Antoni Miró, gráfica y compromiso

VIRGINIA ALBERDI BENÍTEZ                              Tomado de: wwwgranma.co.cu

No solo por la amistad y la admiración que le profesó al arte y el ejemplo de Antonio Gades, sino también por ser él mismo portador de arraigadas convicciones artísticas, éticas y humanas, Antoni Miró, reconocido creador español, catalán por más señas, en el campo de las artes visuales, dedicó a la figura del notable bailarín y coreógrafo una serie de obras gráficas que bajo el título Antonio Gades / Vientos del pueblo, quedó inaugurada el último lunes en la galería Orígenes del Gran Teatro de La Habana, con la cual rinde homenaje al reinventor para la danza de Bodas de sangre y  Carmen.

Eugenia Eiriz, viuda del hombre que revolucionó el flamenco y directora de la Fundación Antonio Gades, ha dado testimonio del surgimiento de la iniciativa: “Cuando empezamos a trabajar sobre el 75 aniversario del nacimiento del coreógrafo, llamamos a Toni. No me dijo nada, tampoco se caracteriza por ser hombre de muchas palabras, así que no me extrañó, pero meses más tarde recibí un mensaje para que fuera a conocer el trabajo que había dedicado a Gades en el Mas Sopalmo, esa casa que es su estudio – museo – mundo particular. Lo que vi allí me impactó profundamente. La obra revela las distintas facetas de Antonio Gades”.

En efecto, Toni Miró despliega un repertorio de imágenes que se destacan por establecer una comunicación directa con el espectador, sin renunciar a la complejidad de los niveles de significación que se deriva de la propia naturaleza de la creación gráfica.

Si la fotografía, por sí misma, implica la fijación de un instante en el tiempo, el artista se las arregla para multiplicar su perspectiva mediante la manipulación digital de las imágenes, su vibración cromática y las propias dimensiones de las piezas.

De la mirada al gesto, de la quietud al movimiento, del registro físico al tono espiritual, puede seguirse a través de la obra de Miró la expansión de la personalidad de Gades, subrayada por la correspondencia entre el antológico poema de Miguel Hernández que da título a la exposición y la reciedumbre y esplendor de un artista que representa un paradigma de identidad entre vida, ideología y creación.

No es este el primer contacto de Miró con el público cubano. Memorable resultó la colección Para Cuba hace algunos años y más todavía la convocatoria que libró para que reconocidos artistas de la península hicieran lo que llamó “un viaje de papel” al donar estampas que enriquecieran nuestro entorno visual.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: