La pasión de Héctor Villaverde

villacartel.jpgPor VIRGINIA ALBERDI BENÍTEZ

Tomado de www.granma.co.cu

La concesión durante la última semana del Premio Nacional de Diseño 2011 a Héctor Villaverde hizo justicia a uno de los artistas que con su impronta definió el rumbo creativo de la cartelística cubana de la segunda mitad del siglo XX.

Este reconocimiento lo concede la Oficina Nacional de Diseño Industrial (ONDI) a los profesionales de más elevado desempeño a lo largo de toda una vida y considera entre sus candidatos a las más diversas esferas del diseño. Que se haya particularizado el caso de Villaverde seguramente tiene que ver con el posicionamiento de vanguardia del diseño gráfico cubano tras el triunfo revolucionario de enero de 1959, y al hecho que dentro de esa vanguardia el laureado ocupe un lugar prominente.
Cartel de Villaverde para el Centro Pablo.

Y es que Villaverde, desde los tempranos 60, contribuyó a que el cartel dejara de ser visto como arte menor o de circunstancias para convertirse, sin dejar de cumplir con su propuesta publicitaria, en un objeto de valor estético por sí mismo. Alentaron ese salto los diseñadores que trabajaban para el ICAIC, la esfera ideológica del Partido y el Consejo Nacional de Cultura, organismo este último en el que se insertó el joven Villaverde.

A la par de la producción de carteles, el artista fue desarrollando una fructífera carrera en otras zonas del diseño gráfico, como la identidad de publicaciones, entre ellas Revolution and/et Culture y Cuba Internacional, y las colecciones literarias de la UNEAC.

También hay que destacar en Villaverde su labor como promotor del rescate de la memoria del diseño gráfico cubano, su interés por transmitir experiencias a las jóvenes generaciones, el impulso que dio a la utilización de las nuevas tecnologías en función del diseño convocado por el infatigable Víctor Casaus en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, institución que le otorgó también el Premio Memoria Viva, por su prolija documentación de la historia del diseño cubano entre 1959 y 1974.

Todo ello se resume en una palabra: pasión por el diseño. La cual va acompañada por otra: perseverancia.

 

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: