César Valdés: «Abrieron fuego contra los árbitros»

 Por Maily Estévez                                 Foto: Ramón BarrerasCésar Valdés RBV19 (Large)

El anuncio de su retiro es un bumerán que ya le ha dado la vuelta al mundo sin necesidad de pasaporte. Y las declaraciones no las hace a kilómetros de distancia, sino desde su casa en Santa Clara. César, a secas, sabe por qué tocamos a su puerta, así que sobran las introducciones.
«Estoy muy desmotivado desde el final de la Serie Nacional, por la manera como se manejó el criterio del arbitraje. No ha habido nadie que dijera: «esos son los árbitros que tenemos, esa es la preparación que les damos, esos son jueces que tratan de resolver el problema». Nada de eso se tomó en cuenta; ni autoridades ni la Comisión Nacional, ni nadie que tenga que ver con el béisbol se preocupó por el tema arbitraje. No voy a reclamar nada para mí, porque tú reclamas y parece que estás perjudicando a alguien y la emprenden contra uno, como la han emprendido antes contra otros atletas».
—Villa Clara beneficiada por las decisiones arbitrales…
—Por la cámara lenta no se puede chequear a los árbitros, son jugadas muy difíciles, de segundos, y sí vimos algunas donde los árbitros estaban equivocados. En otros años hemos fallado igual y han hecho las cosas como realmente deben ser, sin darle protagonismo al árbitro. Nosotros siempre analizamos los juegos, vemos los errores nuestros y también los que cometen otros en el juego. Respeto las opiniones de los aficionados, porque son el pueblo, pero los medios de comunicación, que conocen cuáles son las aristas de este trabajo, la han emprendido contra nosotros. Abrieron fuego contra los árbitros y no nos permitieron la defensa. Le achacaron la victoria de Villa Clara a una mala actuación de los árbitros. Una cosa completamente absurda, que no tiene comparación con nada, porque ganó el mejor equipo, y eso es lo que había que resaltar.
—Una cosa no quita la otra: realmente sí hubo errores costosos para uno y otro bando.
—Mira, no digo que no se analice el porqué de las equivocaciones, porque eso sí lo dijimos siempre que nos equivocamos. Todos los juegos de pelota tienen sus errores, hay más de 300 lanzamientos, 20 o 25 jugadas chiquitas, pero te equivocas una sola vez y ya decides un partido, según las «personalidades». No me siento bien, estoy muy dolido, y no nos dieron la posibilidad de defendernos. Pienso que podían habernos invitado a las conferencias de prensa, darnos un margen para explicar y sentirnos a la par de todos los que se equivocaron. «Lo único que sí puedo decir, sin temor a ofender a nadie, es que fue muy injusto que de todo lo ocurrido en los play off, de todas las indisciplinas cometidas, solo un árbitro saliera perjudicado».
—¿A esto se suman los problemas personales?
—Estoy pasando por un momento personal muy difícil, que también me llevó a tomar la decisión de retirarme. Tengo a mi cargo el cuidado de mi padre, que se recupera de una intervención quirúrgica; sé eso llevará entre cinco y seis meses. Si trabajara tendría que hacerlo de manera intermitente, como sucedió con el play off, y este es un trabajo que lleva el ciento por ciento de entrega.
—¿Un desenlace anticipado entonces?
—Solo lo había hablado con las personas más cercanas, pero luego del tercer Clásico ya lo manejé con más fuerza. Sí, pienso que sea anticipado. Para un árbitro, 22 años de trabajo es poco tiempo; en esta época uno adquiere toda la experiencia y ha llegado a la madurez, por eso me podía haber quedado un poco más de carrera.
«Tengo que defender el arbitraje, porque es lo que hago; quisiera haber sido manager, jugador, y entonces defendería desde ese punto de vista. Soy árbitro y pienso como árbitro, sé lo que se pasa, lo que se sufre; si hay una tarea ingrata en el béisbol es el arbitraje.
«También me retiro con el anhelo de ayudar, siempre con un pensamiento positivo. Tenemos el proyecto de la escuela que funciona, o va a funcionar nuevamente, aquí en Villa Clara. Todo esto lo estaba haciendo antes de comenzar la 52 Serie Nacional, y espero se mantengan estos planes».
—¿Qué espera ahora César Valdés?
—Veré lo que venga después de las entrevistas y llamados, hay que esperar, porque en estos casos cuesta adelantarse. Sé que algunos tomarán estas declaraciones como bandera, y dirán que primero debía haber hablado con ellos. No tengo que hablar con nadie, soy un árbitro de la Revolución, un árbitro de Cuba y soy libre de hablar lo que entienda. Ese es mi criterio, el de César Valdés, y tengo moral y prestigio para decir lo que quiera. A mí se me agotó el tiempo de espera para que alguien se me acercara y reflexionara respecto a estas cuestiones.
«Es muy reciente mi decisión, pero afrontaré cualquier tipo de tarea por sencilla que parezca, así sea ir a enseñar a una escuela de San Juan de los Yeras, mi pueblo. Anuncio que no me voy a retirar en un estadio, será allí en San Juan, donde nací, en el parque donde me vieron correr, junto a mis amigos de toda la vida. Con amigos del béisbol, que uno reconoce. Veremos qué sucede a partir de ahora con César, siempre estaré a disposición de Villa Clara».

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: