Hispanos camino al Oscar: dibujos animados, al ritmo del jazz latino

Nos dio mucha alegría que fuera nominada nuestra película porque es un proyecto muy arriesgado, en el que hemos invertido mucho tiempo. Hemos dejado años de nuestra vida y es una película que es un acto de amor, de amistad, de muchas cosas…"

 

Valeria Perasso    Tomado de www.bbc.co.uk

Si Fernando Trueba hubiera elegido filmar una película convencional, su proyecto “Chico y Rita” habría requerido de cientos de miles de dólares en viajes por múltiples locaciones, de La Habana a Nueva York, de allí a Hollywood y de vuelta a la capital cubana.

En cambio, el director español optó por quedarse detrás de un tablero de dibujo, abrazar un género inusual -el de la animación para adultos- y dar forma a una historia de amor y música a punta del trabajo a lápiz, que Trueba supervisó con su amigo y colaborador Javier Mariscal.

Más allá de la ficción, Chico y Rita ahora sí “viajaron” a Hollywood: la cinta está nominada como mejor largometraje animado en la edición de los Oscar que se entregan este domingo y el director transitará por la alfombra roja para descubrir si puede ganarle a “Rango”, “Un gato en París”, “Gato con Botas” y “Kung Fu Panda 2”, las otras contendientes en la categoría.

De trazo simple, estudiada reconstrucción de época y cuidada banda de sonido, el filme no sólo es un viaje en el tiempo sino un homenaje a la música latina de los años ’40 y a la internacionalización del jazz nacido en las calles de La Habana.

La nueva película de Trueba está nominada al Oscar en la categoría de mejor película animada.

“Pasamos mucho tiempo documentándonos. Fue un trabajo arduo y de mucho amor, explorando todos los caminos posibles”, señala a BBC Mundo el español Trueba, quien a sus 57 años atesora una decena de películas como director, varios Goya y un Oscar ganado en 1994, además de créditos por su trabajo de productor discográfico de leyendas hispanas como Bebo Valdés y Diego El Cigala, Chucho Valdés y el Niño Josele.

¿Cómo trabajaron para lograr reproducir con el dibujo los detalles arquitectónicos y los espacios de La Habana?

Hicimos todo lo posible y más: ver todos los libros de la época, las imágenes de fotógrafos, archivos olvidados en edificios públicos de La Habana para ver cómo estaban las calles en 1948. También vimos documentales y películas cubanas o películas extranjeras que se rodaban en los años ’40 y ‘50 en La Habana, además de ir varias veces a la ciudad y hacer muchas fotos.

(Javier) Mariscal tiene un conocimiento topográfico de La Habana que deja alucinados a los propios cubanos. Para darte una idea, el día en que la película se estrenó en Miami –la cinta se pasó en el festival de La Habana y enseguida el de Miami- un hombre estaba ahí emocionado abrazado a Mariscal diciéndole ‘es que se ve la tienda de mi padre’. Imagínate, ¡en una película de dibujos que se vea una tienda de hace tantos años! Y no me extraña que haya ocurrido así, porque Mariscal se ha documentado de una manera exhaustiva, en un trabajo muy concienzudo.

¿Por qué eligieron el dibujo de animación para contar esta historia, que es la de un músico y una cantante unidos y separados a lo largo de sus carreras, pero que es básicamente un cuento de amor?

La película reproduce con cuidado la arquitectura de La Habana en la década de 1940.

Fue al revés, el dibujo nos eligió a nosotros. Todo nació del deseo de trabajar juntos con Mariscal en una película y encontramos una historia después. Yo había visto unos dibujos que él había hecho para un videoclip, que eran de calles de La Habana vieja, y cuando vi esos fondos quedé fascinado y pensé que sería muy bonito hacer una película que ocurriera en esos escenarios. Y así empezamos.

¿Y su doble vida de director y productor musical jugó un papel a la hora de hacer un filme sobre el son cubano y el jazz latino?

Se impuso, si íbamos a hacer una historia en Cuba resultó bastante claro desde el principio que también tendría la música como eje. Y el músico (el personaje de Chico) pensamos que podía ser un pianista, para que cada vez que tocara en el dibujo, tocara en realidad Bebo (Valdés). Y así la cosa se fue montando.

Usted tiene mucho trabajo a cuestas con Bebo Valdés, ¿cómo fue la colaboración para este trabajo en particular?

Pues muy bonito y a la vez muy delicado, porque Bebo está muy mayor. Digamos que la película ha sido su último trabajo, ahora él tiene 93 años y ya estaba jubilado cuando empezamos el proyecto. Acaba de retirarse de hacer conciertos, justamente.

Pero le propuse lo de la película, le divirtió mucho y, claro, yo tenía que tener mucho cuidado de qué cosas Bebo podía hacer y cuáles había que encargarle a otros músicos porque eran ya demasiado exigentes para su edad. Bebo las hubiera hecho como nadie diez años antes, pero ahora era pedirle mucho. Nos hemos nutrido mucho de su música, hemos utilizado sus composiciones y él ha tocado el piano y ha hecho algunos arreglos sencillos. Bebo es uno de los arreglistas más grandes que ha habido y hemos logrado que aportara esa magia especial a esta película. Que además es un honor que “Chico y Rita” haya sido el último trabajo en la carrera de tremendo músico. Por eso la película está dedicada a él.

"Chico y Rita" es una película de amor y de música.

Y el relato de ficción también termina en la vejez de un músico, de Chico en este caso: en su retiro tras una vida ajetreada, casi como una metáfora…

Sí, es como la historia de Bebo. Aunque Chico no tiene nada que ver con Bebo porque sus biografías son casi contrapuestas en algunos sentidos, como el hecho de que Chico nunca lograra triunfar, es cierto que Bebo ha sido la inspiración mayor que hemos tenido para hacer la película.

Usted ganó un Oscar ya, con “Belle Époque” en 1994. ¿Qué diferencias hay entre esta contienda y aquella, desde su experiencia?

Bueno, pues ahora soy más mayor. Más viejo (se ríe). Tengo 18 años más, aquello fue en el siglo XX y ahora estamos en la segunda década del siglo XXI… ¡cómo pasa el tiempo! Veo las cosas mucho más tranquilo, pero igual con mucha ilusión. Nos dio mucha alegría que fuera nominada la película porque es un proyecto muy arriesgado, en el que hemos invertido mucho tiempo, mucho trabajo… Hemos dejado años de nuestra vida y es una película que es un acto de amor, de amistad, de muchas cosas…

En los últimos años, ¿cree que se ha abierto un nuevo espacio para la animación para adultos?

Es arriesgado hacer animación para adultos. La animación de niños quieras que no tiene un mercado potencial muy grande, tiene otras perspectivas comerciales. Aquí no, nos lo hemos puesto muy difícil. Con lo cual todo premio o reconocimiento es muy bienvenido porque ayuda mucho a que la película se vea más y a que, según esperamos, podamos hacer alguna otra.

¿Tienen ya algún proyecto en mente que también involucra la música?

Mariscal y yo tenemos varios, tienen que ver con la animación y un poco con la música también, aunque no son el mismo tipo de película, sino completamente distintas.

La Academia este año ha incluido en su lista de nominadas en la categoría animación a películas soprendentes: extranjeras, pequeñas, fuera de las súper producciones de audiencia masiva de los grandes estudios, y así llegaron “Chico y Rita” o “Un gato en París”. ¿Cree que es una señal de cambio o una mera coincidencia?

No lo sé, pero habla muy bien de la Academia. El que los votantes estén abiertos a esto es muy bueno. Alguien me hizo notar que la nuestra es la única que tiene personajes humanos (se ríe). Pero habla también muy bien de la Academia que nominen a mejor guión a “Una separación”, la película iraní (que compite también como mejor cinta en lengua extranjera): para mí es la mejor película del año, debería competir en la categoría de mejor película general, no sólo extranjera. Siempre ha habido curiosidad en Hollywood por lo que se hace fuera y no se puede ser injusto, siempre han tenido un ojo para el cine europeo: este año quizás eso se refleja más claramente.

¿Y las audiencias, están más preparadas para ver animaciones para adultos?

Bueno, los adultos no van al cine de animación nunca sino cuando llevan a sus hijos o a sus nietos. Eso es lo que vuelve tan arriesgado hacer una película como la nuestra. Pero a la vez creo que cada vez más se va creando un público nuevo para esto. No por nosotros, ya abrieron el camino “Persépolis” o “Vals con Bashir” y otras, toda la gente que está trabajando en este nuevo tipo de animación. Es bonito que ocurra.

¿Cree que en España hay ahora posibilidades de que a usted lo sigan otros?

Yo creo que sí, España siempre ha tenido muy buenas perspectivas. España es un país de dibujantes, de ilustradores, de caricaturistas y de animadores. Siempre ha habido animadores españoles en Hollywood, lo que no teníamos era el poder industrial por lo cual muchos de ellos tenían que emigrar. Eso, ojalá, va a ir cambiando.

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: