emporio azucarero, ferroviario y portuario, y ese progreso determinó los cauces de la vida común.

Las casas, palacetes y mansiones sagüeras dan fe de la dedicación de sus pobladores de antaño. Hay en las rejas variadísimas, en los parteluces, en los guardapolvos, en los guardacantones… señales de una prosapia muy particular. Lobos y vampiros abundan entre una fauna mitológica que amenaza desde algunas portadas; otorgan un misterio que toda ciudad, dichosa de poseer, debe conservar.

El tiempo a orillas del Undoso adquiere con las campanadas de la iglesia parroquial un sentido más sonoro que inexorable. Estas campanas que avisan al caminante «suenan hondo como una cuerda de guitarra; atropelladas como en alarma; optimistas o fúnebres; netas a veces, y a veces como si estuvieran gloriosamente rotas», escribió Mañach.

Desde su fundación la villa había atraído a estudiosos y viajeros que la incluyeron en sus libros y memorias: a la ciudad y al paisaje natural dedicaron tiempo de sus jornadas Jacobo de la Pezuela, Samuel Hazard, Charles Berchon, Sherwood Anderson, John Wurdermann, Joaquín Weiss y Esteban Pichardo. Jorge Mañach la rebautizó como Sagua la Máxima, otros la llamaron (la llaman) la Magna. Eva Canel la distinguió como la ciudad más limpia de cuantas había visitado en Cuba.

Del río Undoso, que antaño mereció el elogio de poetas y cronistas, el erudito español Ramón de la Sagra escribiría: «Nada diré de la belleza del río de Sagua, cuyo curso tortuoso parece creado para variar los puntos de vista y multiplicar más y más las agradables sorpresas. [3]»

Ramón Roa, mambí y escritor, afirmó en una carta dirigida a Antonio Miguel Alcover y Beltrán, el historiador y periodista insigne que privilegió a la ciudad con sus crónicas y relatos, que Sagua la Grande era «la más amada y encantadora de las villas, incluyendo sus cayos adyacentes».

 

* La decisión del príncipe resultaría el primero de los hechos que posibilitaron el ascenso de Juan Carlos en 1975.

Agradecemos la colaboración del periodista de Radio Sagua Maykel González Vivero, autor del blog El Nictálope.

[1] Juan de las Cuevas Toraya: Quinientos años de construcciones en Cuba, D. V. Chavín, Servicios Gráficos y Editoriales, Madrid, p.135.

[2] Cintio Vitier: Lo cubano en la poesía, pp. 114-115. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1998,

[3] Ramón de La Sagra: Historia física, económico-política, intelectual y moral de la Isla de Cuba. Relación del último viaje del autor. París, Librería de L. Hachette, 1861.

 

Hotel de Remedios recibe reconocimiento internacional

hotel mascotte_remedios-villa clara

El Hotel Mascotte de la central ciudad de Remedios, en la provincia de Villa Clara -centro de la Isla-, fue galardonado por el portal en Internet Holidaycheck Quality Selection, en reconocimiento a estándares de calidad y servicios.

Omar Milián Torres, Director de la Empresa Hotel Los Caneyes de ese territorio, dijo que el galardón es orgullo para los trabajadores del turismo y especialmente para el colectivo del Mascotte, incorporado a la carpeta de Hoteles Encanto Boutique.

Holidaycheck Quality Selection, junto con el Tripadvisor, es uno de los sitios europeos de viajes más reconocidos y recibe cerca de 25 millones de visitas mensuales, con opiniones favorables sobre diferentes destinos turísticos.

El Mascotte es una edificación colonial que se rescató en la década de los años 90 del pasado siglo, y actualmente se aloja allí también la tripulación de la Línea aérea Cóndor, lo cual es otro aval para seguir conquistando prestigio en el mercado internacional.

(Tomado de Radio Reloj)

 

Obras de Picasso, Pissarro, Warhol en Santa Clara

Obras que integran la exposición colectiva titulada Mi amor al arte, mi amor a Cuba, compuesta por piezas de pintores de reconocimiento mundial, se mostrarán desde el próximo lunes 25 y hasta el 31 de agosto, en la galería del Centro Provincial de las Artes Visuales (CPAV) de Villa Clara, para el disfrute del público amante del arte pictórico.

Obra de Camille Pisarro integra la exposición itinerante por Cuba

Una pieza de Camille Pizarro prestigia la muestra colectiva donada por la Fundación Brownstone.(Fotocopiada del catálogo de la exposición)

La muestra itinerante por todo el país forma parte de una donación del coleccionista norteamericano Gilbert Brownstone —gran amigo de Cuba y distinguido con la Medalla de la Amistad, otorgada por el Consejo de Estado— quien en reiteradas ocasiones ha ofrecido obras de arte de su pertenencia a la Mayor de las Antillas.

«Creo sinceramente que el pueblo de Cuba ha hecho, hace y continuará haciendo mucho por su felicidad. Ojalá que las obras donadas por la Fundación Brownstone contribuyan modestamente a abrir mayores espacios de conocimiento, cultura y libertad», expresó el coleccionista en sus palabras del catálogo.

Según el Msc. Danilo Vega Cabrera, especialista del CPAV, han sido seleccionadas unas 37 obras para la exposición en la provincia, de las más de cien que contempla la colección, para que el público villaclareño pueda apreciar una representatividad de importantes artistas modernos de entre fines del siglo XIX y, sobre todo, la primera mitad del XX.

piezas-picasso

Obras del célebre pintor español Pablo Picasso integran la exposición que llegará a Villa Clara. (Fotocopiada del catálogo)

Obras de pequeño y mediano formato, en su mayoría realizadas en distintas técnicas del grabado por Camille Pissarro, Marcel Duchamp, Pablo Picasso, Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Joan Miró, entre otros, integran la propuesta expositiva.
Auspiciada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP), el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), la Dirección de Cultura en la provincia y el Centro Provincial de Artes Visuales, la inauguración está prevista para el lunes 25, a las 9:00 p.m., con la presencia de Rubén del Valle Lantarón, presidente del CNAP; el señor Gilbert Browstone, personal técnico del MNBA y otros funcionarios y especialistas de la provincia.

El hombre cero

Por Mayli Estévez                 Foto: Carolina Vilches                   Freddy Asiel

Freddy Asiel sube al box como quien bebe un vaso de agua, de una temporada para acá sabe que no tiene nada más que demostrar, o eso pensaba. Lo hecho, hecho está. Maniató la batería ajena cuanto quiso en los play off de la 52 Serie y lo hizo sin golpes en el pecho o demostraciones de alta ralea. El de Sierra Morena no se cree el primer pitcher de Cuba, es más no piensa en eso. El drama de ser el más aplaudido, el más elogiado y así sucesivamente lo trae sin cuidado. Freddy es un tipo apegado a su terruño y sabe que en la vida todo es un ratico, los mismos que hoy lo ven como extraterrestre en la lomita, fueron los que ayer casi lo llevaron al cepo. Nada personal Freddy, así es el camino a la cúspide. De todas, ya llevas un record  de 56 entradas y un tercio sin permitir carreras limpias, y te has vuelto el hombre de los ceros. Y en cuestiones de deudas, si todavía los acreedores de las gradas creen que te falta algo, ya la estás saldando con el Villa Clara, dos salidas, misma cantidad de victorias. La última a ritmo de no hit no run, y por demás a una ofensiva nada pacífica, la talla de un Eriel Sánchez o Frederich Cepeda, hicieron temer en muchas ocasiones se cumpliera la hazaña. Y hay que decirlo así, de seguro tú no pondrás resistencia. Tampoco eres de verbo alegre, si algo te molesta sales «al pan pan y al vino vino», si es asunto de entrevista te escabulles entre las frases típicas y sales del mal rato. Tengo que admitir que te he sufrido, que te he sacado las palabras, como la última ocasión donde recordaste que a un pitcher había que darle tiempo para crecer. Y mírate hoy, empinándote más allá de esa mole de cemento que han pintado de naranja, incluyéndote en libros que quizás nunca vayas a leer y en cifras que tal vez no reconozcas cuando los años te roben la fuerza de tu diestra. No sé lo que han dicho otros, me apena no saber lo que diré yo, por eso antes de que caiga la primera anotación limpia y los reconocibles de siempre vuelvan a ti, con la fusta en la mano y hablen de tu vulnerabilidad, había que regalarte estas letras. Más que ceros, desde finales de mayo pasado lo que andas haciendo es poniendo «punto en boca» como reclamaste aquella vez. Un guiño a tu manera de dejar las cuentas claras. Secado el sudor de la frente, y la prisa de alguna lagrimita inoportuna, baste decir: ¡Salve, Freddy!, los que te vamos a aplaudir te saludan. 

Convocatoria al XIII Salón Internacional de Humor Gráfico 

melaitologo2La publicación humorística Melaíto y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), en Villa Clara, convocan al XIII Salón Internacional de Humorismo Santa Clara´ 2013.  En esta ocasión estará dedicado a  Argentina como país invitado.

Bases: 
Las categorías a concursar serán: humor general y humor erótico. Las dimensiones de las obras pueden llegar hasta 25 x 35 cm como tamaño máximo, en cualquier técnica y soporte, incluidas copias impresas de trabajos digitales. Las obras tridimensionales  no rebasarán los 50 x 50 cm por cualquiera de sus lados.
Cada autor puede enviar un máximo de tres obras por categoría.
Estas deben ser enviadas por correo postal, y se recibirán hasta el 10 de diciembre de 2013 en la siguiente dirección:
Comité Provincial  de la Uneac
Máximo Gómez, no. 107, entre Julio Jover y Martí, Santa Clara, Villa Clara, Cuba. Teléfonos: 202661 y 207080 (ext.: 110 y 114)

El Jurado estará integrado por:
-Pedro J. Méndez Suárez, director de Melaíto, presidente
-Jonh Lent – USA
-Gericles Garcia (Gericles) -Argentina
-Hameed Khan (Ham) – Argentina
-Arístides Esteban Hernández Guerrero (Ares) – Cuba
-Félix Adalberto Linares Díaz (Linares) – Cuba
-Rolando González Reyes (Roland) – Cuba

Se otorgarán los siguientes premios:
Se otorgarán tres premios por cada categoría y las menciones que el jurado estime pertinentes:
Para participantes nacionales:
1r. premio: 2000.00 MN y diploma
2o. premio: 1300.00MN y diploma
3r. premio: 800.00 MN y diploma

Para participantes extranjeros:
Los laureados recibirán como premio una obra de artes plásticas consistente en un lienzo realizado por un reconocido pintor villaclareño, además de un diploma, lo cual se les hará llegar de forma segura.
El jurado estará integrado por prestigiosos caricaturistas, y su dictamen será inapelable. La inauguración de la exposición y entrega de los premios se efectuará el 20 de diciembre en la sede de la Uneac en Villa Clara.
Para aclarar dudas sobre la presente convocatoria, pueden dirigirse a la siguiente dirección electrónica 40melaito@gmail.com

Comité Organizador

Los planteamientos por MARTIRENA

Martirena, dibujante, caricaturista, ilustrador

“El oficio hace bajar la musa”

Por Alina Martínez Triay

martirenaEntrevistarlo no fue fácil, aunque llegamos a Santa Clara dos días antes de la celebración por todo lo alto de un nuevo aniversario de Melaíto, el “dulce” suplemento humorístico del periódico Vanguardia.

Le había tocado la difícil tarea de presidir el jurado del 12 Salón de Humor Gráfico convocado en saludo al cumpleaños 44 de ese chispeante colectivo que no se cansa de hacer reír. Y tenía motivos de sobra para sofocarse, porque fue necesario evaluar las 136 obras participantes de 16 países, en las modalidades de humor general y erótico, y entre ellas seleccionar premios y menciones.

¡Por fin! logramos que Alfredo Martirena hiciera un paréntesis en su atareado tiempo para atendernos. Encontramos en su casa una excepcional tranquilidad para el diálogo, porque los muchos amigos que suelen tomarla por asalto para pasarla bien entre charlas y tragos de ron cuando cada año vienen de sus provincias a sumarse a la festividad, estaban atareados, junto con sus colegas de Melaíto, en la pintura de un mural colectivo de caricaturas dedicadas a la prensa y al venidero Congreso de la UPEC.

¿Cómo surgió en ti la inclinación por el dibujo humorístico?

Fue el resultado de un conjunto de coincidencias. Cuando terminé el grado doce no alcancé carrera y para que no estuviera sin hacer nada hasta el año siguiente en que podía presentarme a examen de ingreso, mi mamá me consiguió un empleo de cuidador de un salón de proyectos de mecánica de la Universidad. Era un trabajo sabroso porque me gustaba dibujar y allí me daban cosas para hacer.

Coincidió que Panchito, vecino mío e integrante del colectivo de Melaíto, realizaba dibujos animados como aficionado para el Cine Club Cubanacán, y mi mamá que siempre estaba “con las antenas puestas” se enteró que él necesitaba un ayudante y nos puso en contacto. Otra coincidencia: Ajubel se trasladó al Dedeté y Panchito me preguntó si yo estaba interesado en probar si daba para humorista, ya que en caso afirmativo, la plaza estaba ahí. Pedro Méndez, el director, me contrató y meses después quedé fijo, eso fue en el año 1984. Soy por tanto un autodidacta.

¿De qué fuentes te nutriste para convertirte primero en un dibujante y después lograr un estilo propio?

En primer lugar de los propios integrantes de Melaíto, que tiene una cantera de dibujantes de lujo, también recibí influencias de los caricaturistas argentinos Quino, Caloi, Fontanarrosa … y de humoristas gráficos españoles. Así fui buscando mi línea y ya en 1986 la tenía definida.

¿Qué tipo de humor prefieres?

Me siento cómodo haciendo el crítico costumbrista y disfruto mucho el humor negro. Está por salir un libro de la Editorial Reina del Mar, de Cienfuegos, titulado Martirena en blanco y negro, con humor de los dos colores. El erótico no es mi fuerte aunque he ganado premios con él. Estoy haciendo además humorismo editorial con temas del ámbito internacional que no pierden vigencia; me refiero a los relacionados con el medio ambiente, el hambre, las guerras, el petróleo, las nuevas tecnologías…

martirena_eternidadAdemás de Melaíto ¿en qué otras publicaciones o espacios expositivos han aparecido tus trabajos?

Hago ilustraciones para el periódico Vanguardia, donde a veces me publican caricaturas en la sección La Opinión Gráfica; envío dos dibujos cada martes a Juventud Rebelde, en Palante tengo una tira titulada Compadres, además de otras obras. Desde el 2003 mis dibujos son seleccionados por el Centro de Información para la Prensa (CIP) para ilustrar el Directorio Nacional de Comunicación. Este año he tenido el honor de recibir la invitación para hacer además la portada del directorio 2013.

Publico regularmente en revistas como El Jueves, Batracio Amarillo, Quevedos y otras de España; en Chocarreros, de México, en El Nuevo Diario, de Nicaragua; en Witty World, de Estados Unidos…

Además del libro que ya mencioné me han editado otros como De oreja a oreja, Humor in Vitro, De vuelta y vuelta y No hay lugar como el hogar, que es una historieta con guión de Roberto Corroto; he ilustrado libros infantiles de España y Suiza y pronto verá la luz uno en Colombia que es un poema, con un carácter interactivo educativo.

He participado en más de 30 exposiciones colectivas y una docena personales. También he obtenido una treintena de reconocimientos internacionales, entre menciones y premios, y una cantidad similar de carácter nacional.

¿Cómo te inspiras? ¿No se te pierde la musa en ocasiones?

El oficio hace que la musa baje, sin embargo yo creo en la inspiración. Cada día uno tiene un momento para alcanzarla, pero también hay que abrirle caminos. Trabajo con música, me pongo los audífonos y comienzo a anotar ideas y no las represento gráficamente, aunque a veces me viene a la mente el dibujo y lo hago pequeño, en un ladito del papel. Después me siento con calma, analizo todas las anotaciones y realizo la obra. No utilizo lápiz, sino dibujo directamente el boceto con bolígrafo, recurro también a la caja de luz que se emplea en los dibujos animados, un truco que me enseñó Lillo cuando empecé. Con el boceto en bolígrafo lo paso en limpio y ya, no tengo necesidad de borrar. Esto da soltura y limpieza, a veces la gente piensa que mis trabajos son fotocopias pero se trata de originales.

Sueles trabajar en tu casa ¿es una ventaja o tiene sus inconvenientes?

Debo aportar a una publicación y tengo un jefe, pero las nuevas tecnologías le permiten al dibujante trabajar desde su casa, la que se convierte entonces en el centro de trabajo y uno mismo casi se vuelve su propio jefe. Mis tres hijos Panchito, Alfredito y Amanda han ido aprendiendo la importancia de lo que hago y mi esposa Niury, que es diseñadora del periódico, coopera conmigo, muchas cosas que hago se las muestro para pedirle su parecer.

¿Y tus hijos no han manifestado interés por dedicarse al dibujo?

Panchito y Alfredito hacen sus pininos pero tal vez al verlo como algo tan común no le dan importancia. Mi hija mayor, Amanda, se acaba de graduar en la Universidad en biología pura, y aunque conservo un dibujo de ella de cuando tenía cuatro años, que está muy bueno, no le dio por dedicarse a eso.

¿Cómo te ha ido con la tropa de Melaíto?

Nuestro colectivo lo integramos Pedro, el director Linares, que lo está sustituyendo durante su enfermedad Roland, Janler, que es colaborador, y yo. Somos como una familia bien llevada que no tenemos prácticamente ni un sí ni un no. Tengo 47 años y empecé en la publicación a los 19, cuando llegué era el más nuevo, este ha sido prácticamente mi único centro de trabajo. Todos ellos y otros que ya no están en la publicación, me han ayudado muchísimo. Cuando miro mis primeros dibujos publicados pienso que Pedro tuvo una gran confianza en mí, en que iba a mejorar y eso para un muchachito que empezaba como yo, me estimuló a seguir adelante.

 

Tomado de  http://www.trabajadores.cu