Molienda de cemento de bajo carbono

19 B45 en sacosPor: Dr. Fernando Martirena Hernández

Entre los días 12 y 14 de agosto del presente se produjo en la fábrica de cemento Siguaney la última fase de la producción del “Cemento de Bajo Carbono”, o “Cemento Ecológico”, este último el nombre con que es conocido en la prensa cubana. La prueba incluyó la molienda de 137 toneladas del cemento, provisionalmente denominado como “SIG-B45”, que fue producido en las facilidades industriales de la fábrica y será entregado para su uso en obras envasado en sacos y a granel.

El “Cemento de Bajo Carbono” es una formulación novedosa de cemento desarrollada por un equipo técnico de CIDEM y del Instituto Federal de Tecnología de Lausana, Suiza, que permite sustituir una buena parte del clinquer –material más costoso del cemento- por una combinación de arcilla calcinada, conocida como “Metakaolin”, y carbonato de calcio en forma de piedra caliza. La fórmula de cemento desarrollada permite triplicar los niveles actuales de sustitución de clinquer que logra la industria de cemento cubana (alrededor del 15-18% en el cemento PP-250), para producir un cemento de similar resistencia y una resistencia muy superior a la penetración de agentes como los cloruros, que pueden producir daños en la matriz de hormigón.

La prueba industrial se inició en el mes de marzo de este año, con la quema industrial de 120 ton de arcilla caolinítica del yacimiento de Pontezuela, en Camagüey. Esta prueba concluyó de forma exitosa el 3 de abril del 2013, y en junio del mismo año pudimos comprobar que todos los parámetros de las más de 65 ton de Metakaolin producidos estaban dentro de los valores esperados. Con la molienda realizada se culmina la fase de producción industrial del nuevo cemento y comienza la de prueba experimental en obras.

El cemento producido ha mostrado excelentes propiedades hasta el momento. En pruebas de resistencia a las 24 horas alcanzó 5 MPa, el 15% de la resistencia que  se espera alcance en 28 días. No incrementa la demanda de agua, y tiene un fraguado normal, similar a los cementos comerciales P-350 y PP-250.

La prueba del cemento demanda una cuidadosa preparación de las obras donde será utilizado, y una constante supervisión del equipo técnico. Se ha planificado la producción de varias decenas de metros cúbicos de hormigones de 20 MPa y de 30 MPa para pavimentos y muros respectivamente, en las instalaciones de la Empresa Constructora de Obras para el Turismo, ECOT, en el cayo “Santa María”, en la costa norte de Villa Clara. Adicionalmente, la Industria de Materiales de Construcción de Villa Clara ha planificado la producción de unos 10 mil bloques huecos de hormigón en su planta “Eladio Rodríguez” en Santa Clara, con el nuevo cemento.

Las pruebas serán seguidas por el equipo de CIDEM para verificar el comportamiento del cemento y sus productos en condiciones reales. Con estas y otras evidencias a colectar, se pretende presentar en el 2014 al Comité Técnico de Normalización del Cemento y el Hormigón una propuesta de norma cubana para el uso de la novedosa fórmula.

Con esta experiencia Cuba se pone en le punta de los países que buscan alternativas ecológicas para la producción de materiales de construcción.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: