Archivos por Etiqueta: antiterroristas

Escandalosa petición de emergencia contra Gerardo Hernández en EEUU

En ella, la fiscalía reconoció que carecía de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo Hernández Nordelo por el cargo de conspiración para cometer asesinato en primer grado y pidió a última hora retirarla.

Sin embargo, Gerardo fue encontrado culpable y le fue impuesta la irracional sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años por un supuesto crimen que el propio acusador reconoció había fracasado en sostener

Otra escandalosa situación en torno al proceso judicial de los Cinco, argumentada de manera reiterada por Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional, la constituye «la petición de emergencia» presentada ante la Corte de Apelaciones de Atlanta por el gobierno de los Estados Unidos a finales de mayo del 2001, en donde la Fiscalía reconoció que «Estados Unidos presenta esta petición totalmente consciente de los numerosos obstáculos que debe superar».

Después de comenzada la causa, la Fiscalía presentó como principal cargo contra Gerardo Hernández Nordelo el de «conspiración para cometer asesinato en primer grado» que se transformó en el eje alrededor del cual giró el proceso seguido en Miami contra los Cinco anti-terroristas cubanos, el juicio más prolongado de la historia norteamericana y el más silenciado también.

El 25 de mayo del 2001 la jueza en Miami había terminado sus instrucciones estrictamente ajustadas al Acta acusatoria de la Fiscalía y cinco días después, actuando con asombrosa celeridad, preocupados con la falta de sustentación del caso, los fiscales presentaron ante la Corte de Apelaciones de Atlanta esa inusual y urgente apelación, donde reconocieron que carecían de pruebas para sostener su acusación contra Gerardo y pidieron retirarla.

El gobierno reconocía dramáticamente su fracaso en demostrar la falaz acusación con estas palabras: «A la luz de las pruebas presentadas en el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo».

Como ha señalado el compañero Alarcón, la Fiscalía en esa apelación fue más allá: «este caso puede establecer un precedente devastador… el perjuicio para el gobierno será irremediable y el daño duradero» y repitió «impone una barrera insuperable a esta acusación».

La Corte de Apelaciones de Atlanta no aceptó la petición gubernamental.

Pese a que la Fiscalía reconoció que no poseía pruebas para sostener su acusación contra Gerardo y solicitó retirarla, la jueza en Miami cambió sus instrucciones al jurado y sostuvo la inculpación. El 6 de junio del 2001, Gerardo fue encontrado culpable y le fue impuesta la irracional sentencia de dos cadenas perpetuas más 15 años por un supuesto crimen que el propio acusador reconoció había fracasado en sostener.

¿Cómo explicar lo ocurrido?

Ante todo porque el juicio tuvo lugar en Miami, nido de los grupos terroristas que él combatió heroicamente y donde había sido condenado de antemano en una campaña de odio y calumnias de la prensa local pagada por el gobierno federal, como se supo después.

Carta de Antonio Guerrero a René González

Llegue con esta líneas nuestro eterno agradecimiento a todos los amigos en el mundo por todas las muestras de apoyo y por la constante batalla en aras de lograr no solo el regreso pronto de René a su casa, sino el de los cinco.

¿Por qué Cuba ha tenido que acudir al “Estado de Necesidad” para protegerse?

Carta de Antonio Guerrero a René González

Queridos amigos:

Dentro de una semana René estará terminando su injusta sentencia.

Un juez, normalmente, debía haber unido el tiempo de cumplir las condenas por los dos cargos en los que un jurado, de la ciudad donde jamás podíamos encontrar imparcialidad, lo declaró culpable. Bajo su discreción, la jueza Lenard, de la misma manera insólita con que a Gerardo, a Ramón y a mí nos impuso las cadenas perpetuas, no solo le dio a René el máximo de tiempo en cada cargo, sino que le sumó las dos sentencias, lo que hizo el total mayor posible de 15 años.

Ahora, esperábamos todos que se le dejara regresar a casa. Como explicó el abogado Richard Klugh, no hay precedentes para negarle el regreso a su familia, en un caso como este. Pero, una vez más, la decisión se toma en la Corte de Miami, donde todo ha sido siempre contrario a nosotros y donde la «tormenta perfecta» sigue influyendo con su poder y con su terror sobre cada resultado.

Había escrito una Breve carta a René, en versos, que compartí con ustedes, en la que le decía:

Hermano nuestro: cuando ya estés en casa…

Por estos días, mientras caminaba en el patio de la prisión, meditaba sobre la cruel negativa de mantener a René por tres años en una probatoria innecesaria y riesgosa para su vida, cosa de la que ha de estar muy consciente la propia jueza Lenard, quien pudo escuchar de lo que son capaces los terroristas que se albergan en Miami y otras partes de la Florida, a los que ella misma menciona en las condiciones adicionales que redactó para esta absurda continuación de la sentencia de nuestro hermano.

Y en medio de mis meditaciones brotaron otros sentidos versos que vuelvo a compartir con ustedes.

SEGUNDA CARTA A RENÉ

Hermano:
Los que te impiden regresar a casa,
esos que se alimentan de sus tretas
para tratar de hundir a nuestra patria
usando sus inútiles recetas,
si pudieran, imponiendo su saña,
de nuevo te pondrían entre rejas
o, incluso más, te borraran del mapa
con terroristas en todas sus letras.
Si pudieran tus principios, al menos,
harían se esfumaran, como el humo
que se pierde sin huellas a lo lejos.
Con el poder que tienen, en su mundo,
pudieran bien intentar lo primero.
¡Jamás podrán alcanzar lo segundo!

Llegue con esta líneas nuestro eterno agradecimiento a todos los amigos en el mundo por todas las muestras de apoyo y por la constante batalla en aras de lograr no solo el regreso pronto de René a su casa, sino el de los cinco.

Cinco abrazos.

¡Venceremos!

Antonio Guerrero Rodríguez
30 de septiembre de 2011
FCI Florence

Agradece Gerardo Hernández muestras de apoyo de todo el mundo

Gerardo Hernández, uno de los cinco antiterroristas cubanos prisioneros en Estados Unidos, agradeció hoy a quienes en el mundo brindan solidaridad a su causa, al cumplirse 13 años de su injusto encierro.
Hernández, condenado a doble cadena perpetua más 15 años en la cárcel de máxima seguridad de Victorville, California, dijo que ya es mucho tiempo y aunque hay cosas que han cambiado y otras también podrán variar, lo que nunca cambiará es la seguridad de nuestra victoria .
Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco en territorio estadounidense, leyó las palabras de Gerardo en diálogo telefónico con Prensa Latina y Radio Rebelde a propósito de este año más de injusticia .
Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 en la ciudad de Miami por alertar de los planes terroristas de organizaciones de origen cubano establecidas en el sur de la Florida.
Jrapko comentó que la lucha por la excarcelación de los Cinco como se identifica a esos combatientes contra el terrorismo ha crecido en estos 13 años y más personas continúan familiarizándose con el caso.
Manifestó también que innumerables son las iniciativas y acciones que se realizan a favor de la esa causa, entre ellas señaló la campaña Cinco por los Cinco mediante la cual cada mes remiten miles de correos y faxes a la Casa Blanca con la petición al presidente Barack Obama de que los libere.
Dentro de Estados Unidos, destacó Alicia, es importante el trabajo que estamos logrando a través de los sindicatos; además en este momento se proyecta en distintas salas un excelente documental del cineasta Saul Landau, en el que se documenta medio siglo de hostilidades contra Cuba .
El filme, del que se han distribuido ya más de mil copias, explica las razones y la necesidad de la presencia de los Cinco en Miami para monitorear a los grupos terroristas .
Alicia, quien desde el 2002 visita a Gerardo Hernández en la prisión, destacó el valor, la dignidad y el profundo amor de los Cinco a su patria, a la humanidad .
En especial en el caso de Gerardo, dijo, que ha podido comprobar que es un ser humano excepcional, que no pierde la capacidad de reírse, pese a las duras condiciones en que vive.
La causa de los Cinco tiene más de 375 comités de solidaridad en el mundo, los que reclaman a una sola voz en este 12 de septiembre el fin a la injusticia y exigen la libertad ahora.

(Con información de Prensa Latina)