Category Archives: Literatura

UN JAPONÉS Y UN KENYANO COMO FAVORITOS AL NOBEL DE LITERATURA

Tomado de http://www.uneac.org.cu
A punto de entregar el Premio Nobel de Literatura de 2014, los despachos de prensa se centran en el favoritismo previo concedido tanto al japonés Haruki Murakami como al kenyano Ngũgĩ wa Thiong’o…

A la izquierda Ngũgĩ wa Thiong'o, y el otro favorito al Nobel Haruki Murakami. Foto tomada de The Guardian.

A la izquierda Ngũgĩ wa Thiong’o, y el otro favorito al Nobel Haruki Murakami. Foto tomada de The Guardian.

Por: Luli CortésA punto de entregar el Premio Nobel de Literatura de 2014, los despachos de prensa se centran en el favoritismo previo concedido tanto al japonés Haruki Murakami como al kenyano Ngũgĩ wa Thiong’o. En 2013, cuando el Premio recayó en la canadiense Alice Munro, Murakami aparecía también como el favorito entre los finalistas. La Academia sueca recibió 217 candidaturas en Literatura en 2014, concentradas en 210 firmas, de las cuales 36 fueron aceptadas para competir. Murakami ha sido considerado esta vez como “el favorito de los lectores”, sobre todo tras la publicación en el Reino Unido de su novela Colorless Tsukuru Tazaki and His Years of Pilgrimage (Los años de peregrinación del chico sin color), publicada en 2013 en español por Tusquets Editores.

El kenyano Ngũgĩ wa Thiong’o también ha aparecido entre los favoritos en años anteriores, sobre todo en 2010, cuando la prensa lo consideraba, junto al poeta Tomas Tranströmer, como uno de los dos candidatos posibles. Sin embargo, una vez más el Jurado rompió los pronósticos previos y concedió ese año el Nobel a Mario Vargas Llosa. Mientras Tranströmer lo obtuvo en 2011, Ngũgĩ sigue aún a la espera de ser galardonado. Este autor ha publicado un número considerable de títulos, que incluyen novelas, narraciones, ensayos y estudios de Ciencias Sociales, sobre todo en inglés y en kikuyu, su lengua natal.

Ambos favoritos al Nobel tienen en común sus prolongados periplos de estancia en el Reino Unido, sus profundos conocimientos de la cultura anglosajona, y sobre todo, sus cercanías estilísticas con escritores de lengua inglesa, lo que les ha permitido insertarse en los mercados del libro británico y estadounidense. Mientras el kenyano ha dado a conocer un profundo estudio sobre Joseph Conrad, el japonés ha traducido a su idioma autores como Raymond Carver, Francis Scott Fitzgerald y John Irving, de quienes acusa una marcada influencia.

Otros nombres posibles para recibir el cuestionado pero siempre bien recibido Nobel de Literatura, que será por fin dado a conocer este jueves, 9 de octubre, son los de la periodista de Belarus, Svetlana Alexievich, el poeta sirio Adonis, el novelista francés Patrick Modiano, el narrador estadounidense Philip Roth, el dramaturgo noruego Jon Fosse y Peter Handke, uno de los escritores austriacos más traducidos a diversas lenguas. Ninguno de ellos cuenta con ediciones cubanas que permitan a nuestros lectores formarse un juicio valorativo acerca de su obra, aunque las traducciones españolas de Murakami, Modiano, Roth y Handke son más conocidas entre especialista y escritores de la Isla.

 

Escogen escultura para Premio Gabriel García Márquez de Periodismo

esculturapremioggm1La obra “Gabriel” del colombiano Antonio Caro fue proclamada ganadora de la convocatoria para la creación de la escultura del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo.

El anuncio se hizo el martes en Medellín, donde se entregará el premio el 1 de octubre.

“La propuesta de Antonio Caro es un bronce con hojilla de oro que representa un teclado de computador en tamaño natural. Las teclas, sin embargo, carecen de letras. Sólo las que corresponden al nombre `Gabriel’ están marcadas, pero no con letras, sino con números. Estos forman la secuencia que seguirían los dedos de una persona al escribir el nombre `Gabriel’. Mientras que todo el teclado es de bronce, los números son destacados con la hojilla de oro”, explicó la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano en un comunicado.

Dijo que la pieza fue escogida de entre 136 propuestas de 13 países iberoamericanos.esculturaggm_2

Caro, cuyo premio incluye un metálico de 30 millones de pesos, es considerado uno de los pioneros del arte conceptual en Colombia.

Según la FNPI, sustentó su obra de este modo: “El teclado es una herramienta de uso cotidiano de los periodistas. Los periodistas conocen de una manera mecánica la letra o signo que corresponde a cada tecla. Mi propuesta es una secuencia de números realizada en laminilla de oro y colocada sobre el tablero de tal manera que conforman el nombre `Gabriel”‘.

García Márquez, periodista y escritor laureado con el Nobel de Literatura en 1982, falleció el 17 de abril en la Ciudad de México a los 87 años. Su hijo menor, Gonzalo García Barcha, formó parte del jurado de la convocatoria para la escultura.

Tomado de http://www.eluniversal.com.co

Exposición en el Cervantes de Pekín rememora figura de García Márquez

imagesPEKÍN, China .- El Instituto Cervantes de Pekín inauguró este jueves la exposición “Gabo: Toda una vida”, un paseo por la trayectoria vital del universal escritor colombiano fallecido el pasado 17 de abril a través de 28 fotografías y textos que relatan aspectos y anécdotas del genio de Aracataca.

La muestra, organizada para coincidir con la Feria del Libro de Pekín, rinde homenaje a uno de los escritores en español más leídos en China, cuyas obras, tras muchas décadas de versiones en mandarín de baja calidad y no autorizadas, están finalmente llegando al mercado chino en forma de traducciones autorizadas, merced a la editorial Thinkingdom.

“La muestra es parte de los actos que próximamente organizaremos en memoria de García Márquez, que incluirán talleres, actividades para niños y proyecciones de cine”, destacó en la apertura de la exposición la directora del Instituto Cervantes pequinés, Inmaculada González.

El ministro consejero de la Embajada de Colombia, Luis Roa, también presente en la inauguración, subrayó la importancia de estas actividades, así como de los esfuerzos de editoriales y académicos chinos, por dar a conocer la figura de un autor que “ya no es de Colombia, sino del mundo”.

En el acto cultural también participó el profesor Wei Ran, traductor de una de las últimas obras de García Márquez que ha sido publicada por Thinkingdom (“El coronel no tiene quien le escriba”), quien recordó algunos de los más importantes aspectos de la vida y obra del autor colombiano y analizó su peculiar estilo de escritura.

La exposición intenta mostrar el lado más humano de García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982, y permanecerá en el Cervantes pequinés hasta el mes de septiembre.

 

Leonardo Padura distinguido con premio Roger Caillois 2011

El escritor y periodista cubano Leonardo Padura fue distinguido el martes con el premio Roger Caillois 2011 de literatura latinoamericana que será entregado el 7 de diciembre en la Maison de l’Amerique Latine en París.

Padura, nacido en La Habana en 1955, es conocido por su tetralogía “Cuatro estaciones” que protagoniza el policía Mario Conde y que fue traducida a 17 idiomas y por su exitosa novela “El hombre que amaba a los perros”, publicada en Francia a principios de 2011.

Francia formó parte en octubre pasado de la gira promocional de esa novela que Padura efectuó por varios países europeos.

“El hombre que amaba a los perros”, que en 2012 se publicará también en inglés, cuenta la vida en el exilio del revolucionario ruso León Trotski, la historia de su asesino, el republicano y comunista español Ramón Mercader y la de Iván, un periodista cubano que conoce a Mercader en una playa cubana cuando pasea a sus perros.

El premio Roger Caillois de literatura latinoamericana se otorga cada año desde 1991 junto con el Pen Club de Francia, la Maison de l’Amerique Latine y la Sociedd de Lectores y amigos de Roger Caillois, a un escritor de esa región.

Entre los escritores galardonados figuran José Donoso, Alvaro Mutis, Adolfo Bioy Casares, Blanca Varela, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Alan Pauls y Roberto Bolaño.

El premio Roger Caillois de literatura francesa fue atribuido a Pierre Pachet y el de ensayo a Jean Pierre Dupuy.

Los premios serán entregados el 7 de diciembre a las 18H00 locales (17H00 GMT) en la Maison de l’Amerique Latine.

(Con información de EFE)

Convocan a concurso literario Ciudad del Che

La convocatoria para el XVI concurso literario Ciudad del Che 2011, organizado por la filial de escritores de la UNEAC de Villa Clara, está abierta para todos los cubanos que deseen participar.

Se premiará un poema, o conjunto de poemas, que no rebase las 120 líneas de verso o prosa poética. La temática estará relacionada con la vida y la obra de Ernesto Che Guevara desde una visión abierta, que abarque además preocupaciones y ámbitos sociales en los que él estuvo implicado.

No podrán participar los ganadores de las dos convocatorias anteriores ni los miembros del Ejecutivo de la UNEAC en Villa Clara. Se otorgará un premio consistente en diploma acreditativo y $1 500 (MN). Las obras se presentarán por triplicado, debidamente firmadas y foliadas, acompañadas por los datos de identificación y localización del autor, en Máximo Gómez 107, Santa Clara 50100, Villa Clara, Cuba. Además, las obras podrán enviarse por correo electrónico a: uneac@cenit.cult,  en el asunto del mensaje, especificar Para Concurso Ciudad del Che, y las obras, como archivo adjunto en formato Word 2003.

El plazo de admisión vence el 24 de agosto de 2011. La decisión del jurado será inapelable y se dará a conocer dentro de los siete días previos a la ceremonia oficial de premiación, el 8 de octubre de 2011. Para mayor información, llamar al teléfono 207080, extensión 109, en la UNEAC Provincial.

Murió José Saramago

jose_saramago-580x209.jpgEl escritor portugués y Premio Nobel José Saramago ha muerto en torno a la una menos cuarto de la tarde hora canaria (ocho menos cuarto de la noche en Cuba) a los 87 años en su residencia de la localidad de Tías (Lanzarote). El autor de La balsa de piedra fue poeta antes que novelista de éxito y antes que poeta, pobre.
Unido el periodismo a esos otros tres factores (pobreza, poesía y novela) se entenderá la fusión entre preocupación social y exigencia estética que ha marcado la obra del único Premio Nobel de la lengua portuguesa hasta hoy. En 1998, el máximo galardón literario del planeta reconoció a un hijo de campesinos sin tierra que había nacido en 1922 en Azinhaga, Ribatejo, a 100 kilómetros de Lisboa. Tenía tres años cuando su familia emigró a la capital, donde las penurias rurales se tornaron en penurias de ciudad. Así, el futuro escritor se formó en la biblioteca pública de su barrio mientras trabajaba en un taller después de abandonar la escuela para ayudar a mantener una casa en la que ya faltaba su hermano Francisco, dos años mayor que él y muerto poco después del traslado.
Las pequeñas memorias (editadas en España por Alfaguara, como el resto de su obra desde que abandonara Seix Barral) es el título que Saramago puso al relato de una infancia que siempre tuvo un pie en la aldea de la que había emigrado. Su novela Levantado del suelo (1980) cuenta las peripecias de varias generaciones de campesinos del Alentejo. No fue su primera novela pero sí la que supuso su primera consagración después de que Manual de pintura y caligrafía rompiera en 1977 un silencio de casi 30 años. Eran los que habían pasado desde la aparición de Tierra de pecado, su verdadero, aunque poco exitoso, estreno como novelista. En esas tres décadas Saramago había trabajado como administrativo, empleado de seguros y de una editorial; se había casado y divorciado de su primera esposa, publicado tres libros de poemas, ingresado en el Partido Comunista -clandestino durante la dictadura de Salazar- y, sobre todo, consagrado como periodista.
Levantado del suelo
siguió Memorial del convento, en 1982, y dos años más tarde El año de la muerte de Ricardo Reis. Centrada en la figura del heterónimo de Fernando Pessoa, el gran poeta del Portugal moderno, la novela es un intenso retrato de Lisboa de la mano de un poeta imaginario que, igual que pasó nueve meses en el vientre materno, ha de pasar un tiempo equivalente desde la muerte del hombre que lo creó antes de desaparecer definitivamente. La fama internacional le vino a Saramago precisamente con esta novela escrita con una rara intensidad poética que había sabido asimilar todas las lecciones de la narrativa moderna. En una conferencia pronunciada por esos mismos años 80 solía recordar el consejo que él mismo solía dar a los lectores que decían no entender bien sus libros por las mezclas de voces y la ausencia de marcas convencionales en los diálogos: “Léalos en voz alta”. Funcionaba.
En ese tiempo, la actividad de Saramago se vuelve frenética. Una laboriosidad que le ha acompañado hasta su muerte con la escritura incansable de novelas, diarios, obras de teatro y hasta un blog. Tras la fábula iberista La balsa de piedra (1986), en la que España y Portugal se desgajan literalmente del continente europeo y se lanzan a flotar sobre el Atlántico, llegaron Historia del cerco de Lisboa (1989) y El evangelio según Jesucristo (1991). Su visión heterodoxa del mesías cristiano levantó una polémica que arreció cuando el gobierno de su país se negó a presentar el libro al Premio Literario Europeo. Herido con aquel gesto, Saramago se instaló en Lanzarote con Pilar del Río, su segunda esposa y nueva traductora. La misma polémica de tintes religiosos se reprodujo en 2009 al hilo de la publicación de una novela considerada hiriente por la jerarquía católica lusa, Caín. Meses antes, el escritor se había visto envuelto en otro rifirrafe. Esta vez en Italia: su editorial de siempre, propiedad de Silvio Berlusconi, se negó a publicar El cuaderno, un libro basado en el blog del escritor, que no ahorraba en él críticas al primer ministro italiano.
La publicación en 1995 de Ensayo sobre la ceguera, el relato de una epidema que convierte en ciegos a los habitantes de una ciudad -Fernando Meirelles la llevó al cine en 2008 con Julianne Moore como protagonista- abrió una nueva etapa en la obra de José Saramago. Novelas como La cavernaEl hombre duplicadoEnsayo sobre la lucidezLas intermitencias

(Escrito por Juan Cruz, El País)