HASTA LUEGO, QUERIDO FRANK

dopico11

Cuando te conocí, tenías la edad de mi nieto ahora, diez años. Y desde entonces te quise, como eras, como fuiste. Siempre tan cariñoso conmigo. No lo creí cuando me lo dijeron, que te habías ido. ¡No puede ser! Tanto te faltaba por andar, por crear, por vivir. No pude despedirme de ti, pero siempre estarás aquí, allí, allá, en el correo de la noche, en el expediente del asesino, en las islas del aire, en tu Santa Clara, en el recuerdo de quienes te quisimos. Descansa en paz, querido Frank. Frank para mí; para la cultura cubana, Frank Abel Dopico Asencio.

frank3 Estos versos me los escribió un Día de las Madres en la calle, cuando era un adolescente, apoyándose en un automóvil que estaba parqueado, y que le brotaron en ese momento. Siguen guardados en el cofre de los buenos recuerdos.

Ver la entrada original

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: