Archivos por Etiqueta: Béisbol

Villa Clara aventaja a Industriales en la final de la pelota cubana

A pesar del juez, Pestano y Borrero pusieron la músicaariel-pestano-empujo-tres-carreras-dos-de-ellas-para-traer-el-empate-y-la-ventaja.jpg

 Por: Osvaldo Rojas Garay

El equipo de Villa Clara logró reponerse de una injusta decisión arbitral que empañó el quinto partido de la finalísima en el octavo inning y se apuntó un importante triunfo (6-3), que le da ventaja de 3 victorias a 2, la cual pudiera tornarse decisiva, pues obliga a Industriales a derrotarlos dos veces en el «Sandino», para aspirar a la corona de la 49 Serie Nacional de Béisbol.
Ariel Pestano y su tocayo Borrero fueron los grandes héroes ofensivos de los anaranjados, al remolcar 5 de las 6 anotaciones del conjunto.
En la apertura del octavo, los Azules superaban a los villaclareños, 2 a 1, por cuadrangular de Yohandry Urgellés frente a Freddy Asiel Álvarez, que encontró un hombre en la ruta en el primer inning. Fue entonces cuando Ariel Pestano conectó un doblete de oro ante el relevista Frank Monthiet , que impulsó a Yuniet Flores y Andy Zamora con las carreras que le dieron ventaja mínima a los pupilos de Eduardo Martín.
Así, el estelar receptor caibarienense rememoró aquel doblete que en 1994, dejó la escena lista para que Michel Perdomo disparara la línea bombeadita que remolcó la carrera que le dio el título a Villa Clara precisamente frente a Industriales.
Con el choque 3-2, Alexander Mayeta se acreditó hit por primera, gracias a la falla de Borrero de no pasarle la pelota a Freddy Asiel. Después, Serguei Pérez conectó un roletazo al box que provocó un tiro desviado a segunda. No obstante, por lo que se pudo observar a través de la televisión Aledmis Díaz tocó a Mayeta antes de que este pisara la intermedia, pero el árbitro José Pérez Julién decretó quieto.
La decisión motivó una fuerte protesta del alto mando anaranjado que no prosperó y terminó con la expulsión del antesalista Ramón Lunar.
Al reanudarse las acciones Rudy Reyes se sacrificó, para adelantar a los corredores a tercera y segunda, respectivamente.
En esa situación, Stayler Hernández fue caminado intencionalmente  y Carlos Tabares, de emergente por Frank Camilo Morejón empujó la del empate con un roletazo a primera, en una jugada en la que Borrero debió buscar el out en la goma.

freddy-asiel-demostro-ser-el-principal-brazo-de-villa-clara.jpgDespués vino un pelotazo a Raiko Olivares con el cual Freddy Asiel terminó su excelente actuación al acumular los 120 lanzamientos reglamentarios.
El zurdo Yasmani Hernández Romero liquidó la entrada tras dominar a Irait Chirino.
En el noveno, los anaranjados fabricaron un decisivo racimo de tres anotaciones. Yandris Canto recibió base por bolas, lo cual provocó la sustitución de Frank Menéndez por Brian Ruiz, quien retiró a los dos hombres siguientes; sin embargo, a continuación toleró indiscutible de Yuniet Flores que llevó a Canto a tercera y golpeó a Andy Zamora.
El mentor Germán Mesa optó entonces por traer al zurdo Joan Socarrás para lanzarle a Ariel Borrero, quien se burló de la teoría del zurdo contra zurdo, al disparar hit remolcador de dos corredores. Seguidamente Ariel Pestano clavó la puntilla con metrallazo a costa de un envío de Carlos Martínez, que permitió la entrada de Andy Zamora en la goma con la sexta anotación villaclareña.
En la parte baja de ese capítulo hubo un amago de los Industriales al colocar dos hombres en las almohadillas. Martín no lo pensó mucho y echó mano a su apagafuegos por excelencia Yolexis Ulacia, quien se acreditó su décimo juego salvado en la historia de las postemporadas, líder absoluto en ese casillero.   

Sigue leyendo

Anuncios

¡Villa Clara da primero en la final!

mas-de-25-mil-espectadores-colmaron-las-gradas-del-engalanado-y-muy-anaranjado-stadium-sandino-de-santa-clara.jpg

El maleficio azul que azotó a Villa Clara en diez enfrentamientos consecutivos en finales contra Industriales se rompió este miércoles cuando los anaranjados lograron guardarse el primer partido de la final de la 49 Serie Nacional de Béisbol, tres carreras por dos. Esta vez, a los capitalinos no les resultó el pitcheo de relevo, a pesar de haber utilizado al Vaquero devenido en Azul, Armando Rivero, como apagafuegos, cuando la toletería naranja le había tomado la medida al abridor industrialista, Arley Sánchez.
En este inicio de play off final, quienes tomaron la iniciativa fueron los locales, al anotar por intermedio del capitán Ariel Borrero –en circulación por doblete– en la segunda entrada, luego de que Ariel Pestano lo adelantara a la antesala con un fly de sacrificio y finalmente el corralillense Andy Zamora lo remolcara al plato con sencillo al right.
el-novato-yasmany-hernandez-romero-supo-crecerse-en-los-momentos-dificiles-y-se-llevo-un-merecido-triunfo.jpgRápidos y furiosos los capitalinos ripostaron en el tercero con dos anotaciones. Después de un out, Irait Chirino despachó hit al jardín derecho, mientras que el torpedero naranja Aledmis Díaz pifió un rolling de Carlos Tabares, que al menos garantizaba el segundo out en la intermedia. Luego, el descontrol hizo mella en Freddy Asiel Álvarez (abridor naranja) y le otorgó pasaporte a Serguey Pérez. Con las bases congestionadas, y como reza una ley natural de este deporte: «después del error viene el batazo», el cuarto madero de Industriales, Alexander Malleta impulsó las que finalmente resultaron las únicas carreras de los capitalinos. 
A sabiendas del rival que tenían de por medio, los villaclareños volvieron a la batalla en la parte baja de ese inning y fabricaron la del empate en los pies de Aledmis Díaz e impulsada por el jardinero izquierdo anaranjado, Yuniet Flores. 
El abrazo en el pizarrón del estadio Augusto César Sandino de Santa Clara se mantuvo hasta el bien denominado episodio de la suerte (séptimo capítulo) cuando después de dos out, Borrero y Pestano dispararon sencillos, y nuevamente el héroe ofensivo del partido, Andy Zamora trajera para el home la de la ventaja anaranjada. 
En la parte de arriba de ese inning, Industriales amenazó con irse delante, pero el novato de Ranchuelo, Yasmany Hernández Romero (8-3) supo crecerse, y dominó sucesivamente al ex Metropolitanos Irait Chirino y a Stayler Hernández. 
En el capítulo de cierre, al primer parpadeo del zurdo Hernández, la dirección naranja trajo a su matador Yolexis Ulacia (11 juegos salvados esta temporada), quien consiguió los últimos dos out, para que la novena de Eduardo Martín se llevara la victoria frente a más de 25 mil aficionados que colmaron la cueva naranja.
Este miércoles continúa la final de la pelota cubana, con el segundo desafío entre Industriales y Villa Clara, para luego trasladarse al Latino. Por los del centro debe abrir el mundialista Luis Borroto, mientras por los capitalinos, Odrisamer Despaigne pudiera ser la carta a utilizar por el manager Germán Mesa.

Por: Mayli Estévez Pérez

Hablan los del «Villa Clara», campeones orientales de la pelota cubana

 Por: Mayli Estévez Pérez

Por novena ocasión los Naranjas están en la final del béisbol

Al término del quinto y decisivo partido de la final oriental de la 49 Serie Nacional de Béisbol, entre los equipos Villa Clara y Ciego de Ávila, que concluyó a favor de los primeros (4 juegos x 1), los anaranjados del centro, campeones de la zona este, conversaron con Vanguardia.  

Ariel Pestano, receptor titular y líder en carreras empujadas del team naranja.

«Me siento en perfectas condiciones, me siento bien al bate, bien a la defensa, muy bien en realidad. El equipo se encuentra en un buen momento, sabemos luchar y guerrear en momentos difíciles. Esperamos la decisión del otro play off para ver con quién vamos a jugar, y de esa forma trazar la estrategia que lleva.

«Por otra parte nos enfrentamos a un equipo (Ciego de Ávila), que luchó, que no se dio por vencido hasta el último momento; así que las felicitaciones para ellos también porque 12944.jpgforman parte del espectáculo que el pueblo disfruta.»

Aledmis Díaz, short stop del equipo Villa Clara, e históricamente, verdugo de la novena avileña 

«El equipo ha tenido muy buen entrenamiento, en pos de alcanzar la gran final y ahora que estamos ahí, y la tenemos en la mano, vamos a luchar por ganar el campeonato. Las novenas que luchan por el Occidente son dos buenos equipos, y cualquiera será un rival difícil, pero el terreno y la preparación a lo largo de la serie, dirán la última palabra.»

12945.jpgLeonys Martín, jardinero central y hombre proa de la nave naranja

«Las cosas nos han salido muy bien, excepto en el cuarto juego donde nos volvió a pasar lo mismo que con Santiago de Cuba, ya que salimos ansiosos. Pero en el último partido, ya estábamos calmados, cogimos una ventaja desde el primer inning, y no podemos descartar que jugábamos ante un gran equipo. Ya tenemos casi el título, y no podemos permitir que este año se nos vaya de las manos. Y Villa Clara está esperando por el que venga.»

12949.jpgRamón Lunar Armenteros, antesalista y tercer bate del team naranja

«Muy contento de volver a discutir el título, y este año como siempre, la meta será ser campeones. El equipo está alegre, jugando bonito, sea quien sea el contrario, ya dije que queremos ser campeones y lo lograremos»

«Estoy muy contento por el trabajo realizado por los muchachos, creo que ha sido excelente en todo el campeonato. También por la labor de los entrenadores, el personal de apoyo que tenemos aquí, del grupo asesor, a los organismos de la provincia, al Partido, a todos.»

12950.jpgEduardo Martín Saura, manager del Villa Clara 

–Con vista a la final del clásico cubano, ¿Cómo se preparará Villa Clara?

–Como hasta ahora lo hemos hecho. No nos vamos a descuidar nunca, vamos a seguir nuestro proceso de entrenamiento. Pienso que cualquiera nos viene bien (ya sea La Habana o Industriales), a los dos le vamos a salir a jugar de la misma forma, el equipo está en un buen momento, ha tenido un torneo muy estable, que es lo que más nos gusta.

Industriales y Villa Clara discuten el título del béisbol cubano

image_preview2.jpgEl equipo Industriales se reencontrará con Villa Clara en la final del Campeonato cubano de béisbol, después de proclamarse campeón de la Zona Occidental al ganar 4-2 su serie ante el Habana, monarca defensor.
En el último partido de la final del oeste, el pitcheo industrialista solventó las numerosas amenazas de sus oponentes para llevarse el éxito 3×1 como visitante, con buena faena combinada del zurdo Ian Rendón y el derecho Armando Rivero.
Aunque sin el dominio mostrado en el segundo encuentro, Rendón volvió a enredar a la improductiva ofensiva habanera, al admitir una carrera sucia en cinco entradas y dispersar siete hits y cuatro boletos.
A continuación llegó el momento del joven Rivero, de 20 años, quien en cuestión de semanas ha emergido como el principal relevista y salvador de la novena capitalina.

El espigado serpentinero, ex jugador del Habana, trabajó de modo casi hermético durante cuatro capítulos, a ritmo de un ponche y sólo dos inatrapables para apuntarse su segundo salvamento en el match al mejor de siete juegos.
Del otro lado, el zurdo internacional Yulieski González falló por tercera vez en la serie y permitió dos carreras limpias en 2.2 innings de labor, con cinco incogibles y dos transferencias.
El jardinero central Carlos Tabares reivindicó su condición de capitán y bujía de Industriales, al pegar de 5-4, con una empujada y dos anotadas, en ambas ocasiones impulsado por el designado Yohandri Urgellés.
Entretanto, el Habana desperdició nueve indiscutibles, al no batear con oportunidad y apenas impidió la lechada merced a un error del torpedero Rudy Reyes, quien estuvo cerca de complicar por segundo choque consecutivo las aspiraciones de su equipo.
De esa forma, el Habana cedió su reinado, que disputarán dos de los conjuntos con más tradición en el certamen.
Industriales, máximo ganador histórico, con 11 títulos, barrió 4-0 a Villa Clara en las finales de 2003 y 2004.
Los villaclareños clasificaron a la pelea por el título luego de eliminar a Ciego de Avila en cinco partidos por segundo año seguido.

Anotación por entradas:

Estadio Nelson Fernández (San José de las Lajas):

1 2 3 4 5 6 7 8 9 C H E.

-Industriales 0 0 2 0 1 0 0 0 0 3 12 1.

-Habana 0 0 0 1 0 0 0 0 0 1 9 1.

Ganó: Ian Rendón.

Perdió: Yulieski González.

Salvó: Armando Rivero.

Tigres agonizan en el play off oriental

8764.jpg

 Villa Clara ganó el tercero 10-3

Para los Tigres avileños las horas parecen contadas en la postemporada cubana de béisbol, después de caer en estado de coma este domingo, tras sufrir la tercera derrota en línea frente al subcampeón Villa Clara, 3-10.
No se produjo el duelo de zurdos que esperábamos, pues tanto Robelio Carrillo como el mundialista Maikel Folch se vieron precisados a abandonar el montículo en la quinta entrada, luego de estar metidos casi todo el tiempo en complicaciones.
Los anaranjados abrieron el marcador en el segundo episodio por doblete de Yandry Canto e imparables sucesivos de Yulexis la Rosa y Aledmis Díaz.
Pero en el cierre de la propia entrada, los avileños se fueron arriba por cuadrangular de Yorbis Borroto que encontró en circulación a Yorelvis Charles y Adonis García.
Mas, los villaclareños descontaron una en el tercero por biangular de Ariel Pestano, que envió hacia la goma a Ramón Lunar.
El empate a 3 llegó en el quinto debido a cañonazo de Yulexis la Rosa que fletó a Andy Zamora e hizo estallar del box a Folch. Si no hubo más fue porque Canto se lanzó para el plato con un fly corto de Aledmis Díaz a los jardines frente a un envío del relevista Ismael González.
Una jugada cuestionable si analizamos que detrás venía un hombre de las posibilidades de Leonys Martín.
Precisamente este último se encargó de romper el abrazo en el sexto con su quinto jonrón de la postemporada, cifra que iguala el mayor número de vuelacercas de un villaclareño en un play off, conseguido por el sagüero Oscar Machado en 1995 y 1996.
Luego, Ariel Borrero y Andy Zamora impulsaron otras dos más en las piernas de Yuniet Flores y Ramón Lunar, respectivamente.

Sigue leyendo

Entrevista a Martín Saura, manager del Villa Clara

 saura2.jpgPor: Mayli Estévez Pérez 

 Foto: Carolina Vilchez Monzón

El manager anaranjado, Eduardo Martín Saura, ofreció sus opiniones a la prensa al término del partido no apto para cardíacos que escenificaron los conjuntos de Villa Clara y Santiago de Cuba, en lo que fue el sexto y último desafío de dicho play off, tras vencer Villa Clara, siete carreras por seis, en la parte baja del noveno episodio.
Con el pase a semifinales (contra Ciego de Ávila) en el bolsillo, el manager analizó las imprecisiones que llevaron al alargue de este play off, y destacó la valentía de los contrincantes orientales. 
 «Tenemos que precisar que estábamos jugando frente a un equipo que tiene corazón y madera para estos momentos de tensión. Ellos se entregaron, salieron sin presión, y nos complicaron la serie, cuando la pensábamos ganada fácilmente. Pero siempre, supimos que Santiago de Cuba es un equipo grande, pero manteníamos la confianza en nuestros muchachos, que han lucido muy bien. Una vez más han sabido ganar.» 
–¿Considera que estos desafíos sirven de preparación frente a Ciego de Ávila, próximo rival de los anaranjados?
–Por supuesto, porque además de los entrenamientos, el juego real ofrece más ingredientes, da margen a ver mejor los errores, y trabajar en base a ellos. Algo, que se ha recalcado con los jugadores, es la selección de los lanzamientos para batear, ya que por la ansiedad de conectar, se están yendo con tiros muy malos, y de ahí la poca productividad en los últimos partidos.
–En el tema de las deficiencias, los regulares Yuniet Flores y Andy Zamora, segundo y tercer madero en la alineación, no han respondido a la ofensiva. ¿Posibles cambios en el line up?
–Sí, hemos observado esa tendencia negativa en los juegos, y este último lo ratificó. En el caso de Flores, él se presiona mucho psicológicamente cuando falla en los primeros turnos, y no ha podido revertir eso. Otra cosa que nos preocupa, es que sea Borrero, el cuarto bate naranja, quien esté abriendo los inning, y eso no puede suceder. Da a la medida de que los primeros al bate no producen, no se meten en circulación.

Sigue leyendo

Conga santiaguera en las calles de Santa Clara, y rucurrucu en el «Sandino»

12.jpg

Esta mañana la ciudad de Santa Clara, continuaba en su letargo de días por venir, y aunque la tarde anterior había delirado con la victoria de su novena en el «Sandino», hoy se disponía a un día normal. Pero justo frente al Parque Vidal, los aficionados santiagueros que llegaron a respaldar a los suyos, planeaban una venganza musical al más puro estilo oriental: conga de por medio y una corneta china que movilizó a todos.
Así que el Cocoyé, provocó en la ciudad lo que muchos entendidos llaman como «el espíritu de los play off», donde se mezclan, en un ambiente sano, rivalidad y humor criollo, en busca de ratificar favoritismos por cada bando.
Pudo verse al fanático naranja, que ante tal «atropello» a su orgullo, tomó la primera caja de un basurero y sin pensarlo mucho garabateó con lapicero, un Villa Clara Campeón. Otros salían al paso, insistiéndole a los parciales de Santiago que recogieran la conga, y tarareando la tradicional melodía: ¡Hasta Santiago a pie!, les recordaban que los anaranjados habían sido categóricos en su primer triunfo.
22.jpgPero los santiagueros más allá de regalar su música a los curiosos, también «provocaban» en un reto subliminal a que el equipo rojo del este, despertara, e hiciera más vistosa esta subserie, cuando apenas ha estirado los brazos. Las esperanzas de los orientales están centradas en el segundo partido, ya que su estelarísimo lanzador Norge Luis Vera está listo para complicarle la vida a la ofensiva central y alcanzar el ansiado empate en la visita a la ciudad naranja.
Y aunque los de la barriada de los Hoyos (quienes por más de un siglo mantienen la tradición de la conga y su toque característico en Santiago), fueron los que tomaron por asalto musical las calles de esta ciudad, aún estaban aturdidos con el rucurrucu de ayer, y tal vez esta noche la dosis de béisbol en el «Sandino» le vuelva a repetir un sonoro: ¡Santa Clara, Santa Clara, mañana me voy con Cacha pa Santa Clara!

Tomado de www.vanguardia.co.cu

Entre la conga y el rucurrucu


avispa-naranja.jpgPor Osvaldo Rojas Garay

 Cuando parecía que quedaría fuera de una postemporada por tercera vez, San-  tiago de Cuba de- mostró su clase, y con un levantón en la recta final se embol- silló el último boleto disponible para la fase decisiva de nuestro béisbol.
Así quedó planteado una vez más el eterno dilema de la zona oriental sobre qué suena más alto, la conga santiaguera o el rucurrucu a Santa Clara.
Son los equipos que más se han enfrentado en series nacionales (237), incluyendo, por supuesto, los 67 partidos que han escenificado en play off, también cifra récord.
La cuenta de por vida favorece a los indómitos de Antonio Pacheco, que se han impuesto en 129 oportunidades por 108 los anaranjados de Eduardo Martín; sin embargo, los villaclareños han sido superiores a los montañeses en duelos de postemporada, en los que acumulan ventaja de 36 satisfacciones ante 31 descalabros.
El play que arrancará mañana en el «Sandino» será el número 12 entre los colosos del Este. Villa Clara ha dominado 8 veces por 3 a sus calificados oponentes.
Los actuales subcampeones salieron airosos en las semifinales de las contiendas de 1992-1993 (4-1), 1993-1994 (4-2), 1995-1996 (4-2), 1996-1997 (4-2) y 2003-2004 (4-3), así como en los cuartos de finales de 2002 (3-1), 2002-2003 (3-2) y 2008-2009 (4-3).

Sigue leyendo

El LUNAR de la NARANJA

lunar.jpg

 Por Osvaldo Rojas Garay

 

Entre los jugadores que visten por primera vez el traje anaranjado en series nacionales, ninguno ha impresionado más que el quemadense Ramón Ernesto Lunar Armenteros, jardinero de 22 años, que a fuerza de batazos y brillante defensa se ha adueñado de una plaza de titular en el equipo de Villa Clara.

En la fase clasificatoria compiló 398 de average, debido a 35 incogibles en 88 turnos oficiales a la caja de bateo, con 3 dobles, 2 triples, 4 vuelacercas y 19 impulsadas. Guante en mano no cometió errores en 33 lances.

Sobrino de Luis Ernesto Armenteros, otrora integrante de nuestra selección beisbolera y actual manager del elenco femenino de softbol que conquistó la corona nacional, Lunar fue captado para la pelota cuando estudiaba en la escuela José Martí.

No siempre custodió las praderas. Comenzó como torpedero, pero por su elevada estatura le sugirieron que probara suerte en los jardines.

Prefirió el bosque central porque, según sus propias palabras, «resulta una posición que exige de mucho movimiento».

Cuando se desempeñaba en la categoría 11-12 representó a la provincia en un torneo celebrado en México.

«Algunos de aquellos jugadores como Leonys Martín, Darián González y Yunier Cabrera, han actuado con el “Villa Clara” en series nacionales», recuerda Lunar.


Sigue leyendo

Ya somos la gran sorpresa que nadie imaginaba

Por Rayma Elena 

villa-clara-4.jpgDespués de que los Azules se fueron en blanco, parecía que ya no habría sorpresas mayores en la Serie Nacional. Aun posibles resistencias  de Occidente, ahí estaban los santiagueros para demostrar por qué la pelota salía —como el sol— por el Oriente cubano.
¡Pero que a los indómitos se les haría de noche antes de tiempo!…, era como imaginarse un carnaval sin conga. Mas así fue, y salieron arrollados, y no arrollando Trocha arriba y Trocha abajo como en las últimas dos campañas anteriores.
Ni azul ni rojo; pero todavía la cosa pintaba rojo y azul, que —no sé por qué— es la piel que llevan los Tigres avileños. Y mire que en este campeonato (ya sin leones y no se conoce por cuánto tiempo), tenían la melena del rey de la selva.
Entonces, la posibilidad de que la piña no reinara ni en su zona y que cediera su corona a la naranja, tampoco estaba en las cartas ni en las bolas de cristal ni en los más estadísticos y científicos pronósticos, aun cuando el jugo villaclareño había corroído los aguijones de las Avispas santiagueras.
Lo cierto es que, de pronto, el Oriente comenzó a pintarse de anaranjado, aunque más al centro. Y aquí ya no hay otro color: anaranjado un parque en Santa Clara; anaranjadas las gorras de todas las empleadas de la tienda de la capital provincial frente al parque Las Arcadas.
A pesar de la «pez rubia» de harina de pan, anaranjados los estibadores placeteños, que el jueves se echaban una rastra de pesados sacos sobre sus hombros, mientras en un radio escuchaban cómo el «Villa Clara» le imponía una carga pesada, ¡pesadísima! a los avileños: tener que ganar los cuatro juegos que le restaban al play off entre ambos.
Anaranjado el «Sandino», con villaclareños de todas partes que han desafiado lo «negro» del transporte, para, mordida a mordida, irnos comiendo la piña; fruta prohibida hasta que vimos que, contra todo pronóstico, y al menos, «beisboleramente» hablando, no se vendía tan cara como prometían los numeritos de la campaña regular.
¡Que la final podría tener una mitad naranja! Creo que a la mayoría nos poncharon en la prueba de los pronósticos. ¡Quién se iba a arriesgar a tanto! Ni aun cuando estuvimos a todo tren; con menos razón, en los últimos juegos clasificatorios antes de irnos al descanso obligado por el II Clásico Mundial, y ni pensarlo cuando, a la vuelta, la clasificación le debía un «¡Gracias!» enorme a lo que habíamos hecho antes del receso…
Pero tanto lo repetimos durante 90 juegos cada año: la pelota —como la naranja— es redonda y viene en caja cuadrada. Aunque, claro está, no todo depende del enigma de la esfera, sino de la forma en que llegan los equipos y cómo enfrentan una etapa que en nada se parece a la larga y maratónica carrera clasificatoria.
Los nuestros, con hombres de menos, y como algunos dicen, sin tantos conocidos y reconocidos, sin grandes promedios ni cuerpazos, han demostrado tener un nombre: VILLA CLARA.
De escribirlo con mayúsculas se han encargado los más consagrados, como el Remolcador Borrero y el reaparecido Pestano. Leonys, ya con un Clásico Mundial, o Aledmis con su clásico jonrón en el tercer juego; La Rosa, guardián del home y ajustado al bate; Lunar, que bota bolas y, a lo Víctor Mesa, convierte en out un cuadrangular. Un Andy Zamora siempre peligroso… Yeniet, Yuniet. Y el brazo de Yosvani, Freddy Asiel, Alaín, Siverio, Yasmani…; el Machete de Ulacia.
Hasta los asombrados comentaristas nacionales les han llamado la Naranja Mecánica, en criolla traslación de aquel calificativo merecido por el equipo mundialista holandés de fútbol de 1974…, que parecía una perfecta maquinaria sobre el terreno.
A nuestra selección, a la que prefiero seguir llamando la Explosión Naranja, todavía le queda terreno por recorrer, batazos por dar, contrarios que ponchar… Todavía…, y veremos si Vaqueros habaneros por enlazar, o Tabacos pinareños por apagar…
Ya somos la gran sorpresa que nadie imaginaba, y que comenzó a ser cuando el «Rucu Rucu» apagó a la conga santiaguera.
Anaranjados seguimos: los aficionados, las calles, la bandera que Misifú, el cargabate, pasa «mágicamente», una y otra vez, por la grama del «Sandino». Anaranjados, como extensión de esa unidad, cohesión, garra y explosividad deportiva que nos llega desde el terreno.
Y pese a que la pelota es redonda y tendrá que seguir rodando…, hay razones suficientes para darles las gracias a Martín Saura y sus muchachos, por habernos reactivado a los villaclareños ese necesario orgullo de pertenecer.