Bacterias resistentes a los antibióticos desafían a comunidad científica

La creciente emergencia en todo el planeta de  bacterias multi-resistentes a los antibióticos y la movilización de los  investigadores para hacerles frente están en el centro de la principal  conferencia sobre enfermedades infecciosas (ICAAC) reunida este fin de semana  en Chicago.

“La resistencia a los antibióticos en el mundo es claramnte el tema de  actualidad, ya que se puede observar en todas ima pandemia”, advierte el doctor  Jean Cardet, consultor ante la Organización Mundial de la Salud, quien lanzó  una iniciativa en abril contra este fenómeno y propone un uso moderado de los  antibióticos.

Cardet hace referencia a la bacteria Eceh (E.coli), responsable de la  muerte de 51 personas este año en Europa, sobre todo en Alemania, y que ha  resultado ultrarresistente, al igual que la superbacteria NDM-1 (New Delhi  metalo-lactasa), una amenaza persistente.

De hecho, se trata de un gen en la bacteria que produce ese tipo de enzima  capaz de destruir los antibióticos, un mecanismo que se observa en otros  microbios.

Este médico destaca en una entrevista con la AFP en Chicago que es  necesario distinguir entre las bacterias llamadas Gram positiva, como el  estafilococo dorado, y la Gram negativa, tales como la E.coli, la salmonella y  la pseudomona. Estas últimas representan el 60% de todas las infecciones y son  estos patógenos en particular a los que el actual arsenal de antibióticos tiene  dificultades para combatir.

Ellas son responsables de la mayoría de las infecciones pulmonares  hospitalarias, de las de los conductos urinarios y de la sangre.

Los avances en la higiene hospitalaria y la puesta a punto de antibióticos  contra las bacterias Gram positiva, como el estafilococo dorado, hicieron  retroceder los casos de resistencia, sobre todo en Francia, señala el doctor  Cardet.

Gram –nombre del científico danés que puso a punto está técnica a fines  del siglo XIX– refiere a un procedimiento de coloración de la membrana de las  bacterias para distinguirlas. Las Gram negativas tienen una membrana más espesa  y son, pues, más resistentes.

“Las bacterias Gram negativas se convierten en muy resistentes a varias clases de antibióticos”, constata asimismo la doctora Karen Bush, profesora de  la Indiana University de Bloomington, durante una conferencia de prensa. Pero  observa también cambios esperanzadores en los futuros antibióticos.

“Este año hemos notado, cuando preparábamos el programa de la conferencia  del ICAAC, que por primera vez hay presentaciones sobre un gran número de  nuevos tipos de componentes que tienen por blanco los enzimas producidas por  esas bacterias”, dijo el sábado durante una conferencia de prensa.

“Estas nuevas sustancias parecen alcanzar a una parte de las bacterias o a  los múltiples mecanismos de resistencia microbiana que dificultan o impiden el  tratamiento” de las personas infectadas.

La doctora Bush afirmó asimismo que “las empresas farmacéuticas se  interesan más en las primeras fases del descubrimiento de nuevos tratamientos  antibióticos”.

La firma Cubist Pharmaceuticals de Boston está en la primera línea de  combate contra las bacterias Gram negativa, que los grandes laboratorios  consideran poco rentable.

En agosto la compañía realizó el último test de su antibiótico CXA-201, que  tiene por blanco las bacterias Gram negativa

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: