Ellos se fueron de Cuba, pero Cuba nunca se fue de ellos

cartel-version11.jpgPor Roberto Chile, especial para Cubadebate

Operación Peter Pan, cerrando el círculo en Cuba“, es el título del más reciente documental de la realizadora Estela Bravo, que será estrenado el próximo 8 de diciembre a las 8:00 pm. en el Multicine Infanta, en el contexto del XXXII Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, que sesionará desde hoy y hasta el 12 de diciembre en La Habana.

Provenientes de Los Ángeles, Tennessee, Miami y Washington D.C., cuatro de las principales figuras del documental viajarán a La Habana para participar en el estreno. El filme, de 57 minutos de duración, aborda un hecho insólito ocurrido en nuestro país durante los años inmediatos al triunfo de la Revolución, “La Operación Peter Pan”, organizada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, con la participación de Monseñor Bryan O. Walsh de la Arquidiócesis de la Iglesia Católica Romana en Miami, y la complicidad de otros sacerdotes católicos en Cuba y Miami y opositores de la Revolucion.

documental-peter-pan-580x326.jpgLa  Operación condujo al éxodo de 14 000 niños y adolescentes hacia los Estados Unidos en el período comprendido entre 1960 y 1962. Fue concebida y organizada tras una campaña de terror, que se valió de la mentira de que el gobierno revolucionario cubano despojaría de  la Patria Potestad a los padres de los niños nacidos en la Isla y los enviaría a campamentos de trabajo en la Unión Soviética.

Es invaluable, desde el punto de vista humano, el costo de la terrible patraña en las familias cubanas, particularmente en aquellos niños que, arrancados de su patria, cultura, idioma y familiares cercanos, se vieron obligados a vivir y crecer sin el calor de sus padres.

ernesto-y-estela-bravo-300x225.jpgEstela Bravo, con certera mirada y fina sensibilidad, nos revela en este audiovisual, cuyo guión corre a cargo de Ernesto Bravo, el testimonio de algunos de los principales organizadores de la cruel operación, tanto en Cuba como en Miami.

La cinta también muestra a varios de aquellos niños desarraigados (conocidos como “peterpanes), quienes medio siglo después visitaron la Patria para “cerrar el círculo”, y quedar en paz consigo y la tierra que los vio nacer.

Conozco a Estela Bravo desde que iniciaba sus primeros documentales en nuestro país a principios de la década de los ochenta. He tenido el privilegio de acompañarla como camarógrafo, editor o simple colaborador, en la realización de algunos de sus documentales: “Niños deudores”, “Los Excluibles cubanos”, “El Santo Padre y la Gloria ” y “Fidel: la historia no contada”. Como espectador, he vibrado de emoción ante sus filmes. Comparto las opiniones que sobre Estela han rubricado importantes figuras de la cultura internacional: Tomás Gutiérrez Alea (Titón), Mario Benedetti, Eduardo Galeano y Nicolás Guillén.

A pesar de no haber visto un solo pie de esta nueva película de Estela, me atrevo a asegurar que la noche del 8 de diciembre será de revelaciones y emociones. Cuando aparezcan los créditos finales de la cinta, resonarán en la sala los aplausos, y seguramente, correrán lágrimas. Yo por mi parte, que rebaso los 50 años, seguro me preguntaré cómo sería mi vida si hoy yo fuera un Peter Pan.

Pero antes converso con Estela. Quiero saber cómo surgió la idea de realizar un documental sobre esta nueva obra y su respuesta, por supuesto, la comparto con ustedes:

En 1979, cuando filmábamos ” Los que se fueron”, nos enteramos de la historia de los “peterpanes” por intermedio de emigrados cubanos que entrevistamos entonces. También al filmar el entierro de Carlos Muñiz Varela, asesinado en Puerto Rico, supimos que Carlos había sido uno de ellos. Ese propio año, en Nueva York, conocimos a la artista Ana Mendieta, que también era otra peterpan”, la entrevistamos e hicimos amistad con ella y su familia en Cuba. También en ese año intercambiamos con el Moseñor Bryan O. Walsh, quien fuera el eje de la siniestra operacion en Miami. En “Los que se fueron”, hicimos breve referencia al tema.

Pero en 1999, cuando conocimos a Elly Chovel, mujer maravillosa, quien fuera fundadora de la Organizacion Peter Pan Inc. en Miami, decidimos emprender la realización del documental. A medida que penetramos en la interioridad de algunos de ellos, nos dimos cuenta de la profunda herida que les había provocado la Operación organizada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la Iglesia Católica, hace ya medio siglo.

Nos propusimos que el filme explicara lo que había ocurrido con esos niños y contribuir a ”cerrar el circulo, haciendo paz consigo mismos y la tierra que los vio nacer”. Trabajábamos en la película en el año 2000 y, sin concluirla aún, la exhibimos como “obra sin terminar”. Pero debimos interrumpir el trabajo para no perjudicar a los peterpan” en los Estados Unidos por el clima hostil que se había generado allí con motivo de los sucesos relacionados con el niño Elián González.

Elly Chovel falleció en el año 2007 mientras organizaba la primera visita a Cuba de un grupo de peterpanes”. Posteriormente, otra de estas niñas separadas de sus padres nos visitó con el propósito de continuar el sueño de Elly. Así, a quienes conocimos y entrevistamos en 1999, los invitamos a visitar a Cuba. Ellos no se conocían. En septiembre del año 2009, cinco peterpanes” estuvieron en la Isla varios dias. Eran cinco solamente. Ese fue el comienzo para que otros visitaran la tierra que los vio nacer y superaran el trauma qu

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.
A %d blogueros les gusta esto: