Archivos por Etiqueta: Castro

Junto con el sueño, el pie en tierra firme

20100405080152-congreso-ujc.jpgPor Mercedes Rodríguez García

Existen varios sueños en Cuba, pero ninguno con tantas posibilidades de convertirse en realidad como el de sus jóvenes. Y ello plantea no pocos desafíos para el resto de la sociedad, como la revitalización del trabajo político, pues a esas edades se impone el convencimiento, los hechos, las acciones, el discurso creíble seguido de la misión concreta y de acuerdo con su tiempo.

En otras palabras: sentir sus intereses como propios, mantenerlos informados, con acceso al conocimiento; pedirles cuando ya han visto el ejemplo. Nuestra juventud está preparada, pero quiere tener y hacer su propia historia.

«Algunos adultos son muy críticos al referirse a la juventud de hoy y se olvidan que ellos también un día fueron jóvenes. Sería iluso pretender que los pinos nuevos sean iguales a los de épocas pasadas, un sabio proverbio reza: los hombres se parecen más a su tiempo que a sus padres.» Manifestó Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a los delegados al IX Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, clausurado ayer domingo 4 de abril, en La Habana, Cuba.

El también General de Ejército y Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, dijo estar convencido «de que hay que romper dogmas y asumimos con firmeza y confianza la actualización, ya en marcha, de nuestro modelo económico, con el propósito de sentar las bases de la irreversibilidad y el desarrollo del socialismo cubano, que sabemos constituye la garantía de la independencia y soberanía nacional.»

Pienso que a nuestra juventud les tocarán momentos mil veces más difíciles que los vividos por sus padres. El mundo es hoy mucho más complicado desde todos los puntos de vista.

No dudo del sueño de los jóvenes cubanos. Pero junto con el sueño, el pie en tierra firme decidirá el futuro y la suerte de todos sus compatriotas.  

Anuncios

KANGAMBA

REFLEXIONES DEL COMPAÑERO FIDEL
 

Kangamba es de los filmes más serios y dramáticos que vi nunca. Fue a través de la reproducción de un disco en la pequeña pantalla de un televisor. Tal vez mi juicio esté influido por recuerdos que no es posible olvidar. Cientos de miles de compatriotas cubanos tendrán el privilegio de irlo presenciando en la pantalla grande.

Los artistas actuaron formidablemente. Creí por un instante que para producirlo habían necesitado la cooperación de decenas de angolanos. Desde el punto de vista humano, se observan escenas que hacen añicos el modo despectivo y racista con que tradicionalmente el imperialismo enfoca las costumbres y la cultura africanas. Las imágenes de las casas incendiadas por los proyectiles con que los gobernantes sudafricanos armaron una etnia africana para lanzarla contra sus hermanos angolanos no se pueden borrar nunca.

                    kangamba.jpg

Las cosas ocurridas en aquel campo de batalla en que nuestros compatriotas, junto a los angolanos, realizaron aquella proeza fueron realmente conmovedoras. Sin su resistencia heroica todos habrían muerto.

Los que cayeron no lo hicieron en vano. El Ejército sudafricano había sido derrotado en 1976 cuando Cuba envió hasta 42 mil combatientes para evitar que la independencia de Angola, por la cual ese hermano pueblo luchó mucho tiempo, sucumbiera ante la invasión traicionera del régimen del apartheid, cuyos soldados fueron obligados a retroceder hasta la frontera de donde partieron: su colonia en Namibia.

Sigue leyendo