Tag Archives: Cultura

Buddy Bears en La Habana

Siboney, el oso cubano. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Siboney, el oso cubano. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

El próximo viernes 16 de enero, a las 4:30 p.m., será inaugurada en la Plaza de San Francisco de Asís, la exposición United Buddy Bears, destinada a promover “la unión de los pueblos”.

“Tenemos que conocernos mejor, para comprendernos mejor, para tener más confianza los unos en los otros y para convivir mejor”. Bajo este lema, los United Buddy Bears (cada uno de 2 metros) están promoviendo la tolerancia y la comprensión entre los pueblos, las culturas y las religiones en su gira mundial.

Los osos en pie con las patas delanteras levantadas, ícono de Berlín, envían a todos los visitantes su mensaje de tolerancia.

El Oso Buddy (en inglés: Buddy Bear) es una escultura de oso de tamaño natural, de material sintético reforzado con fibras de vidrio. Cada escultura está pintada con un diseño individual. Un oso cubano, llamado Siboney, de la artista Nancy Torres, será mostrado en esta ronda.

Los United Buddy Bears están promoviendo la tolerancia y la comprensión entre los pueblos. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Los United Buddy Bears están promoviendo la tolerancia y la comprensión entre los pueblos. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Cada escultura que integra el proyecto representa a un estado reconocido por la ONU. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Cada escultura representa a un estado reconocido por la ONU. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Más de 30 millones de personas han podido apreciar el también llamado arte de la tolerancia. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Más de 30 millones de personas han podido apreciar el también llamado arte de la tolerancia. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Cada escultura está pintada con el diseño de un artista del respectivo país. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Cada escultura está pintada con el diseño de un artista del respectivo país. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

La estancia habanera de los osos se extenderá hasta principios del mes de marzo. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

La primera exposición fue en Berlín, en el año 2002. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Esta exposición itinerante ha recorrido importantes ciudades de todos los continentes. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate..

Esta exposición itinerante ha recorrido importantes ciudades de todos los continentes. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

La primera exposición fue en Berlín, en el año 2002. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate

Mensaje desde Honduras. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Mensaje desde Honduras. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Tras pasar por varias ciudades, en 2009 la iniciativa llegó por primera vez al continente americano. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Oso que representa a Estados Unidos. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Oso que representa a Estados Unidos. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Maestros de juventudes

José Luis Estrada Betancourt                          http://www.cubarte.cult.cu

40776-fotografia-g542ec9575bd96Ocho son los grandes escritores y artistas que los miembros de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) acaban de declarar como Maestros de Juventudes, máxima distinción que otorga esa organización.

Recibirán tan alto reconocimiento, el próximo 16 de octubre, los premios nacionales Pablo Armando Fernández (Literatura), Eduardo Torres Cuevas (Ciencias Sociales); Raquel Carrió y Carlos Pérez Peña (Teatro); Juan Carlos Tabío (Cine); así como Alfredo Diez Nieto (Música y Enseñanza artística) y César (Pupy) Pedroso (Música). Completa la selecta nómina el maestro Alberto Lescay Merencio (Plástica).

Poeta, novelista, ensayista, autor teatral y traductor, Pablo Armando Fernández es miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua —y correspondiente de la Real Academia de la Lengua—; honor que también acompaña al académico, historiador y pedagogo Eduardo Torres Cuevas, Profesor Titular y Doctor en Ciencias Históricas que conduce la Biblioteca Nacional José Martí.

De las creadoras de la Facultad de Artes Escénicas del ISA y de la Escuela Internacional de Teatro de América Latina y el Caribe (EITALC), Raquel Carrió, dramaturga, ensayista y asesora de Teatro Buendía, es Profesora Titular de Dramaturgia y Metodología de la investigación teatral. Pérez Peña, por su parte, ha sobresalido entre los mejores intérpretes de Cuba, además de haber dejado una huella como diseñador, profesor y director artístico. Su labor se asocia a notables proyectos como Teatro Escambray y a espectáculos al estilo de La paloma negra, Voz en Martí y Como caña al viento.

El nombre de Juan Carlos Tabío ha recorrido medio mundo gracias a su laureado quehacer como cineasta y guionista. Después de concebir más de 30 documentales, entró por la puerta ancha del cine con Se permuta. Luego Plaff; Fresa y chocolate y Guantanamera (codirigidas con Titón), Lista de espera yEl cuerno de la abundancia… acabarían por darle mayor renombre.

Maestro por excelencia (Conservatorio Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla, que abrió y dirigió; Escuela Nacional de Arte, Instituto Superior de Arte…), Alfredo Diez Nieto ha descollado asimismo como músico, compositor e investigador. Llevan su firma múltiples obras para guitarra, piano, piano y orquesta, piano y soprano, órgano, orquesta sinfónica…

Títulos como El buena gente, Eso está bueno, Disco Azúcar y El negro está cocinando sirven para expresar la enorme valía de César Pedroso para la música popular y la cultura cubanas. Pianista, arreglista y compositor, fundó con Juan Formell los Van Van para más tarde seguir haciendo historia con su agrupación Los que son son.

El destacado escultor, pintor y dibujante Alberto Lescay fue fundador de la Brigada Hermanos Saíz, que luego se uniría a la Raúl Gómez García y al Movimiento de la Nueva Trova para conformar la AHS. Graduado de la Academia Repin, de San Petersburgo, el presidente de la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas es autor de obras tan emblemáticas como el Monumento al Cimarrón y el dedicado a Antonio Maceo de la Plaza de la Revolución de Santiago de Cuba.

La pasión de Héctor Villaverde

villacartel.jpgPor VIRGINIA ALBERDI BENÍTEZ

Tomado de www.granma.co.cu

La concesión durante la última semana del Premio Nacional de Diseño 2011 a Héctor Villaverde hizo justicia a uno de los artistas que con su impronta definió el rumbo creativo de la cartelística cubana de la segunda mitad del siglo XX.

Este reconocimiento lo concede la Oficina Nacional de Diseño Industrial (ONDI) a los profesionales de más elevado desempeño a lo largo de toda una vida y considera entre sus candidatos a las más diversas esferas del diseño. Que se haya particularizado el caso de Villaverde seguramente tiene que ver con el posicionamiento de vanguardia del diseño gráfico cubano tras el triunfo revolucionario de enero de 1959, y al hecho que dentro de esa vanguardia el laureado ocupe un lugar prominente.
Cartel de Villaverde para el Centro Pablo.

Y es que Villaverde, desde los tempranos 60, contribuyó a que el cartel dejara de ser visto como arte menor o de circunstancias para convertirse, sin dejar de cumplir con su propuesta publicitaria, en un objeto de valor estético por sí mismo. Alentaron ese salto los diseñadores que trabajaban para el ICAIC, la esfera ideológica del Partido y el Consejo Nacional de Cultura, organismo este último en el que se insertó el joven Villaverde.

A la par de la producción de carteles, el artista fue desarrollando una fructífera carrera en otras zonas del diseño gráfico, como la identidad de publicaciones, entre ellas Revolution and/et Culture y Cuba Internacional, y las colecciones literarias de la UNEAC.

También hay que destacar en Villaverde su labor como promotor del rescate de la memoria del diseño gráfico cubano, su interés por transmitir experiencias a las jóvenes generaciones, el impulso que dio a la utilización de las nuevas tecnologías en función del diseño convocado por el infatigable Víctor Casaus en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, institución que le otorgó también el Premio Memoria Viva, por su prolija documentación de la historia del diseño cubano entre 1959 y 1974.

Todo ello se resume en una palabra: pasión por el diseño. La cual va acompañada por otra: perseverancia.

 

Fundación Nicolás Guillén: 20 años

file_46088.jpgUna de las voces líricas que contribuyó a lo más esencial de la cubanía fue, sin dudas, Nicolás Guillén, nuestro Poeta Nacional, quien en su obra reflejó con  alto vuelo artístico los valores esenciales de la idiosincrasia de los cubanos. Precisamente, para preservar y estimular el estudio y difusión de la obra literaria del gran poeta, fue creada, en 1991, la Fundación Nicolás Guillén, que festeja durante este año su vigésimo aniversario.

En 2011 también serán recordados poemas paradigmáticas de la obra guilleneana y de la literatura cubana. Se trata de los 80 años de “Sóngoro Cosongo” y los 60 de la “Elegía a Jesús Menéndez” y de “El apellido”.

Como parte de esos festejos, el primero y dos de julio, en coincidencia con el nacimiento de la Fundación, tendrá lugar un taller de diálogo que pretende reunir a Fundaciones, Centro Culturales y otras organizaciones que promueven la cultura cubana, así como a especialistas en estudios sobre sociedad, cultura y trabajo comunitario. El programa del encuentro incluye también conciertos y acciones plásticas que tendrán por escenario uno de los proyectos comunitarios que auspicia la Fundación Nicolás Guillén: “Todas las manos”, ubicado en la capitalino barrio  de La Timba.

En encuentro con la prensa, en esta capital, Nicolás Hernández Guillén, presidente de la Fundación Nicolás Guillén, adelantó que otras de las acciones centrales para este 2011 será otra edición de un evento científico-cultural que tiene lugar cada dos años en la ciudad de Camagüey, donde naciera el Poeta Nacional de Cuba. Previsto para el 12 y 13 de julio en coincidencia con la natalicio de Guillén – 10 de julio de 1902, el
encuentro estará dedicado a profundizar en la obra literaria guilleneana. Habrá paneles, presentaciones de libros, conciertos, entre otras propuestas.

Hacia finales de año, la Fundación Nicolás Guillén organizará otro evento científico como homenaje al “Año de los Afrodescendientes” y como preámbulo a las conmemoraciones por el bicentenario de la Conspiración de Aponte y el centenario de la masacre de los Independientes de Color. Este será en la propia sede de la UNEC
el 26 y 27 de octubre. Durante esas jornadas se debatirá sobre el reflejo de la cultura negra en Cuba desde la mirada de diferentes autores de disímiles generaciones, así como el aporte de los afrodescendientes a la cultura cubana en su multiplicidad de expresiones. La Fundación también prepara una exposición en torno al poema “El apellido”. Relevantes artistas de la plástica cubana contemporánea nos devolverán desde sus poéticas discursivas su visión de esa elegía de gran relevancia para recordar la fuerza de la raíz africana en nuestra identidad.

Y para diciembre se anuncia un gran homenaje a Bola de Nieve, que este 2011 hubiera llegado a su centenario. Ignacio Villa, el gran Bola, constituye, sin lugar a dudas, una expresión depurada de la cubanía.

De esta forma, la Fundación Nicolás Guillén festejará sus 20 años, dos décadas de preservación y difusión de la obra guilleneana. Así, esta Isla, a la que Guillén cantó en su poesía y de la que escribió en su prosa periodística, le recuerda siempre desde esa universalidad que alcanzó sin dejar de ser auténticamente cubano.

Tomado de http://cubasi.cu

Falleció actriz cubana María de los Ángeles Santana

maria-de-los-angeles-santana.jpegLa actriz cubana María de los Ángeles Santana, figura representativa del teatro, el cine, la radio y la televisión, falleció aquí a los 96 años.

Nacida el 2 de agosto de 1914, debutó como cantante en los años 30 del pasado siglo, y alternó su trabajo con pequeños papeles en películas como El romance del palmar, Mi tía de América, y Cancionero cubano, y otras producciones norteamericanas, argentinas y mexicanas.

Premio Nacional de Teatro (2001) y Televisión (2003), compartió escenario con personalidades como Jorge Negrete, Pedro Infante y Mario Moreno (Cantinflas), en México, donde fue elogiada por su versatilidad y proyección escénica.

También se le recuerda por sus papeles en series como Los abuelos se rebelan y San Nicolás del Peladero, en la que trabajó durante 24 años ininterrumpidos.

Dejó su huella en las tablas en piezas como Un sorbo de miel, Algo no dicho, La verbena de la paloma, Tía Meim y Una casa colonial, y en el teatro lírico al lado del maestro y compositor Ernesto Lecuona.

Considerada una de las artistas más polifacéticas de su generación, durante sus más de siete décadas de trayectoria fue condecorada con la Medalla Alejo Carpentier y la Orden Félix Varela de Primer Grado, otorgadas por el Consejo de Estado.

La Sinfónica de Villa Clara en el Festival Internacional de Ballet de La Habana

20101004035309-alicia-alonso-y-ballet-naci.jpgEl próximo 18 de octubre se pondrán  a la venta las entradas del 22 Festival Internacional de Ballet de La Habana, que se desarrollará del 28 de octubre al 7 de noviembre de 2010. Entre los invitados  a este gran evento esta la Orquesta Sinfónica de Villa Clara.

A continuación  un trabajo del periodista Luis Machado Ordetx (http://cubanosdekilates.blogia.com)

La Orquesta Sinfónica de Villa Clara intervendrá por vez primera en su historia en un Festival Internacional de Ballet de La Habana, y lo hará en la edición número 22 prevista entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre en varias de las instalaciones teatrales de la capital del país acondicionadas para acoger uno de los eventos culturales de mayor antigüedad y  prestigio en el contexto de la danza mundial.

file_37001.jpgLos músicos villaclareños, junto a las orquestas del Gran Teatro de La Habana, Sinfónica Nacional, Solistas de La Habana y Liceo Mozartiano, estarán responsabilizados con la apoyatura artística a las coreografías clásicas y los estrenos mundiales que acontecerán en ese encuentro dedicado a los centenarios de los natalicios de José Lezama Lima y Galina  Ulánova. 

También habrá un homenaje a Vladimir Vasiliev, justo en el Año Alicia Alonso, proclamado por el Ministerio de Cultura de Cuba en ocasión del nonagésimo cumpleaños de la prima ballerina absoluta, Maestra de Maestros y directora General del Ballet Nacional de Cuba. 

El Festival tendrá sus sedes principales en el Gran Teatro de La Habana, así como en el «Kart Marx», el «Mella» y el «Lázaro Peña», todos en la Ciudad de La Habana; mientras el «Sauto», de Matanzas, «La Caridad», de Santa Clara, y «Tunas», en esa provincia del oriente del país, serán las subsedes de la actual temporada.  

Los dos últimos días de octubre corresponderá las actuaciones de la Sinfónica de Villa Clara en el «Kart Marx», en Primera y  10, en Miramar, y en sus repertorios, preparados de antemano para el acompañamiento orquestal, llevan piezas de Charles Gounod y Leo Delibes.

El sábado 30 estarán dirigidos por el maestro David de la Mora e interpretarán música de Gounod, utilizada en el ballet «Shakespeare y sus Máscaras»; una coreografía de Alicia Alonso, con interpretaciones de Vingsay Valdés y Elier Bouzac, primeros figuras del BNC.   

Al siguiente día, bajo la batuta del maestro Giovanni Duarte, abordarán las composiciones musicales de Delibes incluidas en el ballet «Coppelia», protagonizado por Viengsay Valdés y Elier Bouzart a partir de una coreografía de Alicia Alonso sobre la pieza original de Arthur Saint-Lear y la versión de Marius Petipá.   

La Sinfónica de Villa Clara, integrada en lo esencial por jóvenes músicos graduados del nivel medio y superior, tiene con su intervención en el Festival Internacional de Ballet de La Habana un momento singular en la carrera artística de cada uno de los instrumentistas, al ampliar y posibilitar el intercambio profesional con otras agrupaciones similares del país y formar en lo adelante parte indispensable de las instituciones culturales que hacen posible este certamen de carácter bianual.

 

Poesía necesaria

Antonio Guerrero, su madre y su hijo, durante una visita en Florence.Tomado de www.cubadebate.cu

“Faltabas tú, poeta”, le escribió Cintio a Antonio Guerrero en diciembre del año 2001, para celebrar el alegato poético de su destinatario: desde su altura, desde la altura de la dignidad compartida con sus cuatro hermanos. El 26 de marzo del año siguiente, Antonio Guerrero escribe el otro poema que aparece ahora en esta Poesía necesaria del boletín Memoria del Centro Pablo de la Torriente Brau: “Me defiendes como un padre al hijo…”

El boletín Memoria ha querido escoger este diálogo de solidaridad y amor para recordar la palabra generosa de Cintio y para expresar a Antonio y sus hermanos de resistencia nuestra admiración por su valentía y nuestro apoyo en la lucha por su liberación.

El tiempo ha pasado desde la escritura de estos poemas y con él la cuota de injusticia que se impuso a nuestros cinco hermanos en controvertidos procesos judiciales. Los patriotas boricuas lanzaron, hace unos años, esta consigna para continuar la lucha por la excarcelación de los independentistas presos durante décadas en las cárceles norteamericanas: ¡Es hora de traerlos a casa!

Esa hora llegó desde siempre para nosotros en la Isla. Y está llegando para mucha gente de buena voluntad sobre esta tierra. Juntos, exijamos la liberación de nuestros hermanos: ¡Es hora de terminar esa injusticia!

Como escriben Cintio y Fina:

Haber escrito tan poderoso y sostenido canto de amor en tan ominosas e injustas circunstancias, pasará a la historia de la patria como un imborrable triunfo espiritual.

Sólo podemos testimoniarte nuestra asombrada admiración, y agradecerte más allá de las palabras, este regalo incomparable.

Con nuestro abrazo siempre a los cinco,

Víctor Casaus / Centro Pablo

Faltabas tú, poeta

Faltabas tú, poeta. La injusticia
no podía omitirte en su venganza:
ella sabe con lúcida impudicia
lo que el amor a la belleza alcanza.

Mas no le importa. Su misión inicia
creyendo que encadena la esperanza,
que prostituye el verbo a la avaricia,
que entrega a mercaderes la balanza.

Tú en cambio tienes la risa de tu hijo,
la fuerza de tu madre, la palabra
del que por siempre a los cubanos dijo:

Solo será posible lo imposible.
Salud, Antonio. Tu alegato labra
la estrofa de los cinco, ya invencible.

Cintio Vitier

28 de diciembre del 2001


Para Cintio Vitier

Tu pluma ha calado la injusticia
con dignidad total, no con venganza,
le ha sacado el vientre la impudicia
que su voraz alevosía alcanza.

Es un gesto poético que inicia
un sendero de luz en la esperanza
con su verbo deshace la avaricia
y pone la honradez en la balanza.

Me defiendes como un padre al hijo,
me enseñas la virtud y la palabra
del que por siempre a los cubanos dijo:

Solo será posible lo imposible…
¡Adelante Vitier! Tu verso labra
la epopeya de un pueblo, ya invencible.

Antonio Guerrero

Alicia Alonso: “Casi pesan igual en este mundo lo humano y lo inhumano”

alicia-alonso-02.jpg

«El ballet es un ejercicio muy fuerte. El bailarín es…, vamos a decir para que lo entiendan todos, un atleta de alto, alto, súper alto rendimiento, con arte. Ambas cosas. No puede ser uno sin lo otro, tiene que haber las dos cosas, con el mismo valor: un físico balanceado, una estética, sentido de línea bella y al mismo tiempo, un fenómeno de rompe récord. El bailarín cada vez que baila está rompiendo récord, así que tiene que vivir perennemente en entrenamiento. Los atletas se preparan cuando vienen las competencias, aunque siempre se tienen que estar preparando. Yo pienso que los grandes deportistas nunca dejan de exigirse más, porque los grandes bailarines siempre tienen que exigirse más. Descanse o no descanse se exigen más. Por ejemplo, en el caso mío, yo nunca estaba conforme. Me estudiaba, miraba mi baile con una lupa, iba dedo por dedo, pie, movimiento, tobillo, todo. Hasta que entonces ya bailaba, me olvidaba de todo eso y bailaba. Y como me gustaba bailar. Como lo gozaba… »

Cuando habla de danza, a Alicia Alonso le es indiferente el mundo, porque en ese instante no divisa otro horizonte ni sentimiento que el de vivir a través del arte. La prima ballerina assoluta aún baila en cada función del Ballet Nacional de Cuba (BNC), la compañía que dirige. Muchos lo creen en verdad y ella lo reafirma en cada entrevista: seguirá bailando mientras sus bailarines dancen.
Maestra de generaciones, Alicia es para la cultura cubana no solo la figura cimera de una manifestación artística, sino su artista más universal.
Cuando rememora 90 años de una vida tan intensa, no puede obviar entre los hechos que comenzaron a moldearla como bailarina sus primeros encuentros con la danza.
«Lo primero que aprendí fueron los bailes españoles. A mí me encantan las castañuelas, todos los tipos de bailes: la jota, el fandanguillo. Tenía ocho años cuando regresé a Cuba, se había abierto la academia de ballet de la Sociedad Pro Arte Musical y salí corriendo para allá. Mi madre me puso y entré a mi primera clase de ballet. Eso me marcó, porque a pesar de que no entendía nada de los ejercicios, el hecho de enfrentarme a ellos, y aprender a hacer tondieu, demiplie, todos esos pasos que me explicaban, hasta me cogían las piernas y me las movían, fue maravilloso. Después de aquella primera clase, yo salí corriendo y le dije a mi mamá: ‘Mamá, esto es lo que más me gusta en el mundo’».
El hecho la marcó, asevera, porque ha sido lo que más le ha gustado en la vida. Para ella recibir una clase de ballet era más importante que ir a una fiesta o un cine o cualquier otra cosa en el mundo.

«Y lo siguió siendo toda la vida. Si yo no daba una clase de ballet me parecía que no podía en todo el día. Era más importante que comer, ya con eso lo digo todo, a esa edad, fíjese si me marcó y me ha marcado hasta ahora. Ha sido mi vida, y no me arrepiento, porque ha sido lo mejor que he podido dar a los otros seres humanos, a la cultura de mi país y a la cultura del mundo».
La primera compañía profesional en la que danzó fue el Ballet Theatre, de Nueva York. Allí, ella y su esposo en aquel entonces, Fernando Alonso, recibieron una formación profesional y participaron en los estrenos de varias de las piezas de Jerome Robbins, Anthony Tudor y George Balanchine, entre otros grandes creadores.
«En el Ballet Theatre, que después con los años se llamó American Ballet Theatre (ABT), estuve 20 años, pero siempre viajaba a Cuba en las vacaciones para trabajar con los muchachos de la escuela. En el American yo me hice bailarina, allí me desarrollé como artista, y llegué a ser primera figura. Fue muy emocionante cuando bailé Giselle por primera vez, ese ballet que yo adoro. A mí me gustaba bailarlos todos; porque cada clásico tiene un valor artístico grande, son obras maestras, y hay que bailarlos bien, con el estilo, el respeto con el que los hicieron, pues eso los ha hecho perdurar durante siglos de siglos de siglos en la historia, y durarán ».
Uno de los momentos más tensos durante su juventud resultó la permanencia en reposo durante un año completo, tras una operación para corregir problemas de la visión.

Durante ese tiempo, repasó Giselle en la mente y sobre la cama con los dedos de las manos. Poco después, tras su debut en el personaje, el 2 de noviembre de 1943, en el Metropolitan Opera House, de Nueva York, un afamado coleccionista estadounidense le arrebató las zapatillas de los pies y solo en ese momento Alicia se percató de que tenía los dedos llenos de sangre. Había bailado como un auténtico espíritu, absorta del mundo y las penurias terrenales.
«Giselle me toca mucho, porque a mí me gusta la actuación. El primer acto de ese ballet requiere una actuación muy fuerte donde ella se vuelve loca. Pero tiene que interpretar una locura no moderna. Yo me puse a estudiar el Romanticismo y dentro de él los poemas, los cuentos, las novelas, leyendo me metí en la época y en el estilo. Y me he dado cuenta de que su locura era diferente a la que veíamos en este tiempo. Más adelante yo creé un ballet que se llamó Lidia, sobre una mujer que se volvía loca, pero ya esa locura era diferente. Y además en Estados Unidos interpreté La leyenda de Fall river, de la coreógrafa norteamericana Agnes de Mille, en la cual la protagonista se vuelve loca al final, mata a su padre y a su madrastra, con un hacha, un drama terrible, muy fuerte, que sí retrata a una loca moderna ».
De la misma creadora estadounidense se montan algunas obras dentro del BNC que estrenarán en Cuba en las Galas del XXII Festival Internacional de Ballet de La Habana, dedicado a celebrar el 90 cumpleaños de Alicia.
«Vamos a ver en el Festival de La Habana, que empieza el 28 de octubre y se clausura el 7 de noviembre, dos ballets de Agnes de Mille: Tres vírgenes y un diablo, que es muy simpático,  y A rose for Miss Emily, que es muy muy dramático. Tan diferentes uno al otro, que demuestran la creatividad de la coreógrafa ».

Sigue leyendo

La bella del Alhambra reaparece en Rusia

file_42735.jpg

El filme cubano La bella del Alhambra reaparece hoy en Moscú de la mano de Manuel Pérez Paredes, participante en su realización y asesor del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

La película de Enrique Pineda Barnet es un drama musical, con rasgos del teatro vernáculo, convertido en un clásico de la cinematografía de la isla, premio Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España, en 1990.

Pineda Barnet recordó en su momento que el filme fue estrenado al gran público cubano el 31 de diciembre de 1989 en el habanero cine Yara y desde entonces cosechó 42 premios, muchos de ellos internacionales.

Así, el año pasado, salió a la luz el primer DVD profesional de La bella del Alhambra, en seis idiomas y acompañado de un documental de Carlos Barba, en una especie de making off del filme.

El largometraje se incluye en la semana de cine cubano, inaugurada este miércoles con la presentación de la cinta Fresa y chocolate, de Tomas Gutiérrez Alea (Titón) y Juan Carlos Tabío, nominada al Oscar en 1995 como mejor película extranjera.

La muestra cubana incluye, además, El Benny, ópera prima de Jorge Luis Sánchez, proyectada la víspera en la capitalina sala Illuzión, Un hombre de éxito, Hasta cierto punto, La vida es silbar y El cuerno de la abundancia.

Para mañana está prevista la exhibición de Hasta cierto punto, premio Gran Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de 1983, cuya presentación la hará la actriz Mirtha Ibarra, protagonista del filme de Titón, su fallecido esposo.

Poco después de su arribo a esta capital, Ibarra confesó a Prensa Latina que Hasta cierto punto fue su primer largometraje, «con él gané el Gran Coral de actuación», afirmó.

«Además, la película fue premiada con el Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, y ello me abrió las puertas a la cinematografía cubana y la internacional», señaló.

La delegación de la isla que participa en la semana de cine la completan María Padrón, especialista principal de Relaciones Internacionales del ICAIC, e Isabel Prendes, directora general de Audiovisuales de esa dependencia.

Tomado de www.cubasi.cu

ANAÍS ABREU SE PRESENTA EN SANTA CLARA

anais-abreu-3.jpgLa destacada cantante Anaís Abreu se presentará en Santa Clara el próximo jueves 16 de septiembre, en el Teatro La Caridad, como parte de su gira nacional por diez provincias.
Nacida en Camagüey, la intérprete comenzó su vida profesional en 1973 como profesora de piano en la Escuela Vocacional de Arte, luego de cursar estudios elementales en la Escuela Provincial de Arte «Luis Casas Romero», y de nivel medio en la Escuela Nacional de Arte y el Centro de Superación de la Enseñanza Artística.
Fungió como profesora de práctica coral en las escuelas de arte de su provincia natal, así como del movimiento de artistas aficionados. Posteriormente, integró el Coro Nacional de Cuba, y en 1986 inicia su carrera como solista, con la que logró en poco tiempo un extenso catálogo interpretativo en el cual predomina su interés por la canción.
Múltiples han sido sus lauros en diferentes certámenes y festivales, entre ellos se encuentran el Primer Lugar en el concurso Todo el mundo canta (1983); el Gran Premio del género canción en el «Adolfo Guzmán» (1989); Primer Premio en el Festival del Cha Cha Chá (1990) y el Premio Cubadisco 2004 en la categoría de Cancionística por su disco «Alma».
Anaís Abreu ha representado exitosamente a nuestro país en naciones como Argentina, Chile, Hungría, ex Checoslovaquia, Francia, Italia, Grecia, Turquía, Honduras, México, España y Ecuador, y ha participado en festivales del bolero efectuados en Cuba, Venezuela, Colombia y Perú.
En el año 2004  recibió la Distinción por la Cultura Nacional. Por su potente voz es considerada una de las cantantes más sólidas de su generación.