Tag Archives: Cinco Héroes

Entrevista con Ramón Labañino: “Sigo siendo el mismo soñador”

Ramón Labañino, Elizabeth Palmeiro en la prisión de máxima seguridad de Beaumont, en el año 2003. Foto: Tomada de la página de Elizabeth Palmeiro en Facebook.

Por Cubadebate

 

“Frente a adversarios tan descomunales siempre se debe estar preparado para lo peor, pues así estaremos listos para todas las variantes, es más, para la más complicada de las variantes.” Así expresó Ramón Labañino Salazar quien cumple desde hace 13 años una injusta condena en cárceles norteamericanas por el único delito de proteger a su pueblo de la muerte.

Ramón enfrenta día tras día el dolor de tener que estar alejado de sus seres queridos, de su pueblo y de la tierra que lo vio nacer. Este gigante de aproximadamente 1.90 de estatura es perseverante, confía en la justicia y sigue siendo joven de ideas, de espíritu y es capaz de dar amor hasta en las condiciones más extremas que la vida le ha impuesto.

Desde la prisión de Jesup, Georgia, Estados Unidos, a pesar de las dificultades que presenta con su correspondencia, por medio del limitado sistema de correos electrónicos para prisioneros federales (Corrlinks), que ellos pagan con su trabajo, este sencillo cubano nos acercó a su vida.

¿Cómo recuerdas tu infancia y juventud?

Recuerdo mi infancia y juventud con mucho amor, alegría, ternura. Fui y siempre seré un niño feliz, cuya mayor riqueza es y será siempre el amor que me llegaba de mi familia, mi mamá, de las enseñanzas buenas de excelentes maestros, y de los buenos amigos. Pienso que fue el periodo de mi vida que me hizo poeta, soñador, guerrero y mucho mas tierno. Esa humildad, transparencia, esa nobleza pura y sin maldades, que uno aprende a tan temprana edad, es la herencia mas útil que quiero siempre retener, y entregar a mis hijas.

¿Por qué decidiste estudiar economía?

Tenía muchos sueños al culminar 9no grado. Mi mamá quería que estudiara medicina, o que fuera militar. A ella le encantaban los uniformes en los hombres. Pero mi vocación primera fue por los números, y junto a mis compañeros de esos tiempos es que me decidí por economía, profesión que disfruto mucho. Claro, nunca pude decirle a mi mamá, que desde muy temprana edad yo estaba cumpliendo también sus sueños: «yo era militar del silencio», sin el uniforme cotidiano, de esos que por menesteres de misiones importantes, deben guardar a buen recaudo su identidad para cumplir con las tareas de la patria. Es una deuda que quedé con ella en cumplir, por eso a este detalle, le escribí un poema  llamado “Mi deuda”.

Háblame de un hecho que te haya marcado en tu vida.

El atentado al avión de Barbados, nuestro pueblo llorando de indignación en la plaza de la revolución, y el serial “En silencio ha tenido que ser”, todos en uno, marcaron no sólo mi vida, sino la de muchos cubanos de esa época, y aun en los momentos actuales. Vivo orgulloso de haber tenido el privilegio de servir en bien de evitar tales atrocidades, y darle un poco de seguridad y tranquilidad a nuestros pueblos y tantos seres humanos en el planeta.

¿Qué libro te ha gustado más?

Martí, siempre Martí,  todas y cada una de sus obras. Desde el Ismaelillo, Versos Sencillos, el discurso “Pinos Nuevos”, todo Martí. Siempre tengo conmigo, donde quiera que voy, un Diccionario Martiano excelente, es mi libro de consulta para todo, para escribir, para hacer poesía, para resolver conflictos, para aprender a amar y luchar. Otros muchos me han conmovido, como Cien años de soledad de nuestro Gabriel García Marques, El reino de este mundo del admirado maestro Alejo Carpentier.

¿Qué deporte te gusta más?

Desde pequeño he practicado deportes. El primero de todos fue el boxeo, que por muy breve tiempo aprendí en un gimnasio en la Lisa, donde residía entonces. Después, judo y kárate en la Universidad de la Habana, y en otros salones más inhóspitos e impredecibles. Tengo predilección por las artes marciales. Toda la enseñanza buena que muestra su disciplina, incluso su espiritualidad. También juego mucho ajedrez, el deporte ciencia, que me fascina. Bueno, es adecuado tener un balance entre lo físico y lo mental, así disfruto bien de ambos mundos.

¿Generalmente cómo es un día de Ramón en la prisión?

Mi día en estos lares universales, transcurre entre cartas, lecturas (de libros, informaciones, revistas), respuestas a ellas, tanto en misivas como en e-mail, y en las tardes siempre algún deporte: pesas o constructivos, caminatas, handball. En las noches, más bien lo dedico a oír radio, ver noticias, y a reorganizarme para el día siguiente. Un gran por ciento de todo mi tiempo se va en las peleas legales del caso, como en estos momentos que estamos defendiendo la moción de habeas corpus que los cinco presentamos. Una o dos veces por año, recibo visitas de algún familiar, de amigos buenos. Trato siempre de romper la monotonía irreflexiva que imponen circunstancias tan particulares, por ello, a cada rato, cambio bruscamente de actividades, de horarios, hábitos. Es como refrescarme interna y externamente, es un mecanismo de pelea diaria contra los años y los desgastes normales que imponen los tiempos.

¿Qué diferencias hay del Ramón actual al de hace trece años?

Creo que no he cambiado mucho, sigo siendo el mismo soñador, romántico, guerrero, que aprendí desde niño, quizás incluso, ahora soy mucho más poeta de la vida que antes, pues disfruto en encontrar detalles que embellecen, más de los que afean. Quizás ahora tengo la vista más aguzada ante los embates adversos, en especial en esta contienda legal que libramos contra la injusticia y la maldad, y en el conocimiento de los hombres que, con despego a todo principio, decaen de su escasa estatura. Mi físico tiene en si el peso de algunos años más, pero con el mismo espíritu y aun mayor, que esta causa nuestra nos entrega a todos.

Conozco que a pesar de la distancia has participado activamente en la educación de tus hijas ¿Cómo lo has hecho?

Mis hijas son mi vida, mi esencia, mi virtud, también mi responsabilidad. Trato de usar cada canal y vía de comunicación para estar en el día a día con ellas. Las cartas, los correos,  y las llamadas por teléfono, son cotidianos. Gracias a las excelentes madres que tienen, y que tanto me ayudan a ser el mejor padre posible en esta distancia dura. Quizás peque por exceso de querer conocerlo todo en todo momento, en lo que a ellas se refiere; es mi forma y mi celo por ellas, de decirles que siempre estoy allí con ellas, en lo bueno, y mucho más en lo malo que se les pueda presentar.  No  hay mayor alegría para mí que cuando en sus voces de ángel  escucho “te amo papa” o “te extraño mucho”. Después de ello, la nada…

Tu vida está rodeada de amores ¿Qué ha significado Elizabeth en tu vida?

Mi Ely es mi todo, mi apoyo, mi fuerza, mi energía, mi  inspiración, mi amor y mi amante, mi Penélope soñada, mi amiga y fiel compañera, mi idilio y mi promesa, mi fantasía real, mi dulce quimera. Es mi presencia misma cuando hace falta. Así y por muchas más razones, he aprendido a amarla admirándole, y a admirarla amándole.

¿Cómo ha influido el pensamiento de Fidel en tu personalidad?

Ha influido en todo, pues Fidel es la virtud y la herencia más pura de todos los cubanos dignos de nuestro historia, quien es capaz de resumir en si mismo, desde el pensamiento martiano, de Maceo, de todos nuestros mambíses, hasta el momento actual y creo que hasta el futuro eterno, la valentía, inteligencia y visión histórica de lo mejor de nuestra Cubanía y nuestro socialismo.

Fidel es ejemplo y líder, y sin duda alguna es el compañero fiel que nos acompaña siempre en esta pelea por la verdad de Cuba y la libertad nuestra. ¿Qué momentos de tu vida recuerdas con mayor felicidad?

Los momentos más felices que vivo en estos tiempos de prisión política, son los días en que disfruto de la visita de mis “mujeres del alma” (como yo les digo a mi esposa Ely, mis niñas: Ailí, Laura, Lizbeth, son instantes en que nos olvidamos de todo y tratamos de actuar como si estuviéramos en casa, riendo, analizando, haciendo planes, amando….dicha que es también posible gracias al sacrificio de todo nuestro pueblo y todos los solidarios del mundo, como siempre les explico a nuestras hijas. También disfrutamos mucho las visitas de compañeros y amigos que nos llenan de afectos y cariño. La felicidad realmente es un estado de ánimo intimista, esta dentro de ti mismo, de tus valores como ser humano, de tu alma pura y limpia de mezquindades materiales y humanas. Por eso, aunque parece idílico, el hecho de estar encerrados por defender una causa justa que cuenta con el apoyo de miles de personas en todo el mundo, nos hace sentir, de alguna manera sublime, en un estado de complacencia cercano a la felicidad, ya que esta solo será real y eterna cuando seamos todos, los cinco, total y completamente libres y bajo nuestras palmas reales, con la bandera ondeando a plena asta, y el jolgorio de alegría de nuestro amado pueblo.

¿Cómo vez el Futuro?

El futuro es hermoso. Pienso en una patria nuestra cada vez mas libre, más socialista, más humana. Conquistaremos los mejores baluartes posibles en desarrollo social, en la economía, en nuestro sistema típicamente cubano. La humanidad estará algún día sin guerras ni destrucción.

El futuro de la humanidad será mucho más apacible y humano. Sueño con un mundo donde no exista el capitalismo, donde el hombre es amigo del hombre, sin fronteras, sin dinero, sin avaricias imperiales, sin egoísmos. Jamás habrá guerras, ni niños hambrientos o muriendo por falta de atención médica. Pareciera una utopía pero no lo es, si pensamos y creemos fielmente en el socialismo y el comunismo (como fase superior de la humanidad), entonces te das cuenta que ese mundo es posible, real e imprescindible. Por él es por el que luchamos día a día con todo nuestro denuedo.

Si el mundo te pide un  mensaje ¿Qué dirías?

Para todos los hermanos y hermanas del mundo, va nuestro mensaje de amor y gratitud, por todo lo que entregan día a día por nuestra causa, por Cuba. Vivimos momentos definitivos en nuestro proceso, pero sabemos que con el apoyo y solidaridad de todos, conquistaremos la victoria. Soñamos con el día en que podremos abrazarles a todos ya en plena libertad.

¿Qué significa para ti ser cubano?

Nosotros nos sentimos profundamente orgullosos de nuestro pueblo. Nuestras raíces mambisas, rebeldes, revolucionarias, son una de las joyas sociales más grandes que pueblo alguno pueda tener. Ello unido al carácter cariñoso, afable y amigo, que nos caracteriza.

Gracias al proceso revolucionario que vivimos, a nuestro socialismo, podemos contar con una sociedad culta, con niveles de salud y de educación que son ejemplo para muchos países del mundo, incluido los más desarrollados.
Nuestro pueblo es capaz de entregar lo mejor de si a otros, incluso de aquello que nos falta, hasta la propia vida por ver libres y soberanos a otras naciones. Esa solidaridad humana que hace grandes proezas por el bien de la humanidad.
Con un pueblo como el nuestro toda victoria es posible, por eso es que estamos tan convencidos que nosotros también venceremos.

Por Jorge Enrique Jérez Belisario

Del blog 5 Hombres Dignos

Anuncios

Irwin Corey: El señor de Manhattan que Gerardo quería conocer

Ese "señor, dijo, es una leyenda del humorismo en Estados Unidos y pide limosnas para después comprar medicamentos para los niños de Cuba".

Tras ser "descubierto", Irwin expresó su alegría al recibir la noticia de cómo lo habían buscado por las calles de Nueva York. De recuerdo se le entregó una revista de La Colmenita.

Tomado de www.cubahora.cu

 

Lo buscamos incansablemente una tarde de octubre, en medio del tránsito imposible de la ciudad de Nueva York, pero ya no estaba en el lugar que suele hacer suyo cada día.

Habíamos establecido un compromiso con Gerardo Hernández, quien en la prisión de máxima seguridad de Victorville, California, donde cumple una injusta doble cadena perpetua, leyó en un diario The New York Times la hermosa historia de humanismo y solidaridad que protagoniza “un señor que se para desde hace 17 años en un semáforo de Manhattan”.

Ese “señor, dijo, es una leyenda del humorismo en Estados Unidos y pide limosnas para después comprar medicamentos para los niños de Cuba”.

La noticia en voz de Gerardo la escuchamos gracias a ese fluido intercambio que sostuvo el antiterrorista cubano con los integrantes de la compañía infantil La Colmenita, durante su gira por varias ciudades estadounidenses en octubre pasado.

Precisamente, uno de esos contactos telefónicos se produjo horas antes de la actuación del grupo en el barrio neoyorquino del Bronx. Se realizaba el montaje de los equipos, el ensayo final y se ajustaban los detalles de la función en el teatro del Centro Hostos para la Cultura y las Artes (un lugar que, por cierto, había agotado sus capacidades con varias jornadas de anticipación a la llegada de La Colmenita).

Justo al punto estaban esos menesteres cuando apareció celular en mano Alicia Jrapko, una de las organizadoras del periplo, invitándome a tomar nota del mensaje que Gerardo quería darme.

Irwin Corey

Irwin Corey. (Foto: Fred R. Conrad/The New YorkTimes.)

Así fue como el teléfono de Alicia se puso con micrófono abierto y nos enteramos todos del quién, dónde, cómo y por qué que incentivaron esta crónica.

La propuesta de Gerardo de indagar por “ese viejito de 97 años” se transformó en un plan de búsqueda inmediata, sin calcular distancias en un Nueva York atestado de autos y sin posibilidades de parqueo en buena parte de Manhattan. Incluso Carlos Alberto Cremata, el director de La Colmenita, sugirió la posibilidad de llevarlo a la función de esa noche en el Hostos.

Por eso Sheryl, la amiga que nos acompañaba asumió el reto de tratar de vencer más de 50 cuadras para llevarnos hasta la altura de la 35 Este en menos de una hora y retornar al teatro antes del comienzo de la actuación. Y alcanzamos la meta, pero él ya no estaba por ahí.

La curiosidad se transformó en tristeza, pero el fracaso momentáneo no mató la idea de nuestro trabajo periodístico, porque de alguna manera sabíamos que debía aparecer ese “hombre viejo que aborda a los chóferes en el semáforo de la calle 35 Este de Manhattan, cerca de la Tercera Avenida”, según el reportaje del The New York Times.

UNA LEYENDA DEL HUMOR

El “simpático y desaliñado anciano”, como lo describió el periódico, es Irwin Corey, una leyenda del humor que carga sobre sus hombros una intensa vida que ya alcanzó los 97 años.

Camina auxiliado de un andador, con apariencia de cualquier homeless (sin casa) que sobrevive en la gran ciudad de los rascacielos; sin embargo, no es un mendigo.

Nació el 29 de julio de 1914 en Brooklyn en medio de la mayor pobreza, al punto de que sus padres se vieron obligados a colocarlo a él y a sus cinco hermanos en el Asilo de Huérfanos hebreo de Nueva York, donde permaneció hasta los 13 años de edad.

Tal vez ese origen marcó para siempre su infinito deseo por hacer el bien y alejar la tristeza.

Su carrera comenzó en 1943 en el circuito de Broadway. Desde entonces su nombre se ha ligado al humorismo, la actuación en películas y series de televisión, y además, al activismo político de izquierda.

Conocido como Profesor, se le da el crédito de haber inventado un estilo de comedia improvisada, incluso, el desaparecido comediante y crítico estadounidense Lenny Bruce lo definió como “uno de los humoristas más brillantes de todos los tiempos”.

Irwin Corey ha tenido el privilegio de trabajar junto a Jackie Gleason (1916-1987), una de las estrellas más populares de los primeros años de la televisión y el laureado director, guionista y actor, Woody Allen.

Mientras su impronta quedó en filmes como Stuck on you! (1983), de Michael Herz y Lloyd Kaufman; Car Wash (1976), de Michael Schultz, y How to Commit Marriage (1969) de Norman Panama, entre otros.

En la actualidad no tiene una vida de estrechez económica, pero despojado de toda vanidad y por voluntad propia ha dedicado los últimos 17 años de su existencia a vender periódicos a medio precio, leer a cambio de una propina o pedir limosnas en el semáforo de la calle 35 Este. Una actividad que también le espanta la soledad que le dejó con su muerte Fran, la esposa de siempre.

Lo que recauda (en ocasiones hasta 250 dólares diarios) lo dedica a un noble fin: comprar medicinas para los niños cubanos con lo cual desafía el bloqueo de más de cinco décadas impuesto por el gobierno de su país contra la isla antillana.

Fidel Castro con Irwin Corey

Con Fidel. (Foto: Fred R. Conrad/The New York Times).

De hecho ha viajado a La Habana como portador de esta expresión humanitaria y conserva una foto (publicada en el Times) junto al líder de Revolución cubana en la que se lee, autografiado por el propio Fidel Castro, “con admiración, gratitud y afecto”.

Ahora un amigo, en Nueva York, acaba de encontrar a Corey.

Le contó cómo lo buscamos aquella tarde de octubre. Y confiesa mi amigo que el Profesor tiene la “imagen cándida de un señor viejo ya, que por debajo de su abrigo se le pueden ver unas alas muy grandes”, similar al personaje que suponían un ángel, nacido de la pluma del escritor Gabriel García Márquez.

En fotos, el cumpleaños de Antonio Guerrero en la cárcel

Antonio Guerrero con sus hijos Tony y Gabriel.

El 16 de Octubre Antonio Guerrero, uno de los Cinco Héroes Cubanos presos injustamente en los Estados Unidos, se vio forzado una vez más a celebrar su cumpleaños en una prisión federal donde se encuentra cumpliendo una condena de 21 años y diez meses.

En esta ocasión Antonio tuvo la visita de sus familiares y a pesar de las difíciles condiciones pudo disfrutar con ellos ese día especial. Antonio nos pidió que compartiéramos con amigos de todas partes del mundo un breve mensaje y las fotos de su 53 cumpleaños que como él mismo describe, no necesitan palabras.

Sigue leyendo

Las cartas de un hijo

Por Leslie Díaz Monserrat

Fotos: Carolina Vilches

«Querida Carmen:
Hace apenas unos minutos recibí su carta del mes de abril. Lo primero que saqué del sobre fue la hermosa postal de nuestra bandera y nuestro cielo con sus colores intensos y casi me saca una lágrima (le digo «casi» porque dicen que «los machos no lloramos»).»
Este es solo un fragmento de una de las tantas misivas que atesora Carmen González, quien inunda la mesa de su casa con portafolios llenos de cartas. Con la dulzura que los años confieren a ciertas personas, nos cuenta que desde el 2001 intercambia correspondencia con Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cubanos que cumple injusta cárcel en los Estados Unidos; y ha llegado a estrechar lazos tan íntimos, que ya se tratan como familia.

Carmen exhibe orgullosa una foto que le regalara Gerardo, en la que se ve acompañado por el actor norteamericano Danny Glover.

«Cuando comenzó la lucha de Cuba por la liberación de los Cinco, publicaron en la televisión una lista con las direcciones de los lugares donde estaban recluidos, y les escribí. Primero me llegó una carta de Antonio, y a los pocos días me respondió Gerardo. A partir de ahí, empezamos a intercambiar.»
Enseguida comienza a mostrarme las numerosas fotos de él que mantiene en una de sus mesas de la sala. «Ese Che me lo mandó Gerardo», y continúa contando las historias de cada objeto: «Por ejemplo, esta postal llegó para el cumpleaños de Aldo, mi esposo, porque es increíble cómo él se acuerda de todo, del cumpleaños mío, de la fecha de la fundación de Santa Clara, hasta de mi aniversario de bodas. Esta es la carta más reciente, que me mandó el 7 de septiembre pasado; léela»:
«Me llegó su carta del 19 de mayo con un DDT y un Melaíto ¡Gracias! […] Gracias también por las felicitaciones por mi cumpleaños… y  ¡Felicidades por el aniversario 49 de casados! El año que viene cumplirán medio siglo y este año (nov. 7) Adriana y yo cumpliremos un cuarto de siglo, pero no de casados, que fue en 1988, sino de habernos hecho novios ¡Cómo pasa el tiempo! Yo no tengo nada de italiano, pero Adriana también dice que no soy fácil… Saludos a Aldo »
«En esta carta también les manda saludo a Pedro Méndez y al colectivo de Melaíto, incluso adjunta una foto de Pedro dibujándole una caricatura a Gerardo, que él me envió», asegura Carmen, quien hace lo posible y lo imposible para conseguir las publicaciones humorísticas del país.
«Cuando él me dijo que era caricaturista, yo comencé a mandarle los Melaítos. A veces paso trabajo para conseguirlos, pero hay un hombre por aquí que me los busca todos los meses y se los envío. Yo le dije que si quería comunicarse con los humoristas, pues yo le serviría de puente. Creo que me he convertido en una corresponsal del humor, como siempre me dice Pedro.»
Gracias a Carmen se han estrechado los lazos entre el movimiento del humor villaclareño y el joven cubano preso, y en muchas misivas envía mensajes y saludos a los humoristas del patio. Tal vez esa inclinación artística por hacer reír a los demás lo ha mantenido fuerte en todos estos años de encierro.
«Gerardo es un hombre muy optimista, siempre me trasmite mucha alegría en sus páginas. No habla nunca de desgracias ni de tristezas, solo de sus gestiones con los jueces y la Corte de Apelaciones, pero nunca en una carta han venido sus lamentaciones.»
Carmen conoce de la firmeza de Gerardo en estos años de cárcel, pues él enfrenta la condena más severa de las impuestas a los Cinco, con dos cadenas perpetuas junto a 15 años de prisión.
«A veces me indigna la injusticia que se está cometiendo con él, tan joven y no ha podido tener familia con su mujer. Está viendo cómo se le escapa la juventud en una celda.»
Su relación con Gerardo ha traspasado los marcos de la formalidad para tornarse cálida, íntima, cotidiana. Con una dedicación maternal atesora cada objeto que le recuerda a él y se dedica a escribirle todos los meses.
—¿Y tú sabes por qué? —me comenta Carmen—, porque Gerardo es para mí el hijo que nunca tuve.
¿Tiene el ahelo de algún día verlo personalmente?, le pregunto y su respuesta no se hace esperar: «Sí, siempre guardo esa esperanza».
Mientras tanto, seguirá a la espera del cartero, como la Penélope que añora el regreso de Ulises, con la constancia de las madres que aguardan por noticias de sus hijos.

Antonio Guerrero habla de deporte y los Juegos Panamericanos

En este amanecer, bastante frío en Florence, me llega la agradable noticia de que nuestros deportistas ya han alcanzado 52 medallas de oro en los Juegos Panamericanos y se ubican, con siete medallas más de este tipo que Brasil, en el segundo lugar de esta competencia deportiva, que, como saben, reúne a todos los países de nuestro continente americano y se lleva a cabo en Guadalajara, México.

Queridos amigos:

En este amanecer, bastante frío en Florence, me llega la agradable noticia de que nuestros deportistas ya han alcanzado 52 medallas de oro en los Juegos Panamericanos y se ubican, con siete medallas más de este tipo que Brasil, en el segundo lugar de esta competencia deportiva, que, como saben, reúne a todos los países de nuestro continente americano
y se lleva a cabo en Guadalajara, México.

Los grandes medios de este país, que está ocupando el primer lugar en títulos por un margen amplio, nada dicen de estos juegos.

Amigos solidarios nos han subscrito a varios periódicos y recibo uno de los mas importantes en este país, el The New York Times. Chequeo a diario la sección deportiva y en ella los Panamericanos no existen.

Los canales de televisión hispana en sus comentarios deportivos han silenciado la existencia de esta competencia deportiva, la más importante de nuestra región. Es inconcebible.

He tratado de ver si pasan algo por los canales deportivos y solo, milagrosamente, pude ver el juego de voleibol de nuestras criollitas contra las estadounidenses en la semifinal.

Y no es que no se hable de deportes, es que sólo se habla de los deportes que dejan dinero, los otros son todos secundarios.

Amplia cobertura ha tenido por estos días la mal llamada Serie Mundial de Baseball, que no es otra cosa que la final de la Liga Profesional, la cual terminó ayer. El jugador más relevante del equipo ganador, los Cardenales de San Luis, Albert Pujols, quien ha jugado por 11 años con ese equipo, queda para la próxima temporada como agente libre. No ha decidido qué hacer. Se irá para el equipo que le ofrezca el mejor contrato, es decir, más dinero.

Por supuesto, no falta la constante transmisión de los juegos del futbol americano, casi desconocido fuera de este país. Aquí tienen un torneo mayor y otro de universidades. Las apuestas son millonarias cada fin de semana. Es un habilidoso negocio que incluso funciona en las prisiones.

Hace dos semanas debió comenzar el flamante torneo de la NBA, el baloncesto profesional, que como la pelota compra a precios inimaginables deportistas por el mundo. Pero resulta que los dueños del negocio no se ponen de acuerdo con los baloncestistas en la repartición del dinero. Los que sudan la camiseta en el tabloncillo quieren más de la tajada que deja este otro “negocito”. Constantemente se habla de esta disputa. Es algo como los escándalos de la farándula. Todo indica que es para atraer más publico, es decir, hacer más billetes. Ya llegaran a un acuerdo sobre la millonada.

Doy mis gracias a los amigos que me hacen llegar las noticias de los Juegos Panamericanos.

Cuba continúa siendo un ejemplo. La Revolución sigue demostrando la grandeza de su obra, bajo un bloqueo que se empeña en estrangularla y que es mundialmente repudiado.

Reitero, ¡Venceremos!

Antonio Guerrero Rodriguez
29 de octubre de 2011
FCI Florence

Inauguran en Santa Clara exposición de dibujos de Antonio Guerrero, uno de los Cinco Héroes

Abrió sus puertas a la justicia la galería Pórtico, de la Asociación Hermanos Saíz, en Villa Clara, a través de   la muestra  “Aves por la Unidad”, de Antonio Guerrero, uno de nuestros hermanos encarcelados   injustamente en los Estados Unidos.

Impregnada de altos valores estéticos y latinoamericanistas, la exposición integra 43 piezas representativas de las aves nacionales de América Latina, y fue inaugurada en Santa Clara a propósito del espectáculo Vértigo continuo por la libertad de los Cinco.

Protagonizada por artistas villaclareños, la referida jornada se desarrolló este 20 de octubre, Día de la cultura nacional, en apoyo a la causa de nuestros compatriotas.

Yaisy Ojeda, presidenta de la sección de artes plásticas de la Asociación, afirmó que el espacio creado en Santa Clara a la muestra personal de Antonio Guerrero es una oportunidad para que el pueblo se acerque a la figura de Tony.

Foto de archivo

Mensaje de René González al pueblo de Cuba

René GonzálezPor: Tomado de la edición digital del periódico Granma

 

Estas palabras son para mi pueblo, al que se las debo desde el día en que salí de la cárcel y que no han podido ser enviadas por las circunstancias que rodeaban la necesidad de que tuviéramos un viaje seguro antes de que pudiéramos dirigírselas.

Es difícil, realmente, dirigirse a un pueblo que se quiere tanto y del que uno se siente parte a través de una cámara, pero necesitaba comunicarme con ustedes y decirles cuánta gratitud tenemos por todo lo que han hecho, explicarles que nos hemos sentido muy acompañados por los miles de mensajes, las cartas de los niños, de todos los colectivos de trabajo y de estudio que desde Cuba nos han enviado sus mensajes, el apoyo que nunca nos ha faltado y que nos ha alimentado en estos años de injusticia, que ya son demasiados.

Para mí este momento de felicidad que compartimos es, sencillamente, un paréntesis en una historia de abusos en la que todavía no se ha hecho un ápice de justicia. El hecho de que yo esté ahora fuera de la cárcel solamente significa que se agotó una avenida de abusos al que había sido sometido; pero todavía tenemos cuatro hermanos a los que tenemos que rescatar y que necesitamos que estén junto con nosotros, con sus familiares; que estén entre ustedes dándoles lo mejor de sí y no en esos lugares en que están, donde se levantan, se despiertan cada mañana, van a un comedor en el que no deben comer, andan entre gente que no deben andar, y realmente necesitamos seguir esta lucha para sacarlos a ellos adelante.

Para mí esto es solamente una trinchera, un lugar nuevo en el que voy a seguir luchando para que se haga justicia y los Cinco podamos regresar junto a ustedes.

Quiero mandar un saludo especial a los familiares de los otros cuatro hermanos, que realmente me han conmovido a través de su alegría. Realmente llega profundo cuando uno habla por teléfono con una persona que sabe que tiene a su hijo preso, a su esposo preso y recibe la libertad mía como si fuera la libertad de uno de los suyos. A mí, realmente, eso me conmueve y me compromete, y tenemos que seguir haciendo esta lucha, porque ellos no merecen estar donde están.

A todo mi pueblo, a todos los que en estos años nos han acompañado en todo el mundo, que han sido miles, a través de los cuales hemos podido poco a poco ir rompiendo este bloqueo informativo, ir rompiendo el silencio que las grandes corporaciones de la prensa han hecho sobre el caso, les extiendo, de parte de los Cinco, mi más profundo agradecimiento, mi compromiso de seguirlos representando a ustedes como se lo merecen, que en definitiva es lo que estamos haciendo los Cinco, porque no somos solamente Cinco, somos un pueblo completo que ha resistido durante 50 años, y gracias a eso es que nosotros estamos resistiendo todavía, porque nos inspiramos en ustedes, porque sabemos que los representamos y nunca les vamos a fallar y siempre estaremos a la altura que ustedes se merecen.

Un abrazo para todos.

Les queremos los Cinco desde dondequiera que estemos.

El vuelo de la libertad

René Gonzáles junto a su hija Ivette y su padre Cándido.

Por Xiomara Rodríguez Cruz

 

Las primeras imágenes de René González, tras su salida de la prisión de Marianna, resultaron conmovedoras para los cubanos.


El video del emotivo encuentro con sus hijas, su papá Cándido y su hermano Roberto, las fotos a la salida de la cárcel, emocionaron a quienes vimos al hombre sencillo, alegre, tan cerca de nosotros… tan lejos del  pedestal predeterminado a los héroes… que su voz fue familiar, recordó la de su hermano, y reveló la felicidad del reencuentro con la familia, con la libertad.

“Listo para seguir luchando hasta que me muera”, fueron sus primeras palabras después de abrazar y besar a sus hijas, Ivette e Irmita, las que llevaban todo el brillo de los ojos, reservado para este momento, tras 13 años de ausencia.

“Están lindísimas las dos”, dijo René. ¡Y cómo no decirlo, cuando las ha besado en la frente y abrazado de una manera tan especial, que hemos sentido aquí la calidez y el cariño!

Entonces Ivette volvió a su pecho, como en aquella foto, tomada cuando la pequeña tenía solo unos meses.

Ha pasado el tiempo, el sufrimiento, verla en prisión, encadenado en una silla, o no verla. Cuatro meses y medio tenía la pequeña, cuando el FBI se llevó preso a René.

Pero hoy ha salido de la cárcel, cantando “El Mayor”, de Silvio Rodríguez, y aún no puede ver a su esposa, como  Amalia, según la canción.
Decía Martí, en la Edad de Oro, que Nené Traviesa entraba a la casa en los hombros de su padre, cantando el himno nacional.  Y que él no trabajaba bien, cuando no había visto por la mañana a la hijita…«Cuando su papá venía del trabajo siempre salía ella a recibirlo con los brazos abiertos, como un pajarito que abre las alas para volar y su papá la alzaba del suelo, como quien coge de un rosal una rosa».

Así describía Martí ese amor inconfundible. Y es la sensación que ha vuelto con estas imágenes de la salida de René y el reencuentro con sus hijas, en un vuelo por la libertad que el piloto ha comenzado ya

René salió de la cárcel, pero todavía no está libre

El antiterrorista cubano René González, preso en Estados Unidos hace 13 años, fue liberado hoy de una cárcel de Marianna, Florida, aunque deberá permanecer en ese país bajo el régimen de libertad supervisada por tres años.

González salió de la penitenciaría a las 4:30 de la madrugada de este viernes y a la salida del penal lo esperaban sus dos hijas, Irma e Ivette, su hermano, Roberto, y el padre, Cándido, además de su abogado, Philip Horowitz, reportó Telesur.

El antiterrorista cubano, René González, fue liberado este viernes luego de 13 años de prisión en una correccional ubicada en Marianna, Florida (sureste de Estados Unidos), informó la enviada especial de teleSUR, Aissa García. González ya está reunido con su familia, añadió la reportera.

“El día de hoy René González se ha convertido en el primero de los cinco antiterroristas cubanos presos en cárceles de Estados Unidos en ser liberado, en poner los pies fuera de la cárcel”, reportó la periodista desde el lugar.

El cubano fue liberado a las 04H30 locales (08H00 GMT) de este viernes y se encuentra con su familia, según informó a teleSUR su abogado Phillip Horowitz.
El jurista dijo a la enviada especial que René González se encuentra en buen estado de salud luego de ser examinado tras su salida.

González pese a salir de prisión, no podrá regresar a Cuba debido a una orden judicial que lo obliga a estar tres años más en libertad supervisada.

El cubano está reunido con sus hijas Ivette e Irmita, su padre y su hermano Roberto. Sin embargo, no puede ver a su madre, Irma Sehweret, ni a su esposa, Olga Salanueva debido a que el Gobierno de Estados Unidos no les otorgó la visa para esperar en la salida.

En Cuba la correponsal de teleSUR informó que la tarde de este viernes “todas las religiones se reunirán y harán una proclama del Comité de Solidaridad por caso de 5 héroes”.

“En la proclama que realizarán los credos esta tarde se exigirá además extradición de Posada Carriles” agregó.

René González es uno de “los cinco héroes cubanos” condenados en Estados Unidos por vigilar organizaciones terroristas de origen cubano-americano con sede en Miami.

Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, y Antonio Guerrero son se encuentran aún presos en Estados Unidos, desde el 12 septiembre de 1998.

Su detención ha desencadenado numerosas protestas en diversas partes del mundo donde desde intelectuales, familiares, políticos y otros sectores de la sociedad civil, han exigido su liberación.

(Fuente: Cubadebate.cu)

Escandalosa petición de emergencia contra Gerardo Hernández en EEUU

En ella, la fiscalía reconoció que carecía de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo Hernández Nordelo por el cargo de conspiración para cometer asesinato en primer grado y pidió a última hora retirarla.

Sin embargo, Gerardo fue encontrado culpable y le fue impuesta la irracional sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años por un supuesto crimen que el propio acusador reconoció había fracasado en sostener

Otra escandalosa situación en torno al proceso judicial de los Cinco, argumentada de manera reiterada por Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional, la constituye “la petición de emergencia” presentada ante la Corte de Apelaciones de Atlanta por el gobierno de los Estados Unidos a finales de mayo del 2001, en donde la Fiscalía reconoció que “Estados Unidos presenta esta petición totalmente consciente de los numerosos obstáculos que debe superar”.

Después de comenzada la causa, la Fiscalía presentó como principal cargo contra Gerardo Hernández Nordelo el de “conspiración para cometer asesinato en primer grado” que se transformó en el eje alrededor del cual giró el proceso seguido en Miami contra los Cinco anti-terroristas cubanos, el juicio más prolongado de la historia norteamericana y el más silenciado también.

El 25 de mayo del 2001 la jueza en Miami había terminado sus instrucciones estrictamente ajustadas al Acta acusatoria de la Fiscalía y cinco días después, actuando con asombrosa celeridad, preocupados con la falta de sustentación del caso, los fiscales presentaron ante la Corte de Apelaciones de Atlanta esa inusual y urgente apelación, donde reconocieron que carecían de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo y pidieron retirarla.

El gobierno reconocía dramáticamente su fracaso en demostrar la falaz acusación con estas palabras: “A la luz de las pruebas presentadas en el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo”.

Como ha señalado el compañero Alarcón, la Fiscalía en esa apelación fue más allá: “este caso puede establecer un precedente devastador… el perjuicio para el gobierno será irremediable y el daño duradero” y repitió “impone una barrera insuperable a esta acusación”.

La Corte de Apelaciones de Atlanta no aceptó la petición gubernamental.

Pese a que la Fiscalía reconoció que no poseía pruebas para sostener su acusación contra Gerardo y solicitó retirarla, la jueza en Miami cambió sus instrucciones al jurado y sostuvo la inculpación. El 6 de junio del 2001, Gerardo fue encontrado culpable y le fue impuesta la irracional sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años por un supuesto crimen que el propio acusador reconoció había fracasado en sostener.

¿Cómo explicar lo ocurrido?

Ante todo porque el juicio tuvo lugar en Miami, nido de los grupos terroristas que él combatió heroicamente y donde había sido condenado de antemano en una campaña de odio y calumnias de la prensa local pagada por el gobierno federal, como se supo después.