Tag Archives: Raúl

“Nuestra América” sólo tiene una alternativa: unirse, luchar y vencer.

foto-raul.jpgDISCURSO DE CLAUSURA DEL PRESIDENTE DE LOS CONSEJOS DE ESTADO Y DE MINISTROS, GENERAL DE EJÉRCITO RAÚL CASTRO RUZ, EN LA  I CUMBRE PRESIDENCIAL CUBA–VENEZUELA.

Queridos y estimados vicepresidentes y ministros venezolanos y cubanos;
Delegados:

Hemos asistido a la celebración del 57 Aniversario de las acciones del 26 de julio. No podía haber mejor escenario para esta reunión.
Concluimos la primera Cumbre Presidencial Cuba Venezuela, con la cual se abre una nueva etapa en nuestras relaciones, luego de andar un largo e intenso camino, durante el cual los vínculos entre nuestros pueblos han ido fortaleciéndose, guiados por principios de amistad, cooperación y solidaridad.
Vamos cumpliendo los compromisos alcanzados entre ambas partes en abril pasado, ocasión en que acordamos celebrar periódicamente estas reuniones para darles un adecuado y sistemático seguimiento.
Tanto en el proceso preparatorio ­ en el cual participó directamente el Presidente Chávez , como en este encuentro, hemos examinado, de manera rigurosa, la marcha de nuestros intercambios en el orden económico, comercial y financiero, áreas en las que hemos incrementado la cooperación y profundizado la complementariedad. Ahora se requiere un constante monitoreo y evaluación para que se cumpla todo lo acordado y se garantice, en la mayor medida posible, el desarrollo de nuestras economías, de manera que se satisfagan las necesidades materiales y espirituales de nuestros pueblos.
Muchos compañeros han trabajado intensamente durante los últimos días en las reuniones preparatorias técnicas de alto nivel. Los resultados de las mesas de trabajo que nos precedieron, evidencian las posibilidades que tenemos para continuar avanzando en la integración económica. Hemos identificado 139 proyectos con potencialidades para su establecimiento en el mediano plazo, de los cuales un número significativo podemos implementarlos de inmediato. También fueron revisados otros, como señalara el vicepresidente Ramírez, hasta llegar a 370, que podrán ser evaluados más adelante.
La jerarquización que hemos logrado de estos proyectos y su concentración en sectores estratégicos, tales como: energía, alimentación, salud, minería e industria ligera, nos permite dar la debida prioridad y concentrar los esfuerzos y recursos en aquellos que resulten estratégicos para el desarrollo de nuestras naciones y que garanticen la sostenibilidad y fortaleza de nuestros sistemas políticos y socio-económicos.
Es nuestro deber trabajar de conjunto y realizar el máximo esfuerzo para implementar estos acuerdos en los plazos que han sido convenidos, con el rigor y calidad necesarios, optimizando los recursos, logrando resultados tangibles, contrarrestando a tiempo los factores que puedan poner en peligro el cumplimiento de estas metas.
Este es el esfuerzo que demandan de nosotros nuestros pueblos, es nuestra contribución al fortalecimiento de los lazos de hermandad que hemos forjado, que tienen sus raíces en una historia común, en el espíritu, pensamiento y obra de Bolívar y Martí y bajo la permanente inspiración de Fidel y Chávez.
Nos encaminamos a la Unión Económica entre Cuba y Venezuela. Constituye este un nuevo tipo de relación, que permitirá un mayor ordenamiento de los proyectos conjuntos y es, al mismo tiempo, un importante paso hacia el objetivo de lograr una verdadera complementariedad económica, basada en el aprovechamiento óptimo de la infraestructura, el conocimiento y los recursos existentes en ambos países y, sobre todo, en la voluntad política de nuestros gobiernos.
Nuevamente, hemos ratificado nuestra voluntad de fortalecer cada vez más la colaboración con otros pueblos, sobre la base del absoluto respeto al camino escogido por cada país y conscientes de que sólo unidos venceremos. Así lo demuestran los avances que hemos logrado juntos cubanos y venezolanos, quienes tenemos el deber de compartir lo alcanzado con nuestros hermanos del ALBA y con otras naciones.
Queridos compañeros:
Es particularmente significativo y esperanzador, que nuestros vínculos económicos se consoliden y crezcan, incluso en medio de la crisis económica global.
Vivimos en una coyuntura internacional difícil, en la que, a la inestabilidad política, económica y el deterioro del medio ambiente, se suma el peligro de nuevas aventuras bélicas en diferentes lugares del mundo, que de una forma u otra nos afectan a todos.
En nuestra región, el despliegue de bases militares de los Estados Unidos en Colombia pone en riesgo la estabilidad regional y la soberanía de Estados vecinos. Respaldamos el derecho de Venezuela a defenderse de amenazas y provocaciones.
Luchamos por la paz y la armonía entre nuestros pueblos hermanos, y nuestras gestiones siempre tendrán ese objetivo;  pero en caso de cualquier problema, que nadie tenga la menor duda del lado de quién estará Cuba.
A 200 años del inicio de nuestras guerras de independencia y desde mucho antes, la experiencia histórica nos enseña que “Nuestra América” sólo tiene una alternativa: unirse, luchar y vencer.
¡Gloria a Bolívar y a Martí!
¡Viva la amistad entre los pueblos de Cuba y Venezuela!

Por difíciles que sean las circunstancias, en Villa Clara ¡Siempre es 26!

26-en-villa-clara.jpgRaúl Castro presidió el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional, celebrado en la Plaza Ernesto Che Guevara, de Santa Clara

DISCURSO PRONUNCIADO POR JULIO RAMIRO LIMA CORZO, PRIMER SECRETARIO DEL PARTIDO EN VILLA CLARA, DURANTE EL ACTO CENTRAL POR EL ANIVERSARIO 57 DE LOS ASALTOS A LOS CUARTELES MONCADA Y CARLOS MANUEL DE CÉSPEDES, CELEBRADO EN LA PLAZA DE LA REVOLUCIÓN ERNESTO CHE GUEVARA, DE SANTA CLARA.

Villaclareños:

¡Con Raúl y la guía de Fidel, estamos en 26!

¡Con los que asaltaron el Moncada y vinieron en el Granma, estamos en 26!

Compañeros de la patria de Bolívar que nos acompañan,

Compañeros de la dirección de la Revolución cubana aquí presentes,

Familiares de los caídos en defensa de la Patria,

Pueblo de Villa Clara,

Invitados,

El 26 de Julio tiene una connotación especial para todos los cubanos. Celebrarlo en este lugar sagrado de la Patria, custodiado por los restos del Che y varios de sus compañeros de lucha, y hacerlo, además, en el medio de la alegría de nuestro pueblo por la recuperación del Comandante en Jefe Fidel Castro, constituye motivo de gran orgullo para esta conmemoración.
Hoy rememoramos el aniversario 57 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en homenaje a los héroes y mártires del 26 de julio de 1953, cuyas acciones contribuyeron al triunfo de la Revolución cubana. Un año antes, en 1958, cuando el che llegó por primera vez a este zona para desarrollar la Campaña de Las Villas, la situación precaria del territorio que ocupa la actual provincia de Villa Clara no difería de la del resto del país.

Según datos del Censo de Población y Viviendas realizado en 1953, el 67 % de los niños entre 6 y 9 años no sabían leer ni escribir, mientras el 23,3 % de los mayores de 10 años eran analfabetos, índice que en las zonas rurales alcanzaba el 36,9 %.

Venezuela no quiere la guerra pero no le teme

El desarrollo industrial resultaba casi nulo, las pequeñas fábricas constituían verdaderos chinchales. Abundaban los macheteros que cortaban caña en Camaguey por un breve período de tiempo, y después batallaban para vencer el fatídico tiempo muerto. Eran tiempo de los niños limpiabotas, de asesinatos y desaparecidos, de los abusos de la guardia rural.

Los pocos hospitales públicos existentes en la región se concentraban en los pueblos más prósperos, como Santa Clara, Sagua, Remedios y Placetas; pero carecían del personal y las condiciones necesarias para garantizar una atención eficaz.

26-en-villa-clara-1.jpgPeor era la situación en el campo, donde decenas de niños morían de enfermedades curables, como el parasitismo y los brotes diarreicos. Aún se recuerdan con tristeza las veces en que más de un campesino recorría leguas en busca de un médico para atender a su hijo enfermo, y regresaba angustiado por no tener  dinero para pagar la consulta.
La alta tasa de mortalidad infantil existente entonces, en nada puede compararse con el 2,6 por cada mil nacidos vivos que hoy muestra la provincia, la más baja del país al concluir el primer semestre del actual año.

Estas y muchas otras fueron las causas por cuales aquel grupo de jóvenes valientes, al mando Fidel, decidieron comenzar la lucha para convertir en luz la densa penumbra que cubría nuestra Patria, cuando parecía inevitable la muerte de nuestro Apóstol en el año de su centenario.

El Moncada nos mostró la fuerza de las ideas y nos enseñó a convertir los reveses en victoria. Inspirados en el ejemplo de aquellos valerosos hombres, prosiguió la lucha por lograr la libertad definitiva. Con la liberación de los pueblos de la antigua provincia de Las Villas por las tropas al mando de Camilo y el Che y del Directorio estudiantil llegó la alborada del Primero de Enero y una Revolución victoriosa, que exterminó los males que más aquejaban a los cubanos.
Consecuentes con nuestro legado histórico, las enseñanzas de Fidel y de Raúl, y el compromiso eterno con los caídos, este pueblo ha sido capaz de crecerse a la altura que demanda cada reto, de demostrar capacidad de respuesta y voluntad en las etapas más duras, sin ceder un ápice en los principios, a pesar del bloqueo y las presiones del imperialismo yanqui.

Los villaclareños, con gran sentimiento de honor y compromiso, proseguimos en combate, inspirados en el aliento heroico que emana del Che y su Destacamento de Refuerzo. En 1996 este territorio obtuvo por primera vez la condición de Destacado en la emulación moncadista. En Santa Clara, y en esta misma Plaza colmada de pueblo, el 30 de septiembre de ese año, Fidel recordó que no había tarea, ni proeza en que no hubieran estado presentes masivamente los villaclareños, y manifestó su convicción de que sabríamos realizar y llevar a cabo todo lo que hubiera que hacer en estos tiempos para alcanzar la victoria.

Sigue leyendo

Junto con el sueño, el pie en tierra firme

20100405080152-congreso-ujc.jpgPor Mercedes Rodríguez García

Existen varios sueños en Cuba, pero ninguno con tantas posibilidades de convertirse en realidad como el de sus jóvenes. Y ello plantea no pocos desafíos para el resto de la sociedad, como la revitalización del trabajo político, pues a esas edades se impone el convencimiento, los hechos, las acciones, el discurso creíble seguido de la misión concreta y de acuerdo con su tiempo.

En otras palabras: sentir sus intereses como propios, mantenerlos informados, con acceso al conocimiento; pedirles cuando ya han visto el ejemplo. Nuestra juventud está preparada, pero quiere tener y hacer su propia historia.

«Algunos adultos son muy críticos al referirse a la juventud de hoy y se olvidan que ellos también un día fueron jóvenes. Sería iluso pretender que los pinos nuevos sean iguales a los de épocas pasadas, un sabio proverbio reza: los hombres se parecen más a su tiempo que a sus padres.» Manifestó Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a los delegados al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, clausurado ayer domingo 4 de abril, en La Habana, Cuba.

El también General de Ejército y Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, dijo estar convencido «de que hay que romper dogmas y asumimos con firmeza y confianza la actualización, ya en marcha, de nuestro modelo económico, con el propósito de sentar las bases de la irreversibilidad y el desarrollo del socialismo cubano, que sabemos constituye la garantía de la independencia y soberanía nacional.»

Pienso que a nuestra juventud les tocarán momentos mil veces más difíciles que los vividos por sus padres. El mundo es hoy mucho más complicado desde todos los puntos de vista.

No dudo del sueño de los jóvenes cubanos. Pero junto con el sueño, el pie en tierra firme decidirá el futuro y la suerte de todos sus compatriotas.  

Recibe Raúl al Vicepresidente de Gobierno de la Federación de Rusia

raul-p.jpgEn el clima cordial y amistoso que caracterizan las relaciones entre los dos países, ambos dirigentes expresaron la voluntad política de continuar elevando el nivel de la colaboración

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, recibió el lunes 15 de septiembre, al Vicepresidente de Gobierno de la Federación de Rusia, Excmo. Sr. Igor Ivanovich Sechin, quien realizó una visita de trabajo a nuestro país, encabezando una delegación de ministros y empresarios rusos.

En el clima cordial y amistoso que caracterizan las relaciones entre los dos países, ambos dirigentes expresaron la voluntad política de continuar elevando el nivel de la colaboración.

El General de Ejército agradeció a nombre del pueblo de Cuba, la ayuda enviada por Rusia para contrarrestar el efecto de los huracanes Gustav e Ike, y explicó los daños que provocaron en el territorio nacional.

Posteriormente se incorporaron al encuentro, Carlos Lage Dávila, vicepresidente del Consejo de Estado y el ministro de Gobierno, Ricardo Cabrisas Ruiz; por la parte rusa, Serguei Ivanovich, ministro de Energía y el viceministro de Relaciones Exteriores Serguei Ryabkov.

Tomado de www.juventudrebelde.cu

8vo. Congreso de la UPEC

logo_congresoupec1.gif

 ¿Qué puede decirse de la prensa burguesa dedicada al oficio de manipular la opinión pública y qué cosas tan distintas pueden plantearse de la prensa revolucionaria y progresista, consagrada a orientar y organizar a las masas?
Por ello, el periodista, más que aprender y citar las opiniones que sobre su profesión tuvieron estos gigantes del pensamiento y la acción revolucionaria, debe profundizar en qué clase de periodismo hicieron; porque lo cierto es que Marx, Engels, Lenin y Martí, no solo tuvieron del periodismo ideas, fueron ellos mismos periodistas.
En sus vidas y en la forma peculiar en que ejercieron esta profesión está la esencia de la ética del periodismo revolucionario, porque toda ética es, ante todo, una convicción que necesariamente debe traducirse en una conducta.

General de Ejército Raúl Castro Ruz, discurso de clausura del IV Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, 29 de marzo de 1980.
(Tomado de Memorias IV Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba. Editora Política, La Habana, 1980.)

Cuba marcha firme, unida y victoriosa

alfredo1.jpg 

El desfile por Día Internacional de los Trabajadores en la Plaza de la Revolución de la capital cubana, sede de las actividades centrales, está presidido por el General de Ejército Raúl Castro, presidente del Consejo de Estado y de Ministros. Cientos de miles de trabajadores, estudiantes y campesinos de toda Cuba se concentran en pueblos y ciudades de todo el país para celebrar el Primero de Mayo. La marcha inició en Santiago de Cuba, a las siete de la mañana.