Archivos en la Categoría: Educación

Convención sobre los Derechos del Niño

ninos.jpg
Los niños y niñas tienen derechos como seres humanos y necesitan también cuidados y protección especiales.

La misión de UNICEF consiste en proteger los derechos de niños y niñas, para contribuir a resolver sus necesidades básicas y ampliar sus oportunidades a fin de que alcancen su pleno potencial. Para ello, UNICEF se rige bajo las disposiciones y principios de la Convención sobre los Derechos del Niño.
Basada en diversos sistemas jurídicos y tradiciones culturales, la Convención está compuesta de una serie de normas y obligaciones aceptadas por todos. Estas normas básicas -denominadas también derechos humanos- establecen derechos y libertades mínimas que los gobiernos deben cumplir. Se basan en el respeto a la dignidad y el valor de cada individuo, independientemente de su raza, color, género, idioma, religión, opiniones, orígenes, riqueza, nacimiento o capacidad, y por tanto se aplican a todos los seres humanos en todas partes. Acompañan a estos derechos la obligación de los gobiernos y los individuos de no infringir los derechos paralelos de los demás. Estas normas son interdependientes e indivisibles; no es posible garantizar algunos derechos a costa de otros.
Un instrumento jurídicamente vinculante
La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de derechos humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una Convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección especiales, que los adultos no necesitan. Los dirigentes querían también asegurar que el mundo reconociera que los niños y niñas tenían también derechos humanos.
La Convención establece estos derechos en 54 artículos y dos Protocolos Facultativos. Define los derechos humanos básicos que disfrutan los niños y niñas en todas partes: el derecho a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; y a la plena participación en la vida familiar, cultural y social. Los cuatro principios fundamentales de la Convención son la no discriminación; la dedicación al interés superior del niño; el derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo; y el respeto por los puntos de vista del niño. Todos los derechos que se definen en la Convención son inherentes a la dignidad humana y el desarrollo armonioso de todos los niños y niñas. La Convención protege los derechos de la niñez al estipular pautas en materia de atención de la salud, la educación y la prestación de servicios jurídicos, civiles y sociales.
Al aceptar las obligaciones de la Convención (mediante la ratificación o la adhesión), los gobiernos nacionales se han comprometido a proteger y asegurar los derechos de la infancia y han aceptado que se les considere responsables de este compromiso ante la comunidad internacional. Los Estados parte de la Convención están obligados a la estipular y llevar a cabo todas las medidas y políticas necesarias para proteger el interés superior del niño.
Tomado de http://www.unicef.org

La Felicidad

Hace unos dias visitando algunos sitios en internet me encontré  con este trabajo que me pareció muy bonito  por la forma en que define la felicidad.

felicidad1.jpgQue es la felicidad?
Es un estado
permanente?
Es posible?
Es una utopia?
Se logra?
Se merece?
Es un derecho?
Como alcanzarla?

Recuerdo lps dias de mi infancia en los que el tiempo transcurria en juegos, cero preocupaciones, cero “rollos”.

Veia a la gente y las cosas de una manera distinta (sin prejuicio alguno). Disfrutaba con cosas que hoy ni siquiera me llamarian la atencion, en fin estaba sumido en un estado de armonia y despreocupacion total)

Ahora, me doy cuenta que esa felicidad se debia a que yo disfrutaba la vida tal como la recibia, no andaba en busqueda de nada en particular, cada momento era bueno de por si.

Entiendo ademas, que la vida es una serie de etapas por las cuales pasamos, y que todo lo que nos sucede tiene un proposito.

Señores, concluyo que nosotros estamos aqui para amar, si, amar todo lo que nos rodea, incluyendonos a nosotros mismos.

Ese es el mayor aprendizaje en esta vida.

Acepto que lo anterior suena muy simple, hasta poco real si vemos las actuales circunstancias que nos rodean.

De las personas que considero felices, he notado esa capacidad para amar a todos y a si mismos.

Amar no significa ser debil, significa ser honesto.

Tomado de:http://lapaginadejavier.blogspot.com

Ansiedades, miedos y fobias en la niñez

miedosyfobias-ninos-pic.jpg

Todas las personas, desde los niños(as) hasta los adultos más mayores, experimentan ansiedades y miedos de vez en cuando. Sentirse ansioso en una situación particularmente incómoda nunca es agradable. Sin embargo, cuando se trata de los niños(as), experimentar este tipo de sentimientos es normal y necesario. Sentir y lidiar con la ansiedad puede preparar a las personas más jóvenes a hacer frente a experiencias y situaciones retadoras en la vida.

La ansiedad y el miedo son normales

La definición de la ansiedad es “una aprehensión sin una causa aparente.” Suele ocurrir cuando no existe una amenaza inmediata a la seguridad o el bienestar de una persona, pero sin embargo la amenaza se siente como algo real. La ansiedad hace que una persona quiera escapar de una situación –rápidamente. El corazón late con velocidad, el cuerpo puede que empiece a sudar y pronto la persona sentirá “mariposas” en el estómago. Sin embargo, un poco de ansiedad puede ayudar a las personas a mantenerse alerta y concentradas.

Sentir miedo o tener ansiedad sobre ciertas cosas puede ser positivo porque hace que los niños(as) se comporten de una manera más segura. Por ejemplo, un niño(a) que tenga miedo al fuego evitará jugar con fósforos.

La naturaleza de las ansiedades y de los miedos cambia a medida que los niños(as) crecen y se desarrollan:

  • Los bebés experimentan ansiedad ante los extraños, abrazando fuertemente a sus padres cuando personas que no reconocen se acercan a ellos.
  • Los infantes de 10 a 18 meses experimentan ansiedad debido a la separación, sintiéndose emocionalmente disgustados cuando uno o ambos padres se apartan de su lado.
  • Los niños(as) con edades entre cuatro y seis años de edad sienten ansiedad respecto a las cosas que no se basan en la realidad, como por ejemplo, el miedo a los monstruos y a los fantasmas.
  • Los niños(as) con edades entre los siete y 12 años generalmente tienen miedos que reflejan circunstancias reales que pueden ocurrirles como por ejemplo, lastimarse o enfrentar desastres naturales.

A medida que los niños(as) crecen, un tipo de miedo puede desaparecer o ser reemplazado por otro. Por ejemplo, un niño(a) que no puede dormir con la luz apagada a los cinco años puede que disfrute un cuento sobre fantasmas años después al asistir a una fiesta. Algunos miedos pueden referirse únicamente a un cierto tipo de estímulo. En otras palabras, un niño(a) puede que quiera acariciar a un león en el zoológico pero ni soñaría con acercarse a acariciar al perro de un vecino.

Reconociendo los síntomas de la ansiedad

Los miedos típicos de la niñez cambian con la edad. Estos incluyen el miedo a los extraños, a las alturas, a la oscuridad, a los animales, a la sangre, a los insectos o a estar solo(a). Los niños(as) generalmente aprenden a tenerle miedo a un objeto específico o a una situación después e haber tenido una experiencia desagradable, como la mordedura de un perro o un accidente.

La ansiedad a causa de la separación es muy común cuando los niños(as) pequeños comienzan la escuela; mientras que los adolescentes pueden experimentar un tipo de ansiedad relacionada con la aceptación social y los logros académicos.


Sigue leyendo

Sol + cuidado = Salud



Proteger la piel de su hijo no solo previene las quemaduras solares en el momento de aplicación de estas medidas protectoras, También se esta previniendo con ello la aparición de otros problemas más serios en el futuro.

 

alfre-y-panchy.jpg

 

 

 

Recibir el sol sobre nuestra piel es una sensación agradable, pero hay que concienciarse de que se deben tomar precauciones para protegernos del peligro que conlleva la acción sobre la piel de los rayos solares. El sol es la causa principal del cáncer de piel.

En los últimos años se ha detectado un aumento alarmante en el número de casos de cáncer de piel entre las personas de raza blanca… La mayor proporción de cánceres de piel se produce en personas ancianas o adultos mayores. Sin embargo, también puede verse en niños y adolescentes.

Conviene comprender que  la frecuencia mas elevada en personas mayores tiene lugar, tan sólo porque las personas de mas edad llevan mas tiempo recibiendo el efecto del los rayos solares sobre su piel ( es erróneo pensar que esto se produce porque el sol solo daña a las personas mayores). AL DESARROLLO DEL CÁNCER DE PIEL CONTRIBUYE TODA LA EXPOSICIÓN SOLAR ACUMULADA DURANTE TODA LA VIDA, incluida aquella que tiene lugar en la infancia y la adolescencia. Nuestra piel recuerda cada quemadura, bronceado o efecto en general de la radiación solar recibida hasta el momento actual de nuestras vidas.

La mayor parte de la exposición solar de una vida se recibe durante los primeros 18 años de de la misma. Los niños dedican más tiempo a actividades al aire libre que la mayoría de los adultos, especialmente en verano.  

Los efectos perjudiciales  del abuso a la exposición al sol son los siguientes:

Quemaduras solares, riesgo de cáncer de piel y otros efectos a largo plazo causados por el daño solar sobre la piel: 

-Las quemaduras solares, el bronceado y las pecas, son todos ellos, distintos signos resultantes del daño solar a la piel.

 -Los rayos ultravioletas han resultado ser el factor más importante en el desarrollo del cáncer de piel. Hoy no hay duda de que los rayos UVB son los responsables principales de quemaduras solares, bronceado y otros tipos de daño cutáneo (incluido el cáncer de piel).

Los rayos UVA, no obstante, también son responsables del daño cutáneo, aunque no tanto como lo son los UVB.  

¿Por qué hay que protegerse del sol?

A parte del efecto cancerígeno de la exposición excesiva y acumulada de los rayos del sol, también nos causan estos, otros daños diversos en la piel. La quemadura solar daña la piel causando efectos derivados, de carácter agudo como pueden ser deshidratación, desaparición de la barrera cutánea que nos protege contra infecciones o aparición de fiebre. Frente a este daño visible, el sol también produce un daño, no apreciable a simple vista. El efecto acumulado año tras año, causado por quemaduras solares frecuentes y exposición solar excesiva, es responsable, no solo de favorecer la aparición de cáncer de piel, sino también de la aparición de arrugas y del envejecimiento cutáneo precoz, así como de la aparición de cataratas en los ojos.    

Los aplazos ¿son fuente de tensiones familiares?

images1.jpg

 Tomado de www.desarrollopersonal.la

Autor: Lic. Norberto Monterrey – Psicólogo de Niños
           y Adolescentes y ex Docente

Cuando los resultados escolares de tus hijos no son lo que esperabas suele iniciarse un período de tensiones. Y en muchas ocasiones no sabes cómo actuar. Lo primero, piensa que debes tratar el tema con madurez. Es una situación que despierta temores, topa con tus expectativas y te devuelve a una realidad que no es de color rosa. Pero… ¿cómo puedes darle la vuelta a la situación?

DARLE LA IMPORTANCIA QUE MERECE
La clave es saber alejarse del problema e implicarse al mismo tiempo. Los estudios son sólo una parte de la vida pero son un detector de personalidades, capacidades, talentos… y tienen que utilizarse para ajustar lo que le ofreces a tus hijos con lo que ellos quieren de verdad. Lo primero es que sean felices, pero sin renunciar a formarse, y valorando que hay que esforzarse y equivocarse para conseguir las metas.


Sigue leyendo