QUIÉREME MUCHO SE VENDIÓ EN CINCO PESOS

gonzaloroig53ea1f1cb4785

Por Lino Betancourt Molina

Cuando el maestro Gonzalo Roig vivía en su casa de la calle Amistad, frente a la fábrica de tabacos H. Hupman, solía visitarlo algunas tardes. Una vez fui con el fotógrafo Rafael Calvo y lo entrevisté para la revista Romances, donde colaboraba habitualmente.

Me contó el maestro detalles poco divulgados e indagué, sobre todo, acerca de una de sus obras más conocidas: Quiéreme mucho. Me dijo entonces:

Ver la entrada original 832 palabras más

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: