Hacia un socialismo cada vez más justo, humano y eficiente, ratificó Salvador Valdés Mesa

6372.jpg

 

Intervención del Secretario General de la CTC, Salvador Valdés Mesa, en la celebración central por el Primero de Mayo en Cuba

 

General de Ejercito Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Compañeros Miembros del Buró Político y Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Compañeros Miembros del Consejo de Estado.

Distinguidos invitados,

Trabajadores; compatriotas

La Plaza vuelve a ser escenario del masivo respaldo del pueblo a la Revolución y su voluntad de continuar defendiendo la Patria libre y soberana.

A lo largo y ancho del país celebramos este Primero de Mayo dedicado al aniversario 50 del triunfo de nuestra gloriosa Revolución y al 70 de la fundación de la Central de Trabajadores de Cuba.

Los últimos meses han sido de intenso trabajo. El pasado 24 de febrero concluyó exitosamente el proceso de elecciones generales iniciado en el mes de octubre, con la constitución de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular y la elección del Consejo de Estado, presidido por el compañero Raúl.

En la producción y los servicios se obtienen modestos avances, incluido los programas sociales priorizados, aún cuando resta mucho por hacer en estos campos.

Crece y se fortalece el prestigio de Cuba en la arena internacional. Así lo demuestra el respaldo a nuestra lucha contra el bloqueo en Naciones Unidas, el reconocimiento a la colaboración solidaria de miles de compatriotas en decenas de países y nuestra contribución al proceso de integración regional, en particular la Alternativa Bolivariana para las Américas.

Los cubanos tenemos por delante importantes desafíos. El primero nace de nuestras propias insatisfacciones, de lo que nos resta hacer por el desarrollo del país en beneficio de todos. Están definidas insuficiencias y debilidades, y precisado el derrotero de nuestras acciones.

Es fundamental concentrar los esfuerzos en el incremento de la producción y la productividad, sobre todo de alimentos; en la elevación de la calidad de cuanto hacemos, en particular de las construcciones y los servicios que se brindan a la población; en la sustitución de importaciones y el aumento de las exportaciones.

Asegurar el uso racional de los recursos materiales y financieros, que posibilite lograr ahorros de portadores energéticos y materias primas, reducir los costos y alcanzar la eficiencia económica que necesitamos.

Solo el esfuerzo creador de nuestros trabajadores manuales e intelectuales puede asegurar el bienestar material y espiritual a que legítimamente aspiramos. La palabra de orden es consagrarnos al deber con disciplina y organización, firmemente unido bajo la dirección del Partido.

Estamos obligados a librar tenaz combate contra las indisciplinas, las violaciones de lo establecido y cuanta conducta delictiva o corrupta lacere la integridad ética y moral de nuestros colectivos laborales.

Vivimos tiempos complejos cuyas consecuencias nos impactan a todos. Al incremento galopante del precio de los combustibles y los alimentos, se unen los efectos del cambio climático para conformar una real amenaza de hambre para cientos de millones de personas, a la que se suma las guerras y conflictos presentes en todos los continentes.

A veces nos olvidamos de estas realidades que condicionan y afectan nuestra cotidianidad, en nuestro caso acompañadas de la hostil y obsesiva política del imperio contra Cuba en todos los terrenos. Ni unas ni otras nos intimidan, ni nos harán retroceder en el empeño de seguir construyendo el socialismo.

Nuestros Cinco Héroes constituyen ejemplos de la voluntad indoblegable de resistencia de nuestro pueblo. En este Primero de Mayo les enviamos un mensaje de respaldo, aliento y compromiso a Gerardo, Antonio, Ramón, Fernando y Rene, a punto de cumplir una década de injusto encierro en cárceles de los Estados Unidos.

En el Día Internacional del Trabajo, llegue nuestro fraternal saludo proletario, internacionalista y solidario a los trabajadores y pueblos hermanos que luchan por un mundo mejor y hacen suya nuestra causa.

Compañeras y compañeros:

Desde esta histórica Plaza, ratifiquemos nuestra determinación de continuar el camino trazado por el fundador de la Revolución cubana, el compañero Fidel, hacia un socialismo cada vez más justo, humano y eficiente.

¡Que comience el desfile y vibre la Plaza a nuestro paso!
¡Viva nuestro pueblo de trabajadores!
¡Vivan Fidel y Raúl!
¡Viva Cuba Libre!

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: